Así será Sant Jordi este 2024

Equipo
By Equipo
6 Min Read

“¿El sistema de copago ha venido para quedarse en Sant Jordi? Si eso nos permite trabajar mejor, sí. Todo apunta a ello. Pero abriremos la reflexión dentro del sector una vez terminada la jornada”. Así lo ha señalado Èric del Arco, presidente del Gremi de Llibreters de Catalunya, en una rueda de prensa celebrada este lunes en el Ateneu Barcelonès para avanzar cómo se prevé la celebración del día del Libro y la Rosa, que este año cae en día laborable por primera vez desde la pandemia. También han participado el secretario técnico del gremio, Marià Marín; la consellera de Cultura, Natàlia Garriga; el regidor de Cultura i Indústries Creatives del Ajuntament de Barcelona, Xavier Marsé; y Jordi Ferré, en representación de la Cambra del Llibre de Catalunya.

Este 2024 será el primer año que librerías y editoriales deberán pagar si lo que desean es tener una parada en las “zonas profesionales” de Barcelona. Es decir, en las que requieren determinados servicios (iluminación, seguridad…) y que se sitúan en algunos de los puntos céntricos de la ciudad: en la plaza Universitat; en la plaza Sarrià; en la plaza Orfila, de Sant Andreu; en Passeig Lluís Companys, en la calle Gran de Gràcia; y en La Rambla, cuna de esta festividad, que este año, como novedad recupera su totalidad y se llenará de rosas y libros desde Canaletes hasta Santa Mònica.

El precio irá desde los 80 euros por 6 metros de caseta si se está agremiado y 100 si no, habiendo la posibilidad de que las haya de 12, 18 o 24 metros. Además, habrá otras zonas profesionales, en las que los paradistas no pagarán, y que se sitúan en la zona de Diagonal-Les Corts; en la Rambla del Poblenou; en el paseo Sant Joan-Arc de Triomf y junto a la Biblioteca Gabriel García Márquez, donde el día antes el escritor de literatura infantil David Walliams dará el pregón.

Más de un centenar de asociaciones, entidades y personas del ámbito cultural denunciaron a mediados de marzo lo que consideran la “privatización” de la Diada y suscribieron un manifiesto abogando por “una festividad popular”. Del Arco ha respondido a todas las manifestaciones surgidas desde que se anunció la medida: “Nos hace mucha ilusión celebrar Sant Jordi, pero nos gusta también que se pueda trabajar con unas condiciones óptimas. Y en Barcelona hemos encontrado una forma que nos permite hacerlo bien, teniendo en cuenta que se han pasado de 186 paradas en 2017 a 435 este 2024”, puntúa Del Arco, que asegura que el modelo anterior “se ha vuelto inviable”, teniendo en cuenta de que “más de un millón de personas se acercan este día al centro de la ciudad”. La nueva tasa espera recaudar un máximo de 40.000 euros, lo que supone “entre un 15 y un 17% del coste total” de Sant Jordi.

La consellera Garriga ha invitado a “girar la mirada” y ha recordado que “la Administración aporta alrededor de un 85% para esta actividad”, lo que significa “una apuesta clarísima” ya que “lo normal es que quien hace y promueve y hace la actividad haga una pequeña aportación”. El coste de todo ello asciende, según las cifras dadas a conocer por Ferré, a más de 245.000 euros, de los que la Generalitat aporta 175.000 y el Ayuntamiento, 30.000, además de la logística de la Guardia Urbana,

La Cambra, por su parte, está convencida de que “la implantación de unos espacios dedicados al libro y la rosa han sido clave para la racionalización de la fiesta, a parte de las mejoras en seguridad, eficiencia y servicios”. Y es que, un año más, Sant Jordi vuelve a batir récords en distintos ámbitos. Habrá 336 paradas (16 más que el año pasado), además de contar con otro centenar frente a librerías, con lo que el total será de 435. El metraje también se amplía en 3.356 metros, así como los puestos facilitados para las firmas de autores, 214, uno más que el pasado 23 de abril.

Otra de las particularidades de este Sant Jordi es que no se dará a conocer el nombre de los libros más vendidos de la jornada la misma noche del 23. “Se difundirá una lista con las tendencias de los cinco más vendidos en cada categoría”, ha aclarado el presidente del Gremi de Llibreters, que reconoce haber “tomado nota de lo que ocurrió el año pasado”, pues fueron varios títulos los que oscilaron el podio en los siguientes días de la festividad. La lista definitiva, con todo el escrutinio analizado al completo, se dará el 29 de abril.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *