Barcelona 85 – Real Madrid 79: Laprovittola doma al Madrid en un clásico de altos vuelos

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Aplaudía eufórico Laporta, puesto en pie en el palco con el partido aún en juego y sus vecinos sentados, rendidos todos a Laprovittola, que acababa de teñir definitivamente el clásico de azulgrana a medio minuto del final. Retumbaba el Palau para celebrar la segunda victoria ante el Real Madrid del curso después de seis intentos, magnífico el equipo de Grimau ante su bestia negra, reafirmando así su proyecto el técnico cuando la temporada encara la recta final.

Se llevó el argentino la gloria en una tarde que no se hubiera entendido sin Ricky Rubio, con el que el Barça carburó mucho mejor que con Satoransky, sensación que corroboró la estadística. Con el de El Masnou en el parquet, ganó el Barça de +21 –el mejor azulgrana–. Con el checo, cedió un -16 –el peor balance–. Pero no fue un clásico para señalar sino para destacar los intangibles que sumaron todos los azulgrana, incluido Satoransky, ante el monumental reto que supone siempre el vigente campeón de Europa.

Los de Grimau llegaron a mandar por 38-17, pero el Madrid reaccionó y Laprovittola tuvo que desplegar toda su magia

Tardó dos minutos el Barça en arrancar el motor pero, cuando lo consiguió, pareció subirse al Red Bull de Vertsappen. Pasó el marcador del 3-7 al 16-7 con una velocidad pasmosa, al ritmo que imponía un Ricky en versión premium en su primer clásico. Sus cinco puntos seguidos hacían estallar a un Palau vestido de gala, con 7.726 espectadores sellando la mejor entrada del curso, incluyendo al presidente y a media plantilla futbolera, ávidos todos de un clásico de altos vuelos.

A toda velocidad y en bajada, nadie mejor que Laprovittola para coger el volante del conjunto azulgrana, que seguía aumentando sus diferencias. Un triple por aquí y otro por allá del mago argentino dejaban grogui al Madrid (22-9). Aunque aún no había llegado lo peor para los blancos, que atraviesan un tramo de curso casi indescifrable, con los deberes aparentemente hechos y dejándose llevar en muchos tramos de los partidos. Abrines también se unía al festival desde el arco, con siete aciertos del Barça en sus primeros nueve triples intentados, y los blancos no encontraban respuesta. Un mate instagramero de Vesely estiraba hasta el (38-17, minuto 15), la máxima de toda la tarde.

Le costó al Madrid darse cuenta de que o se metía en el partido o se podía llevar una paliza histórica, más trágica en lo emocional que a nivel clasificatorio, eso sí, por mucho que Unicaja le arrebatara el liderato tras la derrota. Un triple de Rudy Fernández y otro, marca de la casa, de Llull, siempre ellos, activaban al equipo de Chus Mateo, que rotaba de manera incansable intentando encontrar soluciones. Aunque fue Deck, siempre tranquilo, siempre peligroso, el que fue capaz incluso de romper la barrera de los diez puntos antes del descanso con seis puntos consecutivos (42-33).

Se avecinaban curvas para el Barça porque era imposible mantener ese ritmo infernal del inicio y el Madrid había despertado, oliendo sangre. Rugían los blancos, que se iban acercando poco a poco. Ya no entraban los triples, sólo dos aciertos de sus últimos 16 intentos, y el Barça apenas vivía de algunas canastas de Hernangómez. Respiraron los azulgrana con el regreso a pista de Ricky. Tavares se iba luego del partido con cinco faltas, complicadísimo el arbitraje ante tanta protesta de todos, y con 71-67 en el luminoso. La quinta de Poirier poco después dejaba desnudo al Madrid en la pintura, escenario ante el que Laprovittola sacó la varita y empezaron a aparecer conejos. El clásico era azulgrana.

Ficha técnica

85. Barça (27+18+19+21): Satoransky (3), Laprovittola (25), Kalinic (0), Parker (9), Vesely (11) -equipo inicial-, Hernangómez (10), Rubio (11), Da Silva (5), Abrines (9), Brizuela (0) y Jokubaitis (2).

79. Real Madrid (11+22+25+21): Campazzo (8), Musa (14), Deck (14), Yabusele (10), Tavares (6) -equipo inicial-, Rodríguez (0), Fernández (3), Hezonja (9), Poirier (4) y Llull (11).

Árbitros: Carlos Peruga, Martín Caballero y Francisco Araña. Eliminaron por cinco faltas a los visitantes Tavares (min.36) y Poirier (min.38). Señalaron falta técnica al visitante Poirier (min.37).

Incidencias: partido de la jornada 28 de la Liga Endesa disputado en el Palau Blaugrana de Barcelona ante 7.726 espectadores.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *