Feijóo apela al miedo a Bildu para movilizar a su electorado

Equipo
By Equipo
5 Min Read

La apacible avenida de Zugazarte, que conecta los barrios de Las Arenas y Neguri, en Getxo, es uno de los pocos lugares del País Vasco en los que el Partido Popular mantiene prácticamente intacto su músculo electoral. En algunas de las secciones de esta zona residencial de aire inglés, los populares superan el 65% de los votos, tanto en municipales como en generales, EH Bildu prácticamente no existe y el PNV está lejos de suponer una amenaza en las urnas. La superioridad electoral del PP es tan insultante como irreal, si se atiende al conjunto de Euskadi, de ahí que Alberto Núñez Feijóo prestase tanta atención al PNV en su visita este lunes a este entorno.

“Hay partidos que han perdido su personalidad, como el Partido Nacionalista Vasco. Y no vale decir que su política económica es distinta a la del PSE porque siempre votan lo mismo”, señaló Feijóo en su acto en Las Arenas. El líder popular también se explayó en sus críticas al PSOE, aunque dejó claro que su rival a batir es el PNV: “Solo hay dos caminos. El mismo de siempre con los mismos de siempre y con la matraca de siempre. El de los nacionalistas. O emprender nuevos retos, de la mano del PP”.


Lee también

Ander Goyoaga

JS-Juan Jose Ibarretxe, Jose Antonio Ardanza y Juan Maria Atutxa en la asamblea del PNV. Bilbao

Las encuestas inquietan al PP vasco, que se mantendrían con entre 5 y 7 escaños en su suelo electoral

Existe cierta preocupación entre los populares vascos por la tendencia que marcan las encuestas. La mayoría les otorgan entre cinco y siete escaños, de 75, un resultado similar al que lograron hace cuatro años, en coalición con Ciudadanos. De esta manera, los populares se mantendrían en su suelo electoral, muy lejos de la representación que lograban hace apenas una década (en la legislatura 2009-2012 contaban con 13 escaños, y en la 2012 -2016, con 10) y a un abismo de su histórico resultado en el 2001, cuando consiguieron 19 representantes.

Las razones que explican una bajada tan marcada en tan poco tiempo son varias, aunque entre los populares cunde la sensación de que en la Euskadi posterrorismo, en la que los discursos de oposición total a ETA y a sus objetivos políticos no movilizan, un PNV moderado, alejado de la vía soberanista, pesca con demasiada facilidad en su caladero electoral, especialmente en elecciones municipales o en comicios al Parlamento vasco.

Bastiones como el de Zugazarte siempre han sido muy excepcionales en el País Vasco, pero los populares también han perdido fuelle en las capitales. En las municipales del pasado año fueron cuartos en Bilbao y San Sebastián, y terceros en Vitoria. Únicamente mantienen parte de su fuerza electoral en elecciones generales, aunque muy lejos de sus mejores registros, entre los años 2000 y 2010.

La creciente perspectiva bipartidista que está adquiriendo la política vasca, además, favorece que el voto anti-Bildu vaya al PNV, algo que obliga a los populares a medir el discurso del miedo a la coalición abertzale. Feijóo, sin embargo, no pudo evitar este lunes apelar a este factor: “Bildu le teme más a un voto del PP que a diez votos del PNV y a 1.000 del PSOE”.

Por eso, en su visita de este lunes al País Vasco, la segunda en cuatro días, consideró que la ciudadanía vasca tiene la oportunidad de “hacer historia” el próximo día 21 apostando por su formación, “la única alternativa para impedir que EH Bildu llegue a las instituciones”.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *