La Generalitat ejecuta el 86% de las inversiones sin los fondos europeos

Equipo
By Equipo
5 Min Read

El despliegue de los fondos europeos de recuperación Next Generation sigue distorsionando el análisis de la ejecución de las inversiones de la Generalitat. El año pasado, el Govern ejecutó el 85,5% del presupuesto inicial si no se tienen en consideración los citados fondos europeos. En el informe de ejecución del 2023 publicado recientemente por el departamento de Economia se destaca que “el análisis de la ejecución de las inversiones respecto del presupuesto inicial permite visualizar si se ha ejecutado” lo previsto inicialmente en los presupuestos.

A lo largo del año se incorporan nuevas inversiones a las cuentas públicas, de tal manera que el presupuesto inicial crece de manera considerable. El año pasado, pasó de casi 1.300 millones de euros a superar los 1.900 millones con las ampliaciones. Sobre esa cantidad final, la ejecución es del 63,4%. La tercera cifra que ofrece el informe es la ejecución incluyendo los fondos europeos, que se eleva hasta el 94% del presupuesto inicial.

El inmobiliario afectó a la baja a los ingresos de los impuestos de actos jurídicos y de transmisiones

Según el informe de la Generalitat, “las inversiones reales aumentan 291,3 millones, un 31,5% respecto del 2022”. Fueron un total de 1.216 millones. En el detalle del cumplimiento de las cuentas se destaca que crecen las inversiones por las aportaciones a nuevas infraestructuras, por ejemplo, de educación o sanidad. Y caen las de “mantenimiento de carreteras”, que fueron más importantes en el 2022.

En los últimos años, la Generalitat ha mantenido un nivel de ejecución de inversiones altas, a diferencia de lo que sucede con las que presupuesta el Estado en Catalunya. En el 2021, el Estado invirtió de forma real el 36% de lo previsto, mientras que en el 2022 se elevó al 43%.

La otra cara de la ejecución presupuestaria es la recaudación conseguida en el conjunto del ejercicio. Los ingresos no financieros del 2023 de la Generalitat se elevaron a 35.337 millones de euros, un 10,6% más. La recaudación de los impuestos sobre transmisiones patrimoniales y sobre actos jurídicos documentados, que son los directamente vinculados al sector inmobiliario, cayeron, en términos acumulados, un 12,8% y un 20,2%, respectivamente “reflejando la bajada del sector”, explica Economia en su informe. Los ingresos cayeron desde mayo, pero en diciembre se dio una evolución más positiva. “Las transacciones inmobiliarias bajaron y el número de hipotecas se redujo a consecuencia del aumento de los tipos de interés”, reza el informe. Aparte de los impuestos propios y cedidos que tiene la Generalitat, en el 2023 “la liquidación del modelo de financiación aportó 2.020,5 millones mientras que el año anterior fue cero”.

En el capítulo de ingresos destaca que la recaudación por el impuesto sobre el patrimonio se redujo en un 3,7%. El departamento de Economia, que dirige Natàlia Mas, lo justifica porque en el “ejercicio anterior hubo unos ingresos extraordinarios derivados de actas de inspección de Hacienda”. La mayoría de esas investigaciones son por traslados ficticios de domicilio, ya sea a otra comunidad o fuera de España.

En cuanto a los gastos, el año pasado se elevaron a 37.779,3 millones de euros, un 7,6% superiores a los contabilizados en el 2022. “Han aumentado los gastos de personal por los incrementos retributivos y de las cotizaciones en la Seguridad Social y también por el aumento del número de personal, especialmente en el ámbito de educación y de salud”. Solo la factura de remuneraciones se eleva a 10.507,8 millones. Son 652 millones más que en el 2022.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *