La restauración logra récord de ventas y afiliación impulsada por el turismo

Equipo
By Equipo
6 Min Read

España es más país de bares que nunca. Pese a la continua reducción del número de empresas de restauración, la hostelería vive un momento dulce impulsada por el récord turístico que ha emergido tras la pandemia. Hay menos bares y restaurantes que antes, pero facturan más y generan más empleo, concluye un reciente estudio de Caixabank Research a través de datos internos de pagos con tarjetas.

“El sector de la restauración destaca como uno de los más dinámicos” de la economía española, señala el informe elaborado por el economista Pedro Álvarez Ondina. Su facturación rozó los 100.000 millones de euros en el 2023, una cifra récord que está un 9,2% por encima del año anterior y aún un 6% superior que el 2019. Además, la restauración marcó también máximos en el número de afiliados, tras emplear a 1,4 millones de personas el año pasado, un 4,5% más que un año antes. Todo ello, a pesar de las continuas quejas del sector sobre la falta de profesionales, como camareros o cocineros.

Las cifras de negocio históricas son aún más destacables si se tiene en cuenta que el número de empresas de restauración activas ha disminuido. “La pandemia ha forzado cierto proceso de consolidación en los últimos años”, subraya Álvarez Ondina. En el país hay ahora un 8% menos de compañías de hostelería frente al 2019, unas 20.200 empresas menos. Pero no todos los formatos han desparecido con la misma intensidad. La caída se concentra en cafeterías y bares, con un 11% menos de empresas (18.600), establecimientos que, por lo general, emplean a menos trabajadores.

“La combinación de aumento en la afiliación y descenso en el número de empresas (-8%) y de establecimientos (-6%) sugiere que las empresas que han sobrevivido a la pandemia son ahora más grandes, tienen más personal por término medio”, destaca Álvarez Ondina. El sector vive así un proceso de consolidación que está dando lugar a grupos de mayor tamaño. Existen gran cantidad de ejemplos recientes. El grupo barcelonés Somos Esencia cerró el año pasado un ejercicio récord con 17 millones de facturación y este 2024 esperan multiplicar esa cifra gracias a la incorporación de nuevos restaurantes a su portfolio y también a la mayor actividad que esperan que traiga a la ciudad la celebración de la Copa del América. “A finales del 2023 incorporamos un nuevo establecimiento al grupo, el histórico Bar Bauma, que sumamos a los restaurantes Tierra Brava, Brisa Palau de Mar, Agua y Barraca; y para este año tenemos planteadas tres nuevas aperturas en localizaciones ‘prime’ de la ciudad, alcanzando los siete establecimientos en Barcelona”, explica Àlex Mitats, director ejecutivo de Somos Esencia. 

Los ingresos de la hostelería rozaron los 100.000 millones de euros el año pasado, cifra histórica

El directivo considera que adquirir restaurantes siempre ayudará a “establecerte en el mercado y estar en el ‘top of mind’ de tus clientes”. Ahora bien, el crecimiento de un grupo no dependerá únicamente del número de establecimientos, “sino que éstos deben tener algo que les diferencie del resto de oferta”, considera. El grupo catalán Costa Este está también entre las empresas de restauración que crece al calor de la actividad turística. Con cuatro restaurantes en Barcelona (Cachitos, en Diagonal y Rambla de Catalunya, Nu Bcn y Boulevard), este año incorporarán el Bastian Beach, un espacio de restauración y ocio que será el primer beach club de Barcelona, comenta Eva Torres, adjunta a dirección de Costa Este.

Horizontal

Eva Torres, directora del restaurante Cachitos

Àlex Garcia

El 28% de los locales de restauración dependen del gasto turístico, y un 10% del internacional

Estos dos casos coinciden en la búsqueda de localizaciones premium con una gran afluencia de visitantes. Y es que el auge del turismo se ha consolidado como el gran motor de la restauración para el 28% de los locales de restauración en el país, señala el estudio de Caixabank Research. El 10% de los mismos depende además del gasto del turista internacional. La dependencia del visitante extranjero es especialmente elevada en las provincias de Baleares, Málaga, Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.( Al menos el 35% de su gasto procede de tarjetas extranjeras, en el caso de Baleares, más del 55%).

La etapa de bonanza continuará este 2024, prevé el informe a tenor del ritmo de consumo y llegada de turistas que se están registrando. La asignatura pendiente: superar la alta estacionalidad. Casi un tercio de la facturación del sector se produce entre julio y septiembre.


Lee también

Maite Gutiérrez

Turistas frente a la catedral de Barcelona, en Semana Santa

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *