La Schubertíada mira al futuro y apuesta por las nuevas generaciones de artistas

Equipo
By Equipo
6 Min Read

La Schubertíada apuesta definitivamente por los jóvenes talentos del lied, a los que no solo provee de masterclasses con valorados docentes sino que les invita a actuar en la canónica de Vilabertran para que comiencen a realizarse profesionalmente. “Lo que quieren estos jóvenes debutantes no es hacer más cursos sino que les hagas subir al escenario”, sostiene el director del festival, Víctor Medem.

Así, la 32.ª edición de esta cita con el lied y la música de cámara la inaugurará el 16 de agosto (hasta el 1 de septiembre) la soprano Katja Maderer, artista del programa Lied the Future (con el respaldo económico de la Fundació Banc Sabadell) que estaba entre los becados del curso 2023 impartido por el barítono Christoph Prégardien. Maderer dará el pistoletazo de salida con Wolfram Rieger al piano y un programa con canciones de Schubert, Wolf, Dvorák y Brahms. “Está habiendo una renacer de Brahms, los jóvenes músicos lo demandan y será el autor más escuchado de esta Schubertíada, indica Medem.

Hèctor Parra estrena su primer ciclo de canción sobre poesía de Mercè Rodoreda y Sara Blanch debuta en Valdegovía

En su papel de prescriptor de voces, este festival “de carácter internacional de primer nivel que no renuncia a la excelencia”, en palabras de Xavier Cester, director del área de música del ICEC , acogerá a otros dos jóvenes: la escocesa Beth Taylor, mezzo intensa que impresionó este año en el Dido & Aeneas del Real y que aquí hará su debut español en recital, y el barítono inglés Gabriel Rollison, que introducirá en el variado repertorio de la Schubertíada al decano de los compositores afroamericanos, William Grant Still.

La mezzo escocesa Beth Taylor hará su debut español en recital tras impresionar en el 'Dido & Aneas' del Teatro Real

La mezzo escocesa Beth Taylor hará su debut español en recital tras impresionar en el ‘Dido & Aneas’ del Teatro Real

John Cooper

Pero también regresan los grandes: Matthias Goerne, con ese Schumann/Brahms que tiene en gira con Evgeni Kissin (aunque sin el reputado pianista ruso); Andrè Schuen, con Brahms/Malher; Johannes Martin Kränzle, que además de ser reputado docente de los ocho becados del Lied the Future 2024 junto con Chrisstiane Iven se transmutará en el caminante del Winterreise ; Julia Kleiter, que suma Britten, Previn y R. Strauss a Brahms y Schubert, y la joven Erika Baikoff, que abrió la edición 2023 y ya está descollando –“todos los pianistas me piden su teléfono”, bromea Medem–. Y ojo al debut de la reconocida soprano sueca Malin Byström.

Son 33 conciertos los programados entre Catalunya, Euskadi –en julio, con la soprano Sara Blanch y un tenor chino “espectacular” llamado Zhouhan Sun– y Cantabria (este mayo), además de 40 actividades divulgativas a lo largo de todo el año, como charlas sobre lied y poesía en librerías barcelonesas. Todo ello con un presupuesto de 370.000 euros.

El consagrado barítono Matthias Goerne sigue siendo fiel a la Schubertíada

El consagrado barítono Matthias Goerne sigue siendo fiel a la Schubertíada

Marie Staggat

Gran novedad son las producciones propias, comenzando por el estreno mundial del primer ciclo de canciones de Hèctor Parra, sobre poesía de Mercè Rodoreda, que abrirá ese ya tradicional prólogo del festival en Vilajuïga (10 de agosto) con el tenor David Alegret y el pianista Rubén Fernández Aguirre. Al día siguiente, Elena Copons homenajeará allí a Conxita Badía con lieder de Schönberg o Toldrà, y el mediático presentador Òscar Dalmau cerrará la edición con un concierto familiar en el que invitará a la infancia a un viaje por los niños prodigio de la composición. Por otra parte, en lugar de celebrar conciertos en Castelló d’Empúries, esta vez la colaboración será con el Festival Clàssics Pals: “Hay una catedral fantástica!”, destaca Jordi Roch, alma mater de la Schubertíada.

Otras propuestas de carácter en Vilabertan son la integral de la obra para violín y piano de Schubert que tocarán músicos catalanes (Maria Florea con Alex Ramírez y Abel Tomàs con Emma Stratton), o la integral de las Suites para cell o de Bach (con el contrapunto de la Suite de Britten) por siete cellistas del país: desde Arnau Tomàs a Laia Puig, Erica Wise, Pau Codina, Mariona Camats, Guillem Gràcia y Oriol Prat.

Además, la soprano Katharina Konradi estrena –en coproducción con el Festival de Granada– una adaptación de lieder de Schubert para cuarteto realizada por José María Sánchez Verdú. Un programa con el que la cantante del Kirguizistán quiere reproducir esas reuniones de amigos que eran las schubertiadas en tiempos de Schubert. Por último, el Cor de Cambra del Palau recrea ese ambiente familiar con Una Schubertíada , antes de que el Quartet Casals clausure la edición.


Lee también

Maricel Chavarría

Ludovic Morlot con la mezzo Fleur Barron y los concertinos Vald Stanculeasa y Jaha Lee, en Estcolmo

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *