un jugador en el hotel

Equipo
By Equipo
6 Min Read

La desaparición de los reyes eméritos de la nomenclatura hotelera barcelonesa es toda una revelación del zeitgeist actual. Corren nuevos tiempos, la primera mujer heredera al trono de España en dos siglos realiza el servicio militar, el hotel Juan Carlos se llama ahora Torre Melina y el Sofía, Grand Hyatt Barcelona. Cambiar para no quedarse atrás. La capital catalana vive una eclosión de grandes marcas hoteleras internacionales y en ello tiene mucho que ver Javier Águila, presidente desde finales del 2022 de Hyatt para el mercado de Europa, África y Oriente Medio (Eame por sus siglas en inglés).

Nacido en Badalona en 1975, dirige la expansión del gigante norteamericano en el continente y en España en particular. El flamante Grand Hyatt de Barcelona, propiedad de Blossom y Axa que ha reabierto esta misma semana, forma parte de esta intensa estrategia de crecimiento –esperan sumar hasta ocho establecimientos sólo en la ciudad–.

Gran aficionado al baloncesto, el deporte le ha enseñado sacrificio, fortaleza mental y liderazgo

La suya es una historia singular dentro del sector, donde abundan las sagas locales. Procedente de una familia de clase media sin vínculos con el mundo de la empresa, se formó en los Maristas de Badalona y estudió Administración y Dirección de Empresa en Esade, una carrera a la que llegó casi por casualidad. “Era buen estudiante y todo el mundo daba por hecho que elegiría ingeniería”, recuerda. Pero un compañero de instituto le sugirió acudir a una jornada de puertas abiertas en la escuela de negocios y su propuesta le enganchó. Tras la licenciatura, cursó un MBA en Columbia con una beca de la Fundación Rafael del Pino y el ICO e inició una etapa como consultor en firmas como Booz Allen o McKinsey y en el capital riesgo como miembro del equipo europeo de The Carlyle Group. “Conocí de cerca más de 40 sectores –comenta–. En general, de todos me atraía su funcionamiento, pero el de la hotelería fue el único con el que tuve un auténtico flechazo”.

gusi

Javier Águila, caricaturizado por Gusi Bejer

LV

Decidió entonces lanzar su primer negocio como emprendedor. En el 2014 fundó la cadena hotelera Alua. Era una época en la que propiedad y gestión hotelera estaban unificadas en el mercado español y en la que la venta directa brillaba por su ausencia. Águila vio una oportunidad para cambiar el negocio y en sólo cuatro años su compañía pasó de cero a quince establecimientos, además de ser pionera en la entrada de inversores institucionales en el sector hotelero del país. Cuatro años más tarde, el estadounidense Apple Leisure Group compró una participación del 70% en la compañía y Águila asumió su presidencia para Europa. Su carrera dio otro salto cuando Hyatt adquirió Apple Leisure Group el 2021 por 2.700 millones de dólares, incluida su participación. Al cabo de unos meses se incorporó a la compañía como presidente de Eame.

Desde entonces vive en Zúrich, donde Hyatt tiene su cuartel general para la región. Aunque también se podría decir que su casa son hoteles y aviones. Ha llegado a coger hasta 200 vuelos al año para visitar los establecimientos bajo su responsabilidad y buscar nuevas oportunidades, por lo que de alguna manera ha cumplido otro de sus sueños: ser piloto de avión, pasión que le viene de niño y de la película Top Gun . Otra de sus grandes aficiones es el baloncesto. Como badalonés, jugó varios años en categorías juveniles de La Penya, equipo del que todavía es seguidor. Su padre, que falleció cuando él tenía 22 años, trabajó como profesor de educación física y entrenó a la selección española de atletismo, por lo que el deporte siempre estuvo muy presente en su vida. “De pequeño quería ser jugador de básquet, pero a los 18 años me enfrenté a alguien que acabó jugando profesionalmente y vi la distancia que nos separaba…”, rememora.

De su etapa como deportista se ha llevado valores que aplica en su carrera, “sacrificio, fortaleza mental, liderazgo…”. Soltero y sin hijos, forma parte del consejo asesor del fondo de venture capital Yellow, lanzado por uno de los fundadores de Glovo. “Quiero que los nuevos emprendedores, como lo fui yo en su día, tengan oportunidades, que alguien les escuche”.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *