5 propuestas para 5 continentes

Equipo
By Equipo
8 Min Read

Europa

Islandia

Volcanes, géiseres, fuentes termales, campos de lava, glaciares, fiordos, auroras boreales… los paisajes de Islandia son tan excepcionales que parecen trasladarnos al fin del mundo. El verano es una de las mejores épocas para visitar este país insular, por el clima, porque se puede disfrutar del sol de media noche —el sol es visible en el horizonte las 24 horas— y porque la mayoría de las carreteras están abiertas y la mejor manera de recorrerlo es alquilando un coche, aunque siempre será más caro. Algunos de sus destinos imprescindibles son la laguna glaciar de Jökulsárlón, una extensa maravilla natural que alberga icebergs azules; la península de Snæfellsnes, con playas vírgenes, santuarios de aves, campos de lava y la muy instagrameada cascada de Kirkjufellfoss. Los amantes del trekking disfrutarán en estas tierras y podrán relajarse después en muchos de sus baños geotermales calientes, como el Blue Lagoon. Si hay tiempo, no dejéis de visitar el asombroso fiordo Seyðisfjörður, que recibe un ferri semanal entre sus montañas y cascadas. Y hay que reservarse unos días para exprimir la capital, Reikiavik, una ciudad que se puede explorar a pie y que en verano está repleta de festivales, con restaurantes de producto Km0 y una vida nocturna de lo más interesante.

África

Namibia

La belleza de Namibia es indiscutible: naturaleza y fauna salvaje, desiertos, sabanas, atardeceres de ensueño…. El destino desértico del sur de África es uno de los países con menor densidad de población del planeta, uno de los más seguros del continente y perfecto para unas vacaciones de aventura. La capital es Windhoek, que conserva vestigios de su época colonial alemana y será el punto de partida de cualquier ruta; igual que Swakopmund, un ejemplo de arquitectura art nouveau germana. Son muchos los viajeros que se animan a alquilar un todoterreno con tienda de dormir incorporada y recorren el país, acercándose a parques nacionales como el de Etosha, el más famoso, o el de Namib-Naukluft, donde se encuentra el desierto de Sossusvlei, con dunas de tonalidades rojizas que alcanzan los 325 metros de altura. También es interesante visitar la Reserva Natural de Okonjima para ver guepardos, leopardos y licaones. Más allá de los safaris, si os gusta surfear adentraos en Skeleton Coast, una zona costera protegida, porque allí encontraréis algunas de las mejores olas del mundo. En lo gastronómico, no perdáis la oportunidad de probar carne de cocodrilo, cebra, kudu o orix, habituales en la dieta del país.

Asia

Japón

Se ha hecho esperar, pero desde junio Japón ha vuelto a abrir sus fronteras a los turistas internacionales que podrán acceder al destino, de momento, mediante tours combinados, contratados en una agencia de viajes registrada en el país, y en compañía de guías profesionales. Es probable que se puedan visitar las grandes ciudades cosmopolitas como Tokio, Kioto, Osaka o Kamakura, pero en este contexto el país nipón quiere potenciar propuestas de turismo sostenible, menos masificadas, y con itinerarios que evitan multitudes. Por eso, recomienda destinos como Miyama, un pueblo de cabañas de paja que se encuentra al noroeste de Kioto, y que fue distinguido en 2021 como uno de los Best Tourism Villages por la Organización Mundial del Turismo. O la isla de Okinawa, un paraíso natural famoso por su flora y fauna, con bosques subtropicales que han sido declarados Patrimonio Natural de la Humanidad, y una capital, Naha, donde se puede degustar toda la tradición de la gastronomía japonesa.

El país nipón abre sus fronteras con una apuesta por el turismo más sostenible y menos masificado

América

Ecuador

Ubicado en la costa oeste de Sudamérica, Ecuador es un país de contrastes: las selvas del Amazonas, las montañas de Los Andes, la costa del Pacífico y la gran diversidad animal y vegetal de las islas Galápagos. Para llegar a estas zonas hay que pasar por Quito, la capital, ubicada junto al volcán Pichincha, uno de los muchos que hay repartidos por el país. Su centro histórico fue el primero que la UNESCO declaró como Patrimonio de la Humanidad, y mantiene una fabulosa arquitectura e iconografía religiosa de la época colonial. Para los que busquen playas, las de Montañita o Olón son algunas de las más recomendadas; y para los amantes de la gastronomía, el país posee una cocina única, conocida como comida criolla, que incorpora tamales, sopas, ceviches, la tradicional fritada… entre otros muchos platos en los que también se fusionan saberes y sabores ancestrales con propuestas de vanguardia. Para los más golosos, recordar que Ecuador es el proveedor de más del 60% de la producción mundial de cacao, así que el chocolate será un buen recuerdo con el que volver a casa.

Un país de contrastes con la selva del Amazonas, las playas del Pacífico y las montañas de los Andes

Oceanía

Nueva Zelanda

Tras dos años de cierre pandémico, Nueva Zelanda volvió a acoger turismo en mayo, así que ya podemos para volver a deleitarnos con sus maravillas naturales. De aspecto volcánico o con montañas repletas de glaciares, el país comprende dos islas. En la norte, hay que visitar Auckland, la ciudad más poblada del país; la espléndida Bay of Plenty; el centro volcánico de Rotorua; Muriwai, una zona costera conocida por sus playas de arena negra volcánicas; o el Cabo Reinga, con unas vistas espectaculares, entre muchas otras localizaciones. En la isla sur se puede hacer senderismo por la montaña más alta del país, el Monte Cook; hacer deportes de aventura en Queenstown; contemplar los lagos Manapouri y Wanaka, y también recorrer la costa oeste pasando por el glaciar Franz Josef hasta el fiordo de Milford Sound, un hito imprescindible, con espectaculares paredes de granito que superan los 1.200 metros de altura, y con un sendero, el Milford Track, que empieza en el lago Te Anau. Una de las maravillas de nuestro mundo.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *