El Ministerio activa un plan de protección de emergencia del litoral catalán

Equipo
By Equipo
6 Min Read

El secretario de Estado de Medio Ambiente, Hugo Morán, visitó ayer la reciente regeneración de la playa de Premià de Mar, que ha resistido el último temporal contrariamente a lo sucedido en el resto del litoral catalán, donde la tormenta Nelson asoló las playas reduciendo al mínimo su capacidad. Morán reconoció que el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco) y el Reto Demográfico, ya no cuenta con la estrategia de regeneración de playas elaborada en el 2015 sino que se centra en activar planes de protección en base a la emergencia de cada zona del litoral.

La grave situación que plantea el cambio climático, según Morán, obliga también a replantear la estrategia de actuación para regenerar el litoral. El modelo de intervención pautado que habían previsto hace nueve años ya no sirve. El cambio climático marca el modelo de actuación, para lo que se elaboran planes de adaptación dependiendo de la urgencia de cada caso. “Dependerá del grado de gravedad de los daños la priorización para avanzar más deprisa”, resumió.

Morán destaca que los ayuntamientos catalanes son clave para la lucha contra el cambio climático

Para el Ministerio es preciso, a parte de establecer una prioridad sobre cada emergencia, avanzar en un acuerdo entre las administraciones locales, comunidades autónomas y el gobierno estatal para establecer una disponibilidad presupuestaria. Morán aseguró que cada situación es singular y por tanto “es básico redactar los planes de recuperación”. En cuanto a la situación presupuestaria, el secretario de Estado afirmó que el Plan de Recuperación y Resiliencia impulsado por el Gobierno español ha propiciado que la Dirección General de Costas incremente la partida de inversiones hasta los 300 millones de euros.

Aspecto actual de la playa de Bellamar de Premià de Mar

Aspecto actual de la playa de Bellamar de Premià de Mar

Llibert Teixidó

Por lo que respecta a los efectos de la tormenta Nelso n en la costa catalana, Morán informó que la Delegación del Gobierno y la Demarcación de Costas están ultimando el informe sobre la afectación y los daños. En cada caso, se establecerá una prioridad de actuación que vendrá fijada por la declaración de emergencia de cada zona afectada. El secretario de Estado detalló que en la actualidad hay 90 actuaciones en desarrollo en todo el litoral español, de las que ocho se centran en Catalunya.

El representante del Ministerio elogió el nivel de conocimiento técnico que ha acumulado Catalunya sobre el impacto del cambio climático, lo que “permitirá actuar con el grado de conocimiento adecuado”. Los ayuntamientos catalanes, aseveró, “serán el mascarón de proa del futuro planeamiento” de protección del litoral.

Lee también

En cuanto a las infraestructuras clave que se pueden ver afectadas por nuevos embates de los temporales, tales como los paseos marítimos o la vía férrea, Hugo Morán admitió que “no es posible acometer todos los proyectos” pero que se actuará sobre la necesidad que genere la urgencia en cada caso.

Las actuaciones prioritarias de futuro que fijar el Ministerio de Transición en función de los estudios científicos pasa, según avanzó Hugo Morán, “por anticiparse a los efectos del cambio climático” que conlleva un inevitable crecimiento del nivel del mar y el replanteamiento de los nuevos espacios urbanos.

Morán también destacó la necesidad de proteger los servicios e infraestructuras que transcurren por la costa, como las canalizaciones de saneamiento que mantienen un elevado riesgo de contaminación.

En Premià de Mar

El ejem plo de la plya de Bellamar

La estabilización de la playa Bellamar de Premià de Mar, en la que el Ministerio ha invertido más de 5 millones de euros, ha garantizado una playa estable de unos 65 metros de ancho en un ramo de 860 metros de costa en la que se han vertido 350.000 metros cúbicos. Para proteger la arena se ha prolongado el espigón perpendicular en superficie hasta los 130 metros, que acaba en forma de L y gira en dirección a Barcelona otros 50 metros. El mismo espigón se ha prolongado 135 metros más bajo la superficie. La actuación también ha impulsado la construcción de otro espigón en paralelo a la costa, que ha conformado un sumergido de 65 metros de longitud que sobresale 1,5 sobre el nivel del mar, a unos 75 metros de la playa.

En Premià de Mar, el alcalde, Rafa Navarro, agradeció la predisposición del Ministerio para actuar en la regeneración de la playa de Bellamar pero recordó la necesidad de proteger “la primera línea de servicios” que en Maresme viene es la vía férrea y la carretera N-II. También como vicepresidente del Consell Comarcal del Maresme, Navarro pidió al secretario que el Ministerio genere una “unidad de pensamiento” ante las actuaciones de regeneración entre todas las administraciones afectadas, al margen de las particularidades que pueda tener cada proyecto.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *