Inversores chinos y rusos, los mayores beneficiados del visado de oro que suprime el Gobierno

Equipo
By Equipo
7 Min Read

El Gobierno inicia este martes los trámites para suprimir los visados de oro, que han beneficiado a 9.400 extranjeros que han invertido en la compra de bienes inmuebles por un importe mínimo de 500.000 euros libres de cargas y a los que no se les ha exigido fijar su residencia fiscal en España. El presidente, Pedro Sánchez, avanzó que el Consejo de Ministros estudiará hoy el informe preparado por la ministra de Vivienda, Isabel Rodríguez, para acabar con esta medida, aprobada por el Gobierno de Mariano Rajoy en el 2013 y diseñada para atraer inversores y talento foráneo.

En estos once años, un total de 10.000 extracomunitarios se han beneficiado del “programa de residencia para inversores y emprendedores” a través de sus distintas modalidades, expuso ayer Sánchez. Apostar por la vivienda ha sido el motivo prioritario, con las citadas 9.400 concesiones. Pero no el único. También se ha podido obtener el visado de oro invirtiendo en activos financieros (dos millones en deuda pública, un millón en acciones de empresas españolas, un millón en fondos de inversión o un millón en depósitos). Estas modalidades, que únicamente representan 600 permisos, no desaparecerán, explicó el Ejecutivo.

La última información pública sobre el detalle de concesiones de visados a inversores fue ofrecida por el Ministerio de Exteriores a Transparencia Internacional. En ella se expone que, a mes de septiembre del 2023 y, por tanto, durante la última década, España concedió 2.700 autorizaciones de residencia a inversores de China por invertir más de 500.000 euros en vivienda, 1.110 a ciudadanos de Rusia, 200 a personas jurídicas de Irán, 170 a estadounidenses y 165 a contribuyentes del Reino Unido. En el ranking también hay concesiones a inversores de Egipto, Ucrania, Venezuela y Arabia Saudí, aunque con un valor meramente testimonial.


Lee también

Jaume Masdeu

MADRID, 08/04/2024.- La ministra de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, Elma Saiz, comparece ante la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo del Congreso este lunes, en Madrid. EFE/ Fernando Alvarado

Barcelona, Madrid, Málaga, València, Alicante y Palma son las más demandadas para compras de extranjeros

“Vamos a tomar las medidas necesarias para garantizar que la vivienda sea un derecho y no un mero negocio especulativo”, afirmó ayer Pedro Sánchez. “La prioridad del Gobierno en esta legislatura es garantizar el acceso a una vivienda asequible, que ningún ciudadano tenga que destinar más del 30% de sus ingresos para tener un hogar digno, adecuado y de calidad. Para ello estamos dando prioridad a la función social de la vivienda”, añadió.

Según el Gobierno, ciudades como Barcelona, Madrid, Málaga, Alicante, Palma y València son las que registran una mayor demanda de inversores extranjeros a los que se les ha concedido un visado de oro y, al mismo tiempo, se sitúan como las localidades con más zonas tensionadas en los precios.

El sector inmobiliario apunta que el impacto será insignificante porque en el 2022 afectó al 0,5% de ventas

En los últimos meses diversos informes del sector inmobiliario han reseñado que en ubicaciones como las mencionadas la escalada de los precios de la vivienda coincide con una tendencia creciente a abonar las mismas en efectivo, así como con un aumento de compradores foráneos. En el caso de Barcelona, destacan los norteamericanos como los compradores de más viviendas de lujo. Según un informe de la inmobiliaria Engel & Völkers, tres de cada cuatro viviendas nuevas que se vendieron en el 2023 en Barcelona fueron compradas por extranjeros. Un 8% fueron adquiridas por iraníes y un 6,7% por chinos. En Madrid la presencia de venezolanos se ha disparado en los últimos años, hasta tal punto que hasta se llega a hablar de “la pequeña Caracas” para referirse a la zona más cara del barrio de Salamanca.

Los expertos inmobiliarios apuntan que la eliminación del visado de oro es insuficiente para abordar el problema de la vivienda en España. El presidente de la Asociación de Promotores y Constructores de España, Juan Antonio Gómez-Pintado, afirmó que “es una cuestión que no impactará en el sector inmobiliario”. Aportó este dato: “De las más de 87.000 viviendas que se vendieron en el 2022 a extranjeros, los visados solo representaron el 0,5%”. De la misma opinión es Ferran Font, director de estudios de Pisos.com. Jesús Manuel Martínez Caja, de la patronal Amadei, por su parte, pidió una revisión de la normativa “para dotarla de mayor transparencia y seguridad” en lo referente a las adquisiciones de inversores extranjeros.

Un privilegio en vías de extinción en Europa

Los visados de oro han pasado de ser la solución a una crisis, la financiera del 2008, a un problema en otra, la desatada en el 2022 por la invasión de Ucrania por parte de Rusia. Lo que en un principio era un gancho para atraer inversiones comenzó a verse como un riesgo para la seguridad de la Unión Europea por la posibilidad de acceso que esta modalidad de entrada ha brindado a oligarcas rusos, así como al blanqueo, el crimen organizado o la evasión fiscal. En el 2022, Bruselas recomendó su retirada y verificar si quienes las adquirían estaban entre los “amigos” del Kremlim señalados como “non gratos”. Reino Unido ya eliminó su programa de visados de oro en el mismo mes de declararse la guerra. Le siguió Irlanda, que los suprimió primero para los rusos y en febrero del 2023 para todos los ciudadanos. Portugal los eliminó en octubre del 2023 para los inversores del sector inmobiliario y, ese mismo mes, los Países Bajos anunció su final para enero del 2024. Sin contar España, dentro de la UE mantienen este privilegio Malta, Italia –donde está vigente desde el 2017– y Grecia, aunque este país incrementó la cuantía mínima de inversión de 250.000 a 500.000 euros.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *