La guía definitiva para descubrir Francia en tren

Equipo
By Equipo
9 Min Read

Ahora que ya es posible viajar sin restricciones, es el momento ideal para disfrutar de todas las ventajas que ofrecen los trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación, que unen España y Francia. Reservando con Viajes El Corte Inglés se puede salir de Barcelona, Girona o Figueres, con destino a trece ciudades francesas por descubrir, entre las más famosas tenemos París, Montpellier, Lyon o Marsella.

Recorrer Francia disfrutando de la belleza del paisaje

Recorrer Francia en tren disfrutando de la belleza del paisaje

@Déclic&Décolle

Ventajas de viajar en tren

El tren es el transporte de moda, no solo por su confort y rapidez para unir el centro de las ciudades, también por su contribución a la reducción de las emisiones de gases contaminantes y la proposición de una movilidad más sostenible. Su bajo consumo de energía ha permitido que, en los diez años que llevan en funcionamiento, los trenes de Renfe-SNCF en Cooperación hayan evitado liberar a la atmósfera 675.000 toneladas de CO₂, el equivalente al consumo eléctrico de una ciudad de 2,7 millones de personas.

Pero también es la manera más confortable de viajar, uniendo el centro de las ciudades a través de sus trenes equipados con todos los servicios para que el trayecto sea relajante y placentero. Disponen de wifi gratuito y tomas eléctricas en cada asiento en el caso de que queramos disfrutar de nuestras series favoritas. Incluso, si queremos tomar algo mientras pasamos por los paisajes de Francia, disponemos del coche cafetería.

El esplendor histórico de Occitania

Frankreich, Pyrénées-Orientales,  Perpignan, Perpignan in der Region Languedoc-Roussillon im Sommer

1

Perpiñán

“Centro del mundo”

Si viajamos por el sur de Francia, la primera parada obligada es Perpiñán, antigua capital del Reino de Mallorca, cuya estación de tren fue descrita por Salvador Dalí como “el centro del mundo”. Pasear por sus calles de origen medieval permite descubrir joyas arquitectónicas como el Palacio de los Reyes de Mallorca o la puerta de ladrillo rojo de Le Castillet, vestigio de las murallas que en su día rodearon la ciudad. Tras el paseo, lo mejor es acercarse a las bulliciosas terrazas de la Place de la République y disfrutar de la comida casera que ofrecen los bistrós situados en el casco antiguo.

Cathedral St Just and Pasteur of Narbonne, Languedoc Roussillon, France

2

Narbona

Legado romano

Narbona, ciudad portuaria fundada por los romanos, es ideal para recorrer a pie, en bicicleta o incluso en barco, a través del Canal de la Robine, antiguo paso del río Aude. Los restos de la calzada romana de Vía Domitia, que fueron lugar de encuentro de comerciantes, están hoy repletos de terrazas. Además, el Palacio Museo de los Arzobispos o la Catedral de Saint-Just y Saint-Pasteur confirman su importancia durante la época medieval.

Béziers

3

Béziers

Viaje a la edad media

También Béziers evoca momentos claves del pasado, como la Cruzada Albigense, que tuvo aquí uno de sus episodios más cruentos de asedio contra los cátaros. Destacan el puente medieval que cruza el río Orb, con la catedral de Saint-Nazaire al fondo, y las nueve esclusas de Fonserannes, la obra más emblemática del Canal du Midi (declarado Patrimonio de la Humanidad en 1996), cuyo creador Pierre-Paul Riquet era nativo de la ciudad.

Bird's eye view of the tip of Cap d'Agde. Mixture of rocks, sunny buildings on a sea background.

4

Agde

“La perla negra” del Mediterráneo

Agde, es una antigua ciudad de origen griego con 26 siglos de historia. En ella, convive el pasado arquitectónico de la Catedral de Saint-Étienne con la belleza de playas como la de Richelieu o La Tamarissière.

Sète

5

Sète

La Venecia francesa

Sète, conocida como la “Venecia del Languedoc”, también merece una visita, para descubrir sus canales, en los que tienen lugar las llamadas «justas» a bordo de unas barcazas, explorar la laguna de Thau, famosa por su actividad ostrícola, o subir al Monte Saint-Clair.

Nimes

6

Nimes

El templo romano mejor conservado

Nimes, también llamada la Roma francesa, atesora monumentos excepcionales como el anfiteatro Las Arenas o la Maison Carrée, el único templo romano que se conserva íntegramente.

Visitar Nimes

montpellier

7

Montpellier

Belleza y tradición

Montpellier, por su parte, es una animada ciudad universitaria, que fue uno de los grandes centros de sabiduría del Medioevo. Merece la pena recorrer las callejuelas del casco antiguo, conocido como L’Écusson, por su forma de escudo, o sentarse a tomar algo en la Plaza de la Comédie, que marca la intersección entre la vieja ciudad y Antigone, neopolis mediterránea que proyectó Ricardo Bofill en los años setenta.

Visitar Montpellier

Descubriendo los encantos de la Provenza

aviñon

8

Aviñón

Residencia papal

Adentrándonos en la variedad de paisajes de la Provenza, llegamos hasta Aviñón. La antigua ciudad de los Papas, conocida hoy por su prestigioso festival de teatro, impacta por el famoso Puente Saint-Bénezet que marca el inicio del casco histórico. Pasear por sus calles y el jardín Des Doms o recorrer el Ródano en barco es siempre un acierto.

aix

9

Aix-en-Provence

La ciudad de las mil fuentes

Los amantes del arte harán bien en detenerse en Aix-en-Provence, la ciudad de las mil fuentes, para visitar el taller del pintor impresionista Cézanne, cuya obra está marcada por el colorido y la luz de la región. El centro de arte Caumont, el Museo Granet o la Fundación Vasarely permiten disfrutar de obras que van del barroco de Rembrandt al op art.

Marseille - France. Panoramic view of Marseille with the Fort Saint-Jean in the foreground.

10

Marsella

Arquitectura e historia

Marsella, la ciudad más antigua de Francia, con 2.600 años de antigüedad, ofrece una experiencia intensa y apasionante, marcada por la variedad de sabores, colores y ambientes del Puerto Viejo o el barrio pescador de Le Panier, y también por la variada arquitectura, que va del monumentalismo del Palacio Longchamp a la austeridad del Castillo de If, que inspiró la prisión donde fue encerrado el conde de Montecristo, en la novela homónima de Dumas.

De Valence a París

Remarkable fountains and staircase in Jouvet Park in Valence, Drôme, France

11

Valence

Los encantos del pasado

Con los trenes de alta velocidad, podemos llegar a Valence y Lyon, dos ciudades de Auvernia-Ródano-Alpes. La primera, capital de Drôme, está repleta de calles, plazas y mercados que conservan el encanto de antaño. La Catedral de Saint-Apollinaire, el quiosco Peynet, un símbolo para todos los enamorados, y sus 17 kilómetros de canales justifican de sobra la visita.

Lyon

12

Lyon

Capital gastronómica

Lyon, considerada la capital de la gastronomía francesa, permite disfrutar de los platos tradicionales en los célebres bouchons. El viajero recorrerá, a través de sus calles, 2.000 años de historia, que van de los teatros y las termas romanas a l’Institut Lumière, dedicado a los pioneros del cine, o el barrio vanguardista de Confluence.

visitar lyon

Paris

13

París

La ciudad de la luz

¿Y qué podemos decir de la Ciudad de la Luz que no se sepa ya? La animación del Barrio Latino, la bohemia artística de Montparnasse y Montmartre, los grandes bulevares, los legendarios templos de la cocina como La Tour d’Argent, los impresionantes museos, del Louvre a la Fundación Louis Vuitton, pasando por el Museo d’Orsay o el de Rodin… París, como afirmó el escritor Enrique Vila-Matas, no se acaba nunca.

visitar parís

Explorar Francia y descubrir todos estos lugares durante un fin de semana o unas vacaciones está ahora al alcance de la mano: basta con reservar nuestros billetes en la página web de Viajes El Corte Inglés, subir a uno de los confortables trenes de alta velocidad de Renfe-SNCF en Cooperación y empezar a disfrutar de la aventura.  #ExploreFrance

#ExploreFrance

 

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *