La rentabilidad de los depósitos y las letras cae en previsión de bajadas de tipos a partir de junio

Equipo
By Equipo
5 Min Read

Dos de los principales productos de inversión para los particulares, los depósitos bancarios y las letras del Tesoro, ya están consolidando de forma apreciable un retroceso en su rentabilidad ante la expectativa de que el Banco Central Europeo (BCE) empiece a bajar los tipos de interés a partir de junio.

Los depósitos a un año rindieron en febrero al 2,36%, según el dato recién publicado por el Banco de España. Es el tercer mes consecutivo de bajadas y una referencia cada vez más lejana del 2,6% alcanzado en noviembre, la mayor tasa desde que a mediados del 2022 el BCE empezase a subir los tipos de interés. La rentabilidad actual está por debajo de la inflación, situada en el 3,2% en marzo.

Los bancos argumentan que hasta julio del 2022, con tipos de interés negativos, estuvieron remunerando los depósitos aunque fuera al mínimo. Tras las subidas de tipos de interés y pese a la devolución de los préstamos de emergencia concedidos durante la pandemia, los TLTRO, las entidades no han tenido problemas de liquidez, lo que les ha permitido gestionar el pasivo sin necesidad de captar recursos de los particulares.

Un  trasvase de cuentas corrientes a depósitos

En lo que va de año, los hogares españoles han trasvasado cerca de 28.000 millones de euros de cuentas corrientes –depósitos a la vista– a depósitos a un año, según datos del Banco de España. Es el mayor ritmo desde el 2017 y responde, según muestran los informes de S&P, a una particularidad de los clientes españoles, la de mantener una elevada cantidad de dinero disponible en las cuentas corrientes sin llegar a invertirlo en depósitos a plazo.

El Banco de España calcula que los hogares españoles tienen ahora 856.890 millones de euros en cuentas corrientes y 142.250 millones en depósitos a plazo, cuando a comienzos del 2023 disponían de 928.375 millones de euros a la vista y 65.473 millones a plazo. Mientras elevan al menos discretamente la rentabilidad de su dinero, los hogares tienen ahora la menor deuda desde el 2006, de unos 452.000 millones.

El Tesoro abarata sus emisiones de letras

El Tesoro ha colocado hoy 5.231 millones de euros en letras a seis y doce meses. Ambas modalidades también han experimentado un descenso de rentabilidad, la primera hasta el 3,6% y la segunda, hasta el 3,4%. Que las referencias temporales a corto plazo den más rendimiento que las más a largo plazo es otro indicio de que el mercado descuenta bajadas de tipos de interés. En todo caso, las letras siguen batiendo en rentabilidad a la inflación.

Estos datos se conocen a dos días de la reunión de abril sobre política monetaria del BCE, en la que no se esperan cambios en los tipos de interés con respecto al nivel actual, del 4,5%. La previsión es que las bajadas comiencen a partir de junio, entre mensajes de Christine Lagarde de una senda de reducción de inflación conforme a lo previsto y señales de ralentización económica en la zona euro.

Los analistas ponen junio como fecha para las bajadas

«Se espera que el BCE mantenga el statu quo en su reunión de política monetaria de este jueves 11 de abril, pero debería dar alguna indicación sobre un primer recorte de los tipos de interés, que estimamos que será en junio» dice Franck Dixmier, de Allianz Global Investors.

Alexis Bienvenu, gestor de fondos de Financière de l’Echiquier (LFDE), apunta a que el PIB de Alemania habrá experimentado una nueva contracción en el primer trimestre, lo que supone «otra razón para que el BCE no se demore en recortar los tipos de interés».

Desde Pimco, la previsión es que el BCE mantenga este jueves los tipos y matengan un enfoque «datadependiente», en línea con la «hipótesis de base de una bajada de tipos en junio».

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *