Más control en la renta 2023

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Las ventas puntuales en plataformas de segunda mano se tienen que incluir en la declaración de la renta y tributan por ello, siempre que se haya producido un beneficio por el camino. Ya sea en Wallapop, Vinted o MilAnuncios, así como otras plataformas menos conocidas. No es nada nuevo, pero este año la Agencia Tributaria dispondrá de más datos que nunca por la entrada en vigor de mecanismos de información y control con los portales. El que quiera esconderse lo tendrá más difícil…

Al vender online la existencia de un beneficio es lo que marca la diferencia. Para calcularlo se coge de referencia el precio por el que se ha comprado el objeto y se compara con el precio de su venta. Si el de la venta es superior, hay una ganancia que se debe declarar. Por ejemplo, si se ha vendido un cromo por 1.000 euros cuando había costado 50 céntimos, los 999,50 euros de beneficio se declaran.


Lee también

Raquel Quelart

Oficinas de la Agencia Tributaria de la calle de Guzmán el Bueno, Madrid

Lo mismo puede suceder con la ropa, si se ha comprado una prenda de edición limitada que luego ha sido muy demandada. Si se pagó por ella 50 euros y se ha vendido por 120, los 70 euros de margen tienen que declararse y tributar. «La ley nos dice que las ventas derivadas del consumo, que así se denominan, se tienen que declarar cuando ha supuesto una ganancia», incide Paula Urcera, experta fiscal y portavoz de TaxDown. 

En todo caso, «lo normal es vender cosas pequeñas, baratas y por un precio menor del que lo compraste». Las ventas con pérdidas no se pueden incluir en la declaración: «No hay un mecanismo de compensación como en la venta de acciones», comenta Urcera.

Dónde se declaran las ventas en Wallapop o Vinted

Si ha habido beneficio, este tipo de ventas se declaran en el apartado «Ganancias y pérdidas patrimoniales derivadas de transmisiones de otros elementos patrimoniales», a partir de la casilla 1624 de la declaración en adelante. La recomendación es incluirlo como «Otros elementos patrimoniales (bienes o derechos) no afectos a actividades económicas». Si se tienen varias operaciones a declarar, se deben ir sumando en la parte superior, clicando en «Alta elemento patrimonial». Hay que detallar la fecha de compra y de venta y el precio en ambos momentos.

Más de uno puede estar tentado a no declarar nada. Pero hay un factor a tener en cuenta: la Agencia Tributaria cuenta desde este ejercicio con muchos más datos de las operaciones que realizan los usuarios en las plataformas. Con la implantación de la directiva europea DAC7, cuando un usuario supere los 2.000 euros en ventas en el año o haga más de 30 operaciones, los portales están obligados a requerirles sus datos personales (nombre, NIF, residencia, IBAN bancario…) y comunicar la información a las autoridades fiscales. «Se está intentando llevar un control más rígido y cada vez más exhaustivo», dice la experta.


Lee también

Luis Federico Florio

Jubilados paseando por el centro de Barcelona

Si no se puede demostrar que se ha vendido con pérdidas, Hacienda podría pedir que se incluya como ganancia

Las plataformas tenían hasta esta semana para el envío de la información del 2023, por lo que en esta renta «se van a tener más datos de estas operaciones». ¿Qué supone para el usuario? Si con los nuevos envíos por la normativa DAC7 a la Agencia Tributaria le constan más operaciones de las que declaramos y reclama que se incluyan, puede surgir un problema. «Si no vas a ser capaz de justificar que estás vendiendo con pérdidas, se va a tener que incluir en la declaración», advierte.

Como la gente no suele guardar los comprobantes de todo lo que compra para demostrar que ha habido una pérdida -y no se está obligado a tributar- habrá que tirar de inventiva en algún caso. «Por ejemplo, si vendemos un pantalón por 3 euros sin comprobante de la compra inicial, al ir a la web de esa marca podremos demostrar que no tienen nada por ese precio. Es decir, aunque no tengas el comprobante, que es la forma más fácil de justificarlo, sí podrías llegar a pelear con Hacienda planteando que no hay nada por debajo del precio al que lo vendimos, y por lo tanto no puedo estar ganando dinero», señala.


Lee también

Luis Federico Florio

Las deducciones autonómicas hacen la diferencia en la renta

Los datos que brindan las plataformas servirán a la Agencia Tributaria más que nada para detectar usuarios que realizan actividades económicas no declaradas, aflorando fraudes. Como aquellos que prestan servicios -mudanzas, limpiezas, reparaciones- que luego no se declaran. Si efectivamente realizan una actividad económica de manera habitual, deberían estar dados de alta como autónomos, con una declaración de IVA y el cumplimiento de otras responsabilidades del régimen.

La tributación por las ganancias parte del 19%

Los beneficios por las ventas de segunda mano tributan en la base imponible del ahorro. Justamente este año han cambiado los tipos que se aplican. Por las ganancias hasta 6.000 euros se tributa la 19%, que sería donde está la mayoría de la población para estos supuestos de compraventas.  Entre los 6.001 euros y los 50.000 el tipo es del 21%, mientras que entre los 50.001 y los 200.000 euros es del 23%. La novedad llega a partir de los 200.000 euros, que se tributará al 27%, cuando el año pasado era el 26%, y a partir de los 300.000 euros, al 28%, un tramo nuevo.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *