El campamento de hace 8.200 años oculto en el interior de una base militar de Estados Unidos

Equipo
By Equipo
5 Min Read

La cuenca de Tularosa, en el desierto de Chihuahua (Nuevo México), es famosa tanto por su entorno único como por su importancia histórica. Desde el Parque Nacional White Sands hasta los petroglifos de Three Rivers, pasando por el campo volcánico de El Malpaís, la zona depara mil y una sorpresas.

La última que se ha descubierto quedó oculta bajo la arena blanca hace centenares de años. Es un campamento prehistórico de hace unos 8.200 años, el hogar de algunos de los primeros poblados de América del Norte. Se ha encontrado a dos metros bajo la superficie, dentro de los límites de una Base militar estadounidense.

Una base de la Fuerza Aérea

Miembros del 49.º Escuadrón de Ingenieros Civiles (CES) hicieron este hallazgo mientras excavaban junto con un equipo de geólogos en un sitio conocido como Gomolak Overlook, cerca de un corte de carretera que marca los límites de la Base de la Fuerza Aérea Holloman, que se estableció en 1942 a 260 kilómetros al sureste de Albuquerque.

La zona militar se encuentra junto al Parque Nacional White Sands, conocido por sus dunas de arena de color marfil compuestas de cristales de yeso y por preservar las huellas humanas más antiguas conocidas en América del Norte, realizadas hace unos 23.000 años.

Fragmentos de herramientas de piedra antiguas descubiertas en el campamento de hace 8.200 años

Fragmentos de herramientas de piedra antiguas descubiertas en el campamento de hace 8.200 años 

Airman 1st Class Isaiah Pedrazzini

Las dunas blancas se formaron al menos 1.000 años después del sitio arqueológico de la base aérea. «Su formación enterró inadvertidamente el sitio, con limo arrastrado por el viento protegiendo los delicados restos», explica Matthew Cuba, gerente de recursos culturales del 49º CES. «Este sitio marca un momento crucial al arrojar luz sobre la historia de la zona y sus primeros habitantes», añade.

Los trabajos en el sitio permitieron encontrar varios artefactos que han aportado valiosa información sobre los habitantes paleoracaicos que residían allí hace más de 8.000 años. «Se encontraron aproximadamente 70 elementos, que van desde piedras en escamas hasta un raro ejemplo de una piedra molida, lo que proporciona pistas valiosas sobre actividades humanas pasadas», dijo Cuba.

El Parque Natural White Sands está situado muy cerca de la Base de Holloman

El Parque Natural White Sands está situado muy cerca de la Base de Holloman 

National Park Service

«También descubrimos una serie de fogones, o campamentos comunitarios, con restos de carbón de mezquite (un tipo de arbusto espinoso de la familia de los guisantes (Fabaceae) nativo de las regiones semiáridas del Suroeste de Estados Unidos y México), lo cual es un hallazgo tremendo en sí mismo», añade.

Sitios como el de Gomolak Overlook, explican fuentes militares en un comunicado, ofrecen información sobre la adaptación humana y los cambios ambientales, mostrando los primeros patrones de asentamiento de estos pueblos de cazadores-recolectores y cuánto tiempo han ocupado la zona en sus viajes estacionales.

Los investigadores descubrieron unos 70 artefactos en el antiguo campamento

Los investigadores descubrieron unos 70 artefactos en el antiguo campamento 

Airman 1st Class Isaiah Pedrazzini

Este es uno de los hasta 400 descubrimientos arqueológicos que se han realizado dentro de la Base de Holloman –hogar entre 1992 y 2008 del Lockheed F-117 Nighthawk, el primer avión de combate “invisible”- y nadie cree que sea el último. «Algunos de los registros arqueológicos mejor conservados de la cuenca de Tularosa residen en terrenos del departamento de Defensa», señala Scott Dorton, jefe ambiental del 49º CES.

Los pueblos paleoarcaicos eran descendientes de los primeros humanos que pusieron un pie en América y una de las primeras culturas del continente que cultivaron y domesticaron plantas. Los sitios arcaicos tempranos (entre el 8.500 y el 4.000 antes de Cristo) son raros. Entre los pocos que existen destaca la cueva Ventana, donde la transición del paleoindio al arcaico es visible en los distintos estratos.

Un F-22 Raptor aterriza en la Base militar de Holloman en junio de 2008

Un F-22 Raptor aterriza en la Base militar de Holloman en junio de 2008

U.S. Air Force / Senior Airman Anthony Nelson

La región de Tularosa, que se extiende a lo largo de casi 17.000 kilómetros cuadrados, alberga algunos de los sitios arqueológicos más antiguos de América. Las excavaciones realizadas en los últimos 10 años han descubierto huellas fosilizadas de humanos de hace 11.000 años siguiendo a un perezoso gigante o huellas de hace 10.000 años pertenecientes a una mujer y un niño pequeño. 

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *