Remojarse en agua dulce

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Asturias

Piscinas del río Dobra

A su paso por Tornín, una de las localidades del concejo de Cangas de Onís, el río Dobra ofrece un tesoro natural: una poza verde de agua cristalina que alcanza los 5 metros de profundidad en algunas zonas, rodeada por un perímetro de piedras blancas. A la poza se llega por una ruta sencilla de poco más de dos kilómetros que se toma tras cruzar el pueblo por la N-625. Un único inconveniente: el Dobra nace en los Picos de Europa por lo que el baño es algo más que refrescante.

País Vasco

Playa del pantano de Ullíbarri

El embalse de Ullíbarri abastece de agua dulce a la ciudad de Vitoria-Gasteiz y de espacios donde refrescarse a alaveses y visitantes. En una zona espectacular, cuenta incluso con dos playas reconocidas con bandera azul por la calidad del entorno y los servicios: las de Landa y Garaio. Además de baño, la zona ofrece merenderos, asadores y zona de juegos. En sus aguas se practican, además, múltiples deportes acuáticos: remo, windsurf y piragüismo.

Extremadura

Los Pilones

Si el Valle del Jerte ya es un lugar mágico, el río del mismo nombre aporta un tesoro poco conocido: Los Pilones, piscinas naturales en una de las gargantas formadas por el paso de sus aguas, la garganta de los Infiernos. Tras una hora de camino a pie, rodeado de vegetación y jalonado de saltos de agua, desde el Centro de Interpretación de la Garganta de los Infiernos se llega a Los Pilones, un conjunto de piscinas naturales de aguas frías y cristalinas rodeadas de losas de piedra grisácea.

Paraísos escondidos al aire libre donde sofocar en agua dulce los días más calurosos del verano

Catalunya

Pantano de Sau

En la comarca de Osona, el valle de Sau y los acantilados de Collsacabra abrazan el pantano de Sau, consecuencia de una gran obra de ingeniería pensada para abastecer de agua a Barcelona y generar energía hidroeléctrica. Hoy, la torre del campanario del pueblo originario de San Román de Sau, inundado por las aguas, sirve para medir el riesgo de sequía. El baño está permitido, pero se recomienda evitar las construcciones hundidas. También se puede navegar en kayak o en aquaslider, una embarcación similar a una canoa grande a pedales.

Catalunya

Lago de Montcortés

A más de 1.000 metros de altitud en la comarca del Pallars Sobirà, el de Montcortés es un lago de aguas de origen subterráneo, con una profundidad que oscila de 20 a 40 metros, y una de las principales reservas de aves acuáticas del Pirineo. Se llega a una zona de aparcamiento por carretera desde de La Pobleta de Bellvei o desde Gerri de la Sal. Desde ahí basta un paseo para llegar al lago y continuar paseando por todo su perímetro en una caminata que llevará entre media hora y 45 minutos.

Valencia

Toll Blau

En el límite entre Alicante y Valencia, en el término municipal de Bocairent, el Parque Natural de la Serra de Mariola ofrece una poza de aguas turquesas y pequeñas cascadas que bien merece una excursión de poco más de 7 km por un rincón al que, no nos engañemos, no es fácil llegar. Importante: tras llegar en coche hasta el centro de interpretación del Parque, asegurarse de llevar calzado adecuado, protección solar y contra los mosquitos y agua. Y no dejar nunca la pista forestal siguiendo las indicaciones con el logo del Parque.

Guadalajara

Río Tajo

Cinco son los puntos en la provincia de Guadalajara donde está permitido bañarse en las aguas del río Tajo: a su paso por el término municipal de Trillo, donde el río forma cascadas en la confluencia con las aguas del Cifuentes; y en Zaorejas, en pleno parque natural del Alto Tajo; además de en tres embalses. El mayor es el de Entrepeñas, al que se accede desde las localidades de Preja, Durón y Alocén en lo que se conoce como el “mar de Castilla”; el embalse de Alcorlo, que sepultó al pueblo del mismo nombre; y el embalse de Pálmaces de Jadraque.

Málaga

Embalse de Biñuela

El pantano de mayor capacidad de agua dulce en la provincia de Málaga, construido para encauzar el río Vélez en 1986 y abastecer de agua de grifo y riego agrícola a parte de los municipios de la Costa del Sol, es también un espacio al aire libre donde pasar los días más tórridos del verano andaluz. La Viñuela pertenece a la comarca de la Axarquía. En sus inmediaciones hay zonas de picnic equipadas con barbacoas, fuentes de agua potable, zona deportiva y un embarcadero para canoas y kayaks.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *