Renta 2023 – 2024: la sorpresa que tendrás si has invertido en letras del Tesoro

Equipo
By Equipo
4 Min Read

El ahorro acumulado en la pandemia y el pobre rendimiento de opciones seguras como los depósitos ha llevado a los españoles a volcarse en la inversión en letras del Tesoro. Ahora toca rendir cuentas con la Agencia Tributaria por sus rendimientos si se hizo en el 2023. Más de uno puede llevarse una sorpresa, ya que a la hora del cobro no tienen retención, por lo que en esta campaña habrá que afrontar la factura completa.

«La diferencia, la particularidad que tienen las letras del Tesoro, es que no tienen retención al vencimiento. Ahora al hacer la declaración se tendrá que tributar, es algo a tener en cuenta», comenta Paula Satrústegui, socia de asesoramiento patrimonial de Abante Asesores. «Para evitar llevarte un susto tienes que guardarte una parte al vencimiento», advierte. Es decir, como se devuelve todo limpio, al cobrar los intereses ya habría que tener en cuenta el apartado fiscal y reservar una parte para cuando llegue el momento de liquidar el IRPF. Quien no lo supiera puede acabar con una sorpresa al ver su renta.

Lee también

Las letras se incluyen en la declaración como rendimiento del capital mobiliario. «El rendimiento generado entre el importe de compra y el de venta o amortización tiene la consideración de rendimiento del capital mobiliario en el IRPF», inciden en Abante. «Ya sea por vencimiento o por transmisión (venta)», exponen. Por ejemplo, si se han invertido 10.000 euros y con el rendimiento al vencer se obtienen 10.300 euros, esos 300 euros de plusvalía se incluirían en la declaración. Estas ganancias se especifican en la casilla 0030 («Rendimientos procedentes de la transmisión o amortización de letras del Tesoro») del modelo del IRPF.

«Si estás obligado a hacer la declaración, se incluyen los rendimientos siempre, desde el primer euro», comentan fuentes de TaxDown. «Si has obtenido 300 euros de rendimiento pero no estás obligado a hacer la declaración –al no cumplirse supuestos que lo indiquen– no tienes que declararlos», siguen. 

Eso sí, «aunque no tengas que hacer la renta por otros rendimientos, en el caso de obtener más de 1.000 euros sí estarías obligado a hacerlo». Así, alguien que por ingresos salariales no esté obligado a declarar pero haya ganado más de 1.000 euros con letras, tendrá que realizar el trámite.

Otros supuestos con la deuda sí tienen retención

Las letras son títulos a un año o menos (3, 6, 9 y 12 meses). En la campaña de la renta de este ejercicio se incluyen operaciones cerradas en el 2023. Como curiosidad, otros tipos de deuda sí tienen retención, como los cupones de los bonos (a 3 y 5 años) y de las obligaciones del Estado (con plazos aún mayores).


Ampliar

Horizontal

Fiscalidad de los títulos de deuda

AEAT

Los rendimientos de las letras y otros títulos tributan en la base del ahorro, donde los primeros 6.000 euros de beneficio lo hacen a un tipo del 19%. De ahí en adelante, los diversos tramos crecen hasta el 28% en función de la situación del contribuyente. Siguiendo el ejemplo previo, los 300 euros de beneficio tributarían al 19%, con un pago a Hacienda de 57 euros.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *