Descubiertas más de 50 especies submarinas en una de las zonas más inexploradas del planeta

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Un grupo internacional de científicos, en el que ha participado la investigadora Ariadna Mechó, del Barcelona Supercomputing Center – Centro Nacional de Supercomputación (BSC-CNS), ha descubierto más de media docena de especies potencialmente nuevas para la ciencia en los montes submarinos de la costa de Chile. En total, la expedición observó 160 especies cuya existencia era desconocida en esta región.

La expedición del Schmidt Ocean Institute permitió identificar corales de aguas profundas, esponjas de vidrio, erizos de mar, calamares, peces, moluscos, cangrejos, estrellas de mar y otras especies nunca antes observadas por los científicos. El hallazgo tuvo lugar en los montes submarinos de la Dorsal de Salas y Gómez, una zona remota y poco explorada que se extiende desde las costas de Chile hasta Rapa Nui,

Mechó, investigadora del grupo de Variabilidad y Cambio Climático del Departamento de Ciencias de la Tierra del BSC, presentó los resultados de la expedición científica de 40 días en la Conferencia del Decenio del Océano que se celebra en Barcelona.

d

Un extraño pez con ‘patas’

Schmidt Ocean Institute

«Hemos encontrado entre 50 y 60 especies potencialmente nuevas a simple vista, un número que probablemente aumentará cuando trabajemos todas las muestras que tenemos en el laboratorio”, dijo Mechó. También han encontrado uno de los corales mesofóticos más profundos del mundo, lo que amplía en varios cientos de kilómetros la distribución de esta fauna polinesia. “Y en profundidad, hemos encontrado campos de esponjas y corales, hábitats considerados vulnerables y necesitados de protección», ha afirmado Mechó.

Con 25 científicos

La expedición se llevó a cabo entre el 24 de febrero y el 4 de abril con un equipo internacional de 25 científicos de 14 organizaciones de cinco países (Chile, Estados Unidos, Italia, España, Holanda). Entre los expedicionarios estaba la primera bióloga marina rapanui, Emilia Ra’a Palma Tuki, recién graduada en la Universidad Católica del Norte de Chile.El Consejo del Mar de Rapa Nui, o Koro Nui o te Vaikava, apoyó la expedición y proporcionó el permiso principal para trabajar en la zona, y colaboró aportando un observador Koro Nui y un experto local en navegación para incorporar a la expedición sus perspectivas como miembros de la comunidad Rapa Nui. La información recogida por esta expedición científica proporcionará la base para informar de la gestión de las áreas marinas protegidas existentes y ampliarlas potencialmente, especialmente alrededor de la isla de Rapa Nui.

La información recogida por esta expedición científica proporcionará la base para informar de la gestión de las áreas marinas protegidas existentes y ampliarlas potencialmente, especialmente alrededor de la isla de Rapa Nui.

Una de las zonas más inexploradas del planeta.

Financiado por el Schmidt Ocean Institute, la misión se ha centrado en estudiar los ecosistemas de las montañas submarinas e islas oceánicas de la Dorsal de Salas y Gómez. Esta cordillera submarina tiene 2.900 kilómetros de longitud y comprende más de 200 montes submarinos desde las costas de Chile hasta Rapa Nui, también conocida como Isla de Pascua.

Esta cordillera alberga uno de los paisajes marinos más singulares y biodiversos de la Tierra, con un altísimo índice de endemismo, hábitats críticos para organismos bentónicos, corredores migratorios esenciales para especies de gran movilidad y la presencia de más de 80 especies amenazadas o en peligro de extinción. Además, la dorsal de Salas y Gómez posee un rico patrimonio cultural y marítimo con conexiones con comunidades indígenas isleñas y continentales.

Esta región remota y poco explorada alberga hábitats vírgenes e inexplotados con abundante biodiversidad que requieren la cooperación internacional para protegerlos antes de que desaparezcan.

d

La investigadora Ariadna Mechó

Schmidt Ocean Institute

Modelización del océano con supercomputación

El papel del BSC y la supercomputación en la campaña es proporcionar datos de modelización climática a través de diferentes escenarios para establecer la distribución de especies en la zona. Esto nos ayudará a comprender cómo se verán afectadas estas especies por los cambios futuros, en función de cada escenario posible. «Pero antes, necesitamos comprender mejor la biodiversidad y la conectividad de la región para saber qué especies se encuentran allí y en qué montañas exactamente, así como los posibles cambios en las comunidades faunísticas. Básicamente, se trata de una exploración única en lugares donde prácticamente todo está inexplorado», ha asegurado Mechó. 

El objetivo es proporcionar la información necesaria para apoyar la designación de la Dorsal de Salas y Gómez como zona marina de importancia ecológica y biológica (EBSA) por el Convenio sobre la Diversidad Biológica y «zona prioritaria» ecológica y socioeconómica para la protección internacional, por el Tratado de Alta Mar (2023). 

Conectado a una campaña anterior

Este crucero está conectado con una campaña anterior desarrollada entre enero y febrero de 2024 y centrada en el estudio de la unión entre Salas y Gómez y la Dorsal de Nazca, y las Islas Desventuradas.

Durante los dos cruceros, se han descubierto más de 100 nuevas especies en Salas y Gómez y la Dorsal de Nazca, así como jardines de corales y esponjas, lo que pone de relieve la necesidad de crear un corredor azul a lo largo de ambas dorsales, creando una de las primeras y mayores zonas marinas protegidas del planeta.

Ariadna Mechó ha recibido financiación del programa de investigación e innovación Horizonte 2020 de la Unión Europea en el marco del acuerdo de subvención Marie Skłodowska-Curie.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *