El Govern propone ampliar el uso de las pistas de El Prat sin tocar las lagunas

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Modificar el funcionamiento de las pistas del aeropuerto de El Prat solo durante los meses de julio y agosto y desde las diez de la mañana a las dos del mediodía. Esta es la propuesta del Govern, según ha podido saber La Vanguardia , para incrementar la capacidad de la infraestructura y poder asumir, así, una mayor cantidad de vuelos de largo recorrido.

Actualmente, el Prat trabaja con dos pistas paralelas y otra transversal, que se usa de noche o en periodos de poca actividad. De las dos primeras, la más larga y la que está más lejos del mar es para aterrizajes; la otra, para despegues. La propuesta pasa por que en julio y en agosto, en una franja horaria de cuatro horas a partir de las diez de la mañana, estas dos pistas paralelas se independicen, para asumir ambas por sí solas aterrizajes y despegues. La medida permitiría pasar de los 78 vuelos por hora a 90, el máximo previsto en la declaración de impacto ambiental.

En el Ejecutivo de ERC justifican esta temporalidad: solo durante estos dos meses se alcanza “el máximo de la capacidad disponible” del primer aeropuerto de Catalunya, sobre todo por el incremento de demandas de vuelos intercontinentales. Y apuntan que Aena “sobredimensiona” las limitaciones de El Prat y asegura que hay problemas de congestión solo unas horas al día en pocas semanas al año. ¿El cálculo? Un 1,2% del tiempo anual y mayoritariamente en verano.


Lee también

Fernando H. Valls

FILE PHOTO: Iberia and Air Europa planes parked at Adolfo Suarez Barajas airport during the COVID-19 pandemic in Madrid, Spain, December 15, 2020. REUTERS/Susana Vera/File Photo

En el plan del Govern de Aragonès también se reclama que se cambie el modelo de gobernanza, que ahora mismo está en manos de Aena, para que la Generalitat se incorpore a la gestión de los aeropuertos localizados en Catalunya. Eso es así porque el Gabinete catalán apuesta por aumentar también el papel com­ple­men­tario de los aeropuertos de Girona y Reus y canalizar allí el crecimiento de vuelos. La interconexión en tren de alta velocidad con Barcelona sería del todo necesaria.

Cambiaría la operatividad de las pistas solo en julio y agosto, de 10 a 14 h

Además, en el Govern consideran que no es tolerable que Aena, como entidad público-privada, gestione y gobierne al mismo tiempo. El cambio de gobernanza va en el sentido de “proteger los intereses generales, y no los particulares que Aena tiene”. Insisten en que el suyo es favorecer los vuelos de largo radio y afirman que los cambios en el funcionamiento de esta opción, sin participación de la Generalitat, sería dar “un cheque en blanco a Aena”.

Los republicanos consideran que la suya es la mejor fórmula para que no queden afectados los espacios naturales protegidos de la Ricarda y el Remolar, que otros proyectos sí afectan. Además, a su parecer, no interferiría en el desa­rrollo del puerto de Barcelona.

Pero uno de los grandes problemas de lo que plantea el Govern es el impacto acústico que implica y que tantas quejas ha provocado por parte de algunos vecinos de Gavà y Castelldefels. Con la propuesta, el Ejecutivo catalán, además de remarcar la temporalidad de las posibles molestias, asegura que “en ningún caso se superará el límite acústico legal en las viviendas afectadas”.

Pero propone mitigar la contaminación acústica con un plan de inversiones que contemple, por ejemplo, insonorizaciones en espacios residenciales, la compra de viviendas o compensaciones económicas para los vecinos. El Govern sugiere que para sufragarlo se destinen los 260 millones de euros previstos para una ampliación de la tercera pista que ERC no está dispuesta a llevar a cabo, al contrario del Estado o Foment.

La Generalitat cree que favorece los vuelos de larga distancia y reclama cogobernanza en los aeropuertos

De la misma manera, ERC sigue reclamando la terminal satélite, porque, entre otros motivos, contribuiría a la conectividad intercontinental. El gobierno español a lo largo de los años la ha planteado varias veces, pero nunca la ha ejecutado. Por eso en el Govern no entienden que liguen su construcción a una hipotética ampliación de las pistas del aeropuerto y a 1.700 millones de euros de inversión previstos para la modernización.

La opción no es conocida hasta hoy por el ministerio. No en vano, la comisión técnica Generalitat- Estado para la mejora del aeropuerto de El Prat solo se reunió en enero, y para constituirse. El Govern entrará en funciones tras las elecciones del 12 de mayo. La apuesta podría quedar en papel mojado, pero en Palau creen que, además de ser fácilmente reversible, puede asumirla cualquier gobierno.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *