Las tumbas anónimas que revelan secretos ocultos de la familia de George Washington

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Una excavación realizada en el cementerio de Harewood, situado en Charles Town (en el condado de Jefferson, Virginia Occidental), para identificar la tumba anónima de Samuel, el hermano menor de George Washington, acabó con el descubrimiento de varios entierros que pertenecerían a los sobrinos nietos del primer presidente de los Estados Unidos.

Un equipo de investigadores estadounidense comenzó en 1999 a trabajar en el sitio, cuyo antiguo propietario había sido el propio Samuel Washington. Los expertos usaron un radar de penetración terrestre para identificar hasta cinco tumbas sin nombre, de las que recogieron sus restos óseos y que datan de la década de 1880.

Huesos pequeños y dientes

Se recuperaron principalmente huesos pequeños y dientes, lo que sugería que podían coincidir con otros individuos que fueron desenterrados en 1882 para ser traslados hasta la Iglesia Episcopal de Zion, en Charles Town. El análisis genético realizado ahora por miembros del Instituto de Patología de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos ha revelado sorprendentes detalles sobre este viejo misterio.

Según explican los especialistas en un artículo publicado en la revista iScience, el análisis de ADN cromosómico no solo ha permitido identificar los entierros de los dos descendientes de Samuel, si no que también estaba sepultada en el sitio la madre de estos, Lucinda (Lucy) Payne.

Samuel Washington fue enterrado en una tumba sin nombre en una finca en Virginia Occidental

Samuel Washington fue enterrado en una tumba sin nombre en una finca en Virginia Occidental 

Wikipedia

La investigación –en la que se ha usado una nueva técnica que analiza decenas de miles de puntos de datos genómicos llamados polimorfismos de un solo nucleótido (SNP)- ha proporcionado, además, el primer mapa de ADN patrilineal del primer presidente de Estados Unidos, que no tuvo hijos propios.

«Estos métodos han revelado relaciones de parentesco entre estos restos humanos no identificados de mediados del siglo XIX y un descendiente aún vivo de Samuel Washington», ha explicado la antropóloga molecular Charla Marshall, autora principal del artículo.


Lee también

David Ruiz Marull

El general George H. Thomas

Samuel Washington era dos años menor que George. Murió en 1781 y fue enterrado en el cementerio de su finca de Harewood. Los registros mostraban que este cementerio albergaba hasta 20 miembros de la familia Washington, «incluidos el propio Samuel, dos de sus esposas, sus hijos, nietos y bisnietos, entre otros», añade la investigadora Courtney L. Cavagnino, coautora del estudio,

A diferencia de George Washington, que está enterrado en una imponente tumba de mármol en Mount Vernon (Virginia), la sepultura de Samuel no estaba ni tan solo marcada, probablemente para protegerla de los ladrones. Otros entierros del sitio también carecían de lápidas, lo que dificultaba la identificación de los restos.

Horizontal

La cara de George Washington, primer presidente de Estados Unidos, es la que aparece en los billetes de 1 dólar 

Matt Slocum / LaPresse

Las pruebas de ADN hechas en 1999 no fueron concluyentes porque las muestras estaban muy degradadas y contaminadas con bacterias. Pero las técnicas de análisis han avanzado mucho en los últimos 25 años y los expertos de las Fuerzas Armadas pudieron extraer ahora nuevas muestras de material genético para reevaluar los restos.

Los registros genéticos establecieron primero que los huesos pertenecían a una mujer y sus dos hijos. Ella era Lucinda Payne y los varones eran los nietos de Samuel (y los sobrinos nietos de George): George Steptoe Washington Jr. y el doctor Samuel Walter Washington.

Restos trasladados

En 1882, los restos de varias personas fueron desenterrados de Harewood y trasladados a tumbas de la Iglesia Episcopal. Entre ellos se encontraban los de Lucy Payne y sus hijos. Pero algunos de sus huesos se quedaron atrás. De ahí que se compararan con los de Samuel Walter Washington, actual propietario de la finca Harewood y uno de los descendientes vivos de la familia.

Samuel Walter incluso resultó tener más ADN en común con los dos hermanos fallecidos de lo que esperaban los investigadores, que atribuyeron este hecho al ‘colapso del pedigrí’. En genealogía, esta denominación hace referencia a que los matrimonios entre parientes acortan el número de antepasados. Eso, en el caso del árbol genealógico de los Washington, fue causado por múltiples matrimonios entre primos.

¿Dónde está Samuel?

El trabajo también produjo el primer perfil de ADN del cromosoma Y de George Washington, ya que los individuos masculinos en el estudio (vivos y fallecidos) «eran todos descendientes paternos directos de Augustine Washington, el padre del primer presidente de Estados Unidos», añade Charla Marshall.

Este perfil podría aclarar las relaciones genealógicas entre las personas que heredaron el apellido Washington pero que no están seguras de sus conexiones familiares «para determinar quién está relacionado paternalmente con el propio George Washington», escribieron los autores del estudio.

Aún queda pendiente de resolver, sin embargo, dónde está enterrado Samuel. Su tumba no ha sido descubierta todavía y los investigadores están a punto de tirar la toalla, ya que no han podido identificar ningún resto. “Quizás fueron exhumados en el pasado y su paradero podría perderse para siempre”, concluyen.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *