Archipiélago de futuros posibles, por La Vanguardia

Equipo
By Equipo
4 Min Read

En octubre del 2020, la presidenta de la CE anunció el lanzamiento de una ambiciosa iniciativa vinculada al plan de transición ecológica de la Unión: la New European Bauhaus (NEB). En palabras de Von der Leyen, se define como “un proyecto interdisciplinar que creará espacios experimentales en los que el arte, la cultura, la ciencia, la tecnología y la sociedad puedan encontrarse para imaginar y ensayar nuevas soluciones”. Tres años más tarde, la NEB se ha convertido en un vibrante movimiento que cataliza una inversión de 250 millones de euros, con 750 organizaciones implicadas.

La contribución de la cultura y las artes es clave para producir nuevos imaginarios sociales; relatos de cambio que contribuyan a la transición ecológica y la transformación digital. Repensar nuestra relación con las comunidades ciudadanas, la energía, la producción alimentaria, la forma de las ciudades y la movilidad, los sistemas algorítmicos de toma de decisiones…, requerirán no solo de regulación política y de desarrollo tecnológico e industrial. Reimaginar radicalmente los parámetros de nuestra vida diaria y crear nuevos espacios de experimentación y nuevas instituciones que sean capaces de afrontar estos problemas sistémicos es igual de imprescindible.

Reimaginar los parámetros de nuestra vida diaria es imprescindible

Durante el festival de la NEB, hemos podido reunir dentro de la iniciativa “Archipiélago de futuros posibles” a algunos de los actores e instituciones más relevantes que trabajan en la intersección de la cultura, las artes, la ciencia, la tecnología y la ecología. El objetivo es abrir un diálogo con los responsables políticos en Bruselas para incluir este territorio en la futura agenda de innovación de la UE.

Artistas como Cooking Sections nos están ayudando a imaginar una dieta “climávorica” para un mundo en el que debemos garantizar la seguridad alimentaria, al mismo tiempo que reducimos drásticamente las emisiones de carbono de la producción de alimentos. La ganadora del premio Starts 2023, Daisy Ginsberg, está diseñando jardines que tienen en cuenta no solo las necesidades de los seres humanos, sino también las de los insectos polinizadores, que están en la base de la pirámide de la biodiversidad. En el espacio de la arquitectura, hay una explosión de experimentación para reducir el enorme impacto que la construcción tiene en las emisiones de CO2, desde la reutilización de elementos de edificios demolidos de forma eficaz e imaginativa hasta la sustitución del hormigón por nuevos biomateriales hechos con sal, maíz u hongos.

La NEB no surge de la nada. La UE es hoy el referente mundial en espacios híbridos de colaboración. A diferencia de los modelos de innovación estadounidense o chino, la política de innovación de la UE ha reconocido implícitamente la relación natural con la cultura como una de sus características fundamentales.

Es esencial que el rico “archipiélago” que emana de los cientos de experiencias de estos diez años, en forma de residencias en arte y tecnología, proyectos piloto y colaboraciones interdisciplinares, se convierta en la base para definir una visión más ambiciosa y de mayor impacto para la próxima década de las políticas de investigación e innovación de la UE.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *