Hallados en Pompeya elegantes frescos sobre la guerra de Troya en un salón de banquetes

Equipo
By Equipo
8 Min Read

Parece mentira que hayan pasado 2.000 años. Un espectacular salón de banquetes con elegantes paredes negras, decorado con personajes mitológicos y temas inspirados en la guerra de Troya acaba de aparecer durante unas recientes excavaciones en la famosa ciudad de Pompeya.

El sitio, encontrado en la ínsula (bloque) 10 de la Regio IX, se encuentra ya visible en todo su esplendor, según explican los arqueólogos italianos en un artículo publicado en la revista Scavi di Pompei. El espacio “proporcionaba un marco refinado para el entretenimiento durante momentos de convivencia”, escriben los investigadores.

Apacibles tardes de conversaciones

El salón probablemente no se dedicó solo a banquetes. Los expertos señalan que también se pudo usar para desarrollar apacibles tardes de conversaciones siguiendo “un estilo de vida elegante” como queda reflejado en el “tamaño del sitio, los frescos y mosaicos que datan del Tercer Estilo, la calidad artística de las pinturas y la elección de personajes”.

El Tercer Estilo pompeyano, conocido también como mixto u ornamental, apostó por un género más figurativo, elegante, rico en colores y detalles. Sus reglas de ejecución eran bastante estrictas: se dividía la pared en tres zonas horizontales y entre tres y cinco cuadrados verticales. En sus ilustraciones se usaban habitualmente escenas mitológicas, paisajes, templos y colinas.

Vertical

Figura mitológica en la sala descubierta en el área arqueológica de Pompeya 

Parque Arqueológico de Pompeya

De ahí que los arqueólogos no se sorprendieran cuando descubrieron que el tema dominante en este salón de banquetes era el heroísmo, representado por parejas de héroes y deidades implicadas en la guerra de Troya. Pero también trataban la cuestión del destino y “la posibilidad, a menudo no aprovechada, que tiene el ser humano de cambiar su propia ventura”.

Además de los famosos amantes Helena y Paris (también conocido como Alejandro), indicados en una inscripción griega colocada entre las dos figuras, en el fresco de Pompeya aparece Casandra, la hija de Príamo, que está representada en las paredes del comedor junto con Apolo.

Paris y Helena, en uno de los frescos recién descubiertos

Paris y Helena, en uno de los frescos recién descubiertos 

Parque Arqueológico de Pompeya

En la mitología griega, Casandra era famosa por su don de previsión y su terrible destino que le impedía alterar el curso de los acontecimientos futuros. A pesar de su capacidad para conocer lo que iba a pasar, nadie le creyó cuando intentó evitar los trágicos acontecimientos de la Guerra de Troya (que se desencadenaron después de que Paris raptara a Helena). Tras ser violada durante la toma de Troya, Casandra acabaría siendo esclava de Agamenón en Micenas.

“La frecuente presencia de figuras mitológicas en las pinturas de salones y comedores de las casas romanas tenía la función social explícita de entretener a los invitados y comensales, proporcionando puntos de conversación para charlas y reflexiones sobre la vida”, señalan los investigadores en un comunicado.

Horizontal

El descubrimiento en Pompeya de los frescos inspirados en la guerra de Troya han maravillado a los arqueólogos 

Ministerio de la Cultura de Italia / EFE

Gabriel Zuchtriegel, director del Parque Arqueológico de Pompeya, destaca que las paredes de esta estancia “estaban pintadas de negro para evitar que se viera el humo de las lámparas de aceite”. “La gente se reunía para cenar después del atardecer y la luz parpadeante hacía que las imágenes parecieran moverse, especialmente después de unas copas de buen vino de Campania”, destaca.

“Las parejas mitológicas proporcionaron –continúa Zuchtriegel- ideas para conversaciones sobre el pasado y la vida. Las representaciones muestran la relación entre el individuo y el destino: Casandra puede ver el futuro pero nadie le cree; Apolo se pone del lado de los troyanos, pero siendo un dios, no puede asegurar la victoria; Helena y Paris que, a pesar de su relación amorosa políticamente incorrecta, son la causa de la guerra o quizás simplemente un pretexto”.

Una columnata (en vertical en el centro) habitual del Tercer Estilo pompeyano

Una columnata (en vertical en el centro) habitual del Tercer Estilo pompeyano 

Parque Arqueológico de Pompeya

La sala mide unos quince metros de largo y seis de ancho y se abre a un patio que parece ser una zona de acceso sin techo con una larga escalera sin decoración que conduce al primer piso de la casa.

Debajo de los arcos de la escalera se encontró una enorme pila de materiales de construcción que habían sido apartados. Alguien había dibujado con carboncillo dos parejas de gladiadores y lo que parece ser un enorme falo estilizado sobre el yeso fresco de las bóvedas.

Uno de los mosaicos hallados en el salón de banquetes

Uno de los mosaicos hallados en el salón de banquetes

Parque Arqueológico de Pompeya

La excavación del bloque 10 de la Regio IX forma parte de un proyecto más amplio destinado a apuntalar el perímetro entre las zonas excavadas y las que todavía no lo han sido, mejorando la estructura hidrogeológica con el objetivo de hacer que el vasto patrimonio de Pompeya (más de 13.000 habitaciones en 1.070 residencias, además de espacios públicos y sagrados) sea más eficiente y sostenible.

El área excavada hasta ahora ha revelado dos casas interconectadas, una vivienda con panadería y una fullonica (lavandería) que da a via Nola, cuyas fachadas ya habían sido descubiertas a finales del siglo XIX. Detrás de estos dos edificios emergen suntuosas salas de estar con frescos que estaban siendo renovadas y restauradas en el momento de la erupción del Vesubio en el 79 después de Cristo.

Las sorprendentes paredes negras eran para evitar que se viera el humo de las lámparas de aceite

Las sorprendentes paredes negras eran para evitar que se viera el humo de las lámparas de aceite

Parque Arqueológico de Pompeya

“Hoy en día, Helena y Paris nos representan a todos: cada día podemos elegir si centrarnos únicamente en nuestra vida privada o explorar la forma en que nuestras vidas se entrelazan con el amplio espectro de la historia, pensando, por ejemplo, no sólo en la guerra y la política, o el medio ambiente, si no también en la atmósfera que estamos creando en nuestra sociedad, comunicándonos con los demás en tiempo real y en las redes sociales”, concluye Gabriel Zuchtriegel.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *