El viacrucis judicial de Rubiales en el que se vislumbra que un excolaborador lo traicionará

Equipo
By Equipo
9 Min Read

A Luis Rubiales le espera a partir de ahora un largo camino de piedras, zancadillas, codazos y algún navajazo para defenderse de la retahíla de delitos a los que tendrá que hacer frente en los próximos años. Corrupción en los negocios, administración desleal, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal, agresión sexual y coacciones. De momento. El expresidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) comprobará en su propio viacrucis judicial si está solo o le queda algún apoyo. Los próximos meses son cruciales para saber quien está de su lado y quién no.

En el sumario judicial de la Operación Brody ya vislumbran enfrentamientos con sus antiguos colaboradores. En una conversación intervenida, uno de sus antiguos hombres de confianza alertaba a una tercera persona de que el ex presidente federativo le estaba pidiendo hacer “ilegalidades”. Esa persona está hoy investigada por los negocios de Rubiales. ¿Lo dejarán caer?


Lee también

Juan Bautista Martínez

(FILES) This file photo taken on July 20, 2015 shows FIFA president Sepp Blatter looking on with fake dollars note flying around him thrown by a protester during a press conference at the football's world body headquarter's on July 20, 2015 in Zurich. Sepp Blatter earned 3.6 million Swiss francs ($3.7 million) in 2015, FIFA said on March 17, 2016 as it revealed the fallen world football leader's salary for the first time. / AFP PHOTO / FABRICE COFFRINI

El origen, Rubiales y Piqué

La Supercopa en Arabia Saudí

La idea, organización y contratos para llevar la Supercopa a Arabia Saudí fue el inicio del calvario judicial para Rubiales. Varios enemigos del expresidente pusieron encima de la mesa de la Fiscalía Anticorrupción las sospechas de la utilización de dinero de la federación de manera fraudulenta en una operación sospechosa, en la que se había utilizado al jugador Gerard Piqué de intermediario.

De ese contrato salieron muchos más que es lo que llevó a la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Majadahonda (Madrid) a tirar del hilo y ordenar registros de varios altos cargos de la RFEF así como de empresarios, incluido el propio Rubiales. La instructora quiere saber la relación real entre la empresa saudí Sela y Kosmos Football –de Piqué–, así como el destino del dinero pagado y si pudo haber pagos de mordidas como contraprestación. La jueza sostiene en una resolución, a la que ha tenido acceso La Vanguardia, que aún queda por averiguar el “auténtico rol” de Piqué en esta trama.

La constructora fetiche

Cuatro millones en contratos

El grueso de la investigación que han llevado a cabo los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil tiene como columna vertebral a la constructora Gruconsa, que habría prestado numerosos servicios a la RFEF durante la era Rubiales. Los dueños de esta empresa tendrían relación con Javier Martín, amigo íntimo del expresidentes federativo conocido como Nene. El rastro del presunto dinero defraudado no se entiende sin el papel que juega otra sociedad adquirida por la mujer de Nene: Dismatec Sport, a donde empezaron a llegar beneficios desde la constructora “ligados a las obras realizadas” para le RFEF. Los investigadores han constatado que durante los años de Rubiales al frente de la Federación facturó de esta casi cuatro millones de euros, a la vez que Dismatec Sport ingresó 530.000 euros de la constructora. Como dice la juez, la relación entre la RFE, Gruconsa y Dismatec no se entiende sin la figura de Rubiales.


Lee también

Carlota Guindal, Joaquín Vera

La jueza subraya que para lograr el plan de Rubiales y Piqué se firmaron diversos documentos y contratos

La RFEF contrató a la constructora para llevar a cabo la reforma para el estadio sevillano de La Cartuja para la Eurocopa de 2021. Cuando la Guardia Civil explotó la operación detuvo a Pedro González Segura –uno de los más estrechos colaboradores de Rubiales–, pero también a su hermano Ángel, que era directivo de Gruconsa. En una de las conversaciones interceptadas, este último relata que uno de sus jefes le reprocha que el entramado de Rubiales había acaparado la mayor parte de los beneficios. “El Nene ha estado cobrando de puta madre gracias a mis espaldas”, reconoce en una conversación recogida en el sumario. Estos tejemanejes han arrastrado a Pedro Rocha, aspirante a sustituir a Rubiales, a quien la jueza imputó el pasado viernes.

En busca de un futuro

Los negocios en Dominicana

Cuando Rubiales se vio forzado a dimitir, se habría valido de aquellos amigos y colaboradores que había visto incrementar su cartera con él en la RFEF para hacerse con parte de sus negocios. Así, se quedó con el 50% del accionariado de otra empresa vinculada a Nene, GRX y se ha metido en otra de su amigo, Explotaciones hoteleras nazaríes. En la era post RFEF, abrieron negocios en República Dominicana, donde ambos pasaban temporadas, e incluso tenían alquilada una villa de unos 1.000 euros la noche.


Lee también

Joaquín Vera, Carlota Guindal

La villa en la que vivía Rubiales en Punta Cana junto a su amigo Nene

Según los investigadores Nene estaría haciendo partícipe a Rubiales en inversiones hoteleras e inmobiliarias en el país caribeño. Nene, amigo de Rubiales de la infancia, dejó claro cuál era su compromiso con Rubiales una vez abandonó la RFEF. Así se lo dijo a otro socio suyo: “En mi 50% yo diré quien entra porque yo tengo a Luis, al presi, y está viviendo allí (Dominicana) y lo tengo que meter”.

Pago a espías y abogados

Defenderse con dinero ajeno

Del sumario judicial se desprende cómo Rubiales habría utilizado la federación para montar su propio cortijo, favoreciendo a amigos y utilizando el dinero a su antojo. Una de las piezas que se investiga es cómo, con dinero de la RFEF, pagó a detectives privados para espiar a sus enemigos, entre ellos el presidente de La Liga. Para ello habría utilizado a una de las personas de su confianza, Tomás González Cueto, que fue elegido comisionado del control externo de la federación; es decir quien controlaba los contratos. Y a su vez su despacho de abogados, GC Legal, era contratado por la federación para llevarle pleitos civiles a Rubiales, así como para contratar otras gestiones, como la del espionaje.


Lee también

Carlota Guindal, Joaquín Vera

Luis Rubiales habría usado a su hombre de confianza, Tomás González Cueto, para ocultar el pago de abogados y detectives a cuenta de la RFEF para defenderse y atacar judicialmente a sus enemigos deportivos y empresariales

“Cueto estaría subcontratando servicios jurídicos extraordinarios para la RFEF a través de su despacho de abogados con total discrecionalidad y en perjuicio del ente federativo”, recoge la Guardia Civil en uno de sus informes. Los agentes también investigan la relación de ambos tras la salida de Rubiales. Fue Cueto quien reconoció en una llamada a un tercero que “Luis -Rubiales- me dijo que hiciera una cosa que eral ilegal y yo le dije que no podía hacérsela”. Según se recoge en la causa, la relación de ambos podría haberse quebrado en los últimos meses.

El beso no consentido

La Fiscalía le pide prisión

Mientras que esta instrucción que le afecta de lleno, no ha hecho más que comenzar, la Audiencia Nacional ya ha cerrado la investigación por el beso no consentido y las presuntas coacciones posteriores a la jugadora de la Selección femenina Jennifer Hermoso.

Por el caso más mediático, que generó un enorme debate en la sociedad el pasado verano, la Fiscalía ha pedido para el expresidente dos años y medio de cárcel por agresión sexual y coacciones. Un beso, “sorpresivo y sin consentimiento” que dio la puntilla al ‘intocable’ del fútbol.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *