Helsinki, la capital europea que es toda una sorpresa arquitectónica

Equipo
By Equipo
11 Min Read

De primeras, la ciudad de Helsinki para los extranjeros puede parecer una ciudad algo lejana, superficial e incluso algo tácita por sus gélidas temperaturas, sobre todo en invierno, pero cuando empieza a deshacerse el hielo y el sol se atisba entre las nubes, la capital finlandesa puede ser una completa maravilla.

La ciudad esconde, bajo las montañas de nieve, no solo lugares espléndidos, como por ejemplo, el café Regatta, donde tomarte una buena taza de chocolate caliente con unas vistas impresionantes, sino también experiencias inolvidables, como caminar sobre un lago helado.

Helsinki esta repleta de sorpresas 

Para los amantes de las caminatas, los viajes, las saunas, los descubrimientos y el frío, Helsinki es una ciudad repleta de sorpresas, a todos los niveles.

Estos son algunos de los sitios que no puedes perderte si visitas Helsingfors:

Biblioteca central de Helsinki

Bienvenidos a Oodi, una biblioteca innovadora que está a un paso del futuro. Oodi es un lugar de lo más moderno, ya que está equipado para realizar toda clase de actividades, desde coger prestado un libro, hasta comer o asistir al teatro, incluso puedes crear tu propia música.

A la biblioteca se la podría llamar fácilmente como casa de la literatura, puesto que tiene una enorme planta, la de arriba del todo, dedicada a los libros, y por supuesto, a los juegos de mesa. Algo característico de Finlandia, los juegos de mesas están por todas partes. 

Biblioteca central de Helsinki Oodi

Edificio de la biblioteca central de Helsinki. Delante hay un espacio donde se puede practicar deporte 

Júlia Cussó Melero

El centro se divide en la planta baja, un enorme espacio donde se pueden devolver los libros, comer algo, jugar al ajedrez e incluso ir a ver una película. En las plantas superiores se extienden amplias zonas donde hay un sinfín de habitaciones destinadas para reuniones y tiempos de estudio. Además de estudios de música, salas equipadas con impresoras 3D, máquinas de coser, PlayStation 5 y Xbox.

Oodi se podría definir como un lugar de reunión, de comunidad, de aprendizaje, para la democracia y la igualdad, donde todos comparten no solo la pasión de la lectura sino de la compañía.

Kampin Kappeli

En medio de la ciudad, en la plaza Narinkka, se puede apreciar la silenciosa Kampin Kappeli. Esta está destinada al recogimiento y la reflexión personal. La capilla tiene 11, 5 metros de altura, y el material principal con el que está edificada es la madera, más concretamente con 3 tipos de madera. Fue diseñada por los arquitectos del estudio de arquitectura K2S Mikko Summanen, Niko Sirola, y Kimmo Lintuala.

La parte exterior de Kampin está recubierta con madera de abeto, que a su vez, esta está protegida por una cera especial preparada para la meteorología de la ciudad. Las paredes interiores están revestidas con tableros de aliso fresado y el tejado es una placa de escayola que actúa como un aislamiento acústico.

Kampin Kappeli  Capilla Helsinki

La capilla del silencio está situada en medio de una de las plazas más concurridas de la ciudad 

Júlia Cussó Melero

Al entrar, un silencio inunda la pequeña estancia. Ahí, se encuentran los trabajadores de la iglesia, las autoridades sociales y de salud, que están a disposición de todo aquel que lo necesite. La capilla por fuera parece pequeña, alta, pero pequeña. Lo sorprendente es cuando cruzas sus puertas, ya que da una sensación de amplitud y serenidad. Unos bancos, un altar con una cruz –realizada por el platerio Antti Nieminen- y un recipiente donde se depositan las velas. Justo en la salida, a mano derecha, en una estantería, reposan más de 30 biblias escritas en diferentes idiomas.

Monumento de Sibelius

El nombrado ya café Regatta, al principio de este artículo, se encuentra justo al lado del parque Sibelius, que en este se encuentra el monumento que adopta el mismo nombre que el parque.

Mientras disfrutas de un placentero paseo por el parque, en medio de este, puedes encontrarte como se rige una imponente escultura. Esta se llama monumento Sibelius y fue diseñada por la artista finlandesa Elisa Hittunen. La obra es un homenaje al famoso compositor finlandés Jean Sibelius (1865-1957) y se inauguró el 7 de septiembre de 1967. La obra se compone gracias a más de 600 tubos de acero inoxidable huecos, soldados entre sí, que dan la sensación de imitar el movimiento de una ola del mar, ya que cada cilindro está a diferente nivel. Al lado, descansa una pequeña escultura del rostro del compositor.

Monumento de Sibelius Helsinki

El monumento Sibelius no está delimitado por ningún tipo de valla, por lo que los ciudadanos pueden verlo de cerca y tocarlo 

Júlia Cussó Melero

El objetivo de la artista era captar la esencia de la música de Sibelius, pero los visitantes del monumento se llevan la sensación de ver una obra que presenta un caos ordenado.

Catedral de Helsinki

La catedral de Helsinki, ubicada en el centro de la ciudad, es un edificio luterano que preside la plaza del senado. La iglesia fue construida en estilo neoclásico entre 1830 y 1852 por el arquitecto Carl Engel, con el objetivo de culminar el conjunto urbanístico de la plaza.

Al principio tenía el objetivo de homenajear al Tsar de Rusia, hasta que en 1917, con la independencia de Finlandia, la catedral paso a llamarse ‘Iglesia de San Nicolás’.

Catedral de Helsinki

La catedral de Helsinki es de estilo neoclásico 

Júlia Cussó Melero

Esta catedral es muy llamativa por el contraste de los 3 colores que tiene. Esta está casi toda pintada de blanco, excepto la gran cúpula que la rige y las cuatro cúpulas más pequeñas a su alrededor, que están en verde. Las cruces que se encuentran encima de estas son de color dorado.

Años después, el edificio fue modificado por Ernst Lohrmann, que aparte de agregar detalles a la catedral, colocó las estatuas de zinc de los doce apóstoles en los vértices del tejado.

Catedral ortodoxa de Uspenski

Uspenski, situada en la colina de la península de Katajanokka, se podría definir como un magnífico ejemplo de la arquitectura bizantina del siglo XIX, construida entre 1862 y 1868. El ideador de la catedral fue el arquitecto Aleksei Gornostajev, pero este murió antes de poder ver su obra terminada.

Lo más llamativo de la iglesia es su color principal, el color rojo, que la historia de donde provienen los ladrillos del edificio es de lo más curiosa. El material principal son los ladrillos rojizos sobrantes con los que se construyó la fortaleza de Bomarsund, situada en la isla de Aland – entre Finlandia y Suecia -. Esta fortaleza fue destruida, casi por completo, en 1854.

Catedral ortodoxa de Uspenski

La catedral ortodoxa de Uspenski se sitúa en un punto alto de la ciudad, desde donde se puede ver luna gran parte de ella 

Júlia Cussó Melero

Aparte de sus características paredes exteriores, también podemos observar cúpulas verdes y doradas, más concretamente 13. Estas representan a Jesús y sus doce apóstoles. La cúpula central se sostiene gracias a cuatro grandes pilares. Y el interior está decorado con lámparas colgantes y una decoración florida.

Esta catedral, imponente sobre esa colina, es un tesoro de la arquitectura de la ciudad.

Skywheel

SkyWheel Helsinki es la noria desde donde se puede coronar el cielo de la capital finlandesa. Se inauguró en junio de 2014, y desde sus 40 metros de altura se convierte en el mirador perfecto de Helsinki. Tiene 30 cabinas, pero lo que más la caracteriza es que una de ellas se llama SkySauna, con capacidad para 5 visitantes, convirtiéndose en la primera sauna del mundo instalada en una noria.

Asimismo, de entre estas góndolas blancas y azules, que tienen capacidad para seis personas, se puede ver otra cabina diferente. Esta es la góndola VIP que en ella solo caben cuatro personas y tiene los asientos de cuero y el suelo de vidrio. 

Noria Helsinki

La noria de la ciudad se sitúa justo al lado del mar, muy cerca de la catedral ortodoxa 

Júlia Cussó Melero

El viejo mercado cubierto

En la famosa plaza del mercado, donde se celebra el mercado más internacional y famoso de la ciudad, que es donde se venden alimentos y golosinas tradicionales, además de café y souvenirs, se ubica el mercado cubierto de Helsinki, construido en el siglo XIX. También llamado Old Market Hall, este está repleto de todo tipo de restaurantes y tiendas donde se venden toda clase de especialidades como por ejemplo el salmón o los rollos de canela. 

En la plaza del mercado se puede acceder a la conexión en ferry a la isla Fortaleza de Suomenlinna.

Mercado cubierto Helsinki

El tradicional mercado cubierto Helsinki se encuentra justo al lado del mar 

Pixabay

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *