La IA se cuela en las nuevas estafas y timos de la declaración de la renta

Equipo
By Equipo
5 Min Read

Con el avance de la tecnología, son muchas las tareas y procesos cotidianos que se han pasado al mundo digital. Entre ellos, sin ser menos, la declaración de la renta sirve de ejemplo. 

Hace ya tiempo que se puede realizar a través de la pantalla, a distancia. Un formato que brinda mayores facilidades tanto para la Agencia Tributaria como para los contribuyentes… y también para los estafadores profesionales. Los ciberdelincuentes cuentan además con un nuevo aliado: la inteligencia artificial (IA).

Los intentos de estafa mediante los dispositivos móviles u ordenador se han convertido en algo habitual en los tiempos que corren. Hay quien piensa que no tiene sentido alguno caer en este tipo de engaños, que se tratan de timos anticuados. Pero la realidad es muy distinta: «En el último año hemos frenado unas 10.000 millones de amenazas, siendo el 75% intentos de estafa online», comenta Luís Corrons, Security Evangelist de Grupo Gen.

La mayoría de las estafas detectadas son online

Las estafas más comunes se dan por mail o SMS, y la estrategia más utilizada es el phishing. Esta consiste en adoptar la apariencia e identidad de la Agencia Tributaria, en este caso, clonando a la perfección su página web, sus logotipos y el estilo con el que redactan sus textos, para hacer creer a la víctima que se trata de un canal oficial y que es seguro introducir sus datos. «Suelen pedir el usuario, contraseña, DNI, teléfono, e  incluso a veces la tarjeta de crédito. Esto puede ser para robarte el dinero, suplantar tu identidad o vender la información», asegura Luís Corrons. 

En plena campaña de la declaración de la renta esta es el centro de todas las estafas. Algunos casos de fraude con la Agencia Tributaria que se han detectado recientemente contenían mensajes como el siguiente: «Identificada incidencia en su declaracion. Posible sancion 1059,75 EUR envie la documentacion necesaria inmediatamente» (sic).

Se trata de grupos muy bien organizados que tienen estudiado al milímetro la estrategia más efectiva. «No hay que subestimarlos. Invierten mucho en el tiempo, buscan los horarios laborales para pillarte con prisas y tiran de la urgencia para meterte presión. Y al final caes, porque con el miedo de quedarte sin tiempo no miras nada. También hacen uso de mensajes con gancho, llamativos», cuenta Marc Rivero, portavoz de Kaspersky.

La explosión de la IA ha llegado también a este fenómeno: «Recientemente hemos notado una caída en el número de errores ortográficos y gramaticales en los textos de las webs piratas de los estafadores. Esto se debe al uso de las IA para la generación automática de textos», concluye Luís Corrons del Grupo Gen. Estos errores ortográficos permitían detectar la estafa con mayor facilidad, ahora son casi imperceptibles. 

Los consejos que ofrecen los expertos para evitar caer en esta clase de fraudes no aplican más que al sentido común y a pensarse las cosas dos veces antes de acceder a enlaces externos. «Es laborioso pero hay que revisarlo todo antes de introducir nuestros datos en ninguna web. Una forma rápida de pillarlos puede ser el dominio, compararlo con el oficial», dice Rivero, y avisa: «No solo se dan casos de suplantación de la Agencia Tributaria, también aprovechan para hacerse pasar por consultores financieros, gestorías de tramitación de la declaración o incluso, por departamentos del Ministerio de Hacienda».  

Entre otras de las recomendaciones que señalan los expertos están: descargar la app oficial, revisar estafas detectadas en años anteriores, estar atento a las redes por si se detectan nuevas estafas o comunicarse con canales de contacto oficiales en caso de duda. Toda prevención ahorra disgustos.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *