La población de Barcelona se globaliza, por Editorial

Equipo
By Equipo
5 Min Read

Barcelona es una ciudad de éxito y cada vez más global. Lo demuestra la cantidad de idiomas que se oyen en las calles y lugares públicos. Los datos estadísticos señalan que aproximadamente uno de cada cuatro habitantes de la ciudad ha nacido en el extranjero. La cifra oficialmente comprobada suma 350.000 personas, pero la realidad, según todos los indicios, supera esta cantidad. Esta creciente globalización ciudadana tiene un impacto importante de progreso que no está exento, sin embargo, de problemas.

Entre los extranjeros que viven en Barcelona hay inmigrantes que han abandonado su país por razones económicas y quieren mejorar su situación, hay exiliados por motivos políticos y sociales y se encuentran también muchos otros, casi una tercera parte, que han escogido la ciudad para convertirla en su residencia habitual para vivir y desarrollar su talento en actividades empresariales y profesionales de alto valor añadido. A estos últimos se los ha bautizado con el vocablo de expat , abreviación de la palabra expatriado . Serían, dicho en otras palabras, los inmigrantes de alto poder adquisitivo. Su presencia en Barcelona se ha multiplicado por cuatro en los últimos treinta años.

Crece la presencia de extranjeros que optan por vivir y trabajar en la ciudad

Barcelona, por tanto, no solo es atractiva para el turismo, hasta el punto de que se ha convertido en uno de los principales destinos europeos, sino también como lugar de residencia ideal para muchos profesionales y ejecutivos europeos, americanos –tanto del norte como del sur–, asiáticos y también rusos. Todos los continentes están representados entre nosotros.

Son muchos los factores, ya conocidos, que valoran los extranjeros que optan por Barcelona para vivir, tales como la calidad de vida, el clima suave, la diversidad de las actividades de ocio, la movilidad, la conectividad, el cosmopolitismo, el sistema educativo, la sanidad privada, la integración social y la relativa seguridad existente en comparación con otras ciudades.

Un factor determinante para la atracción de talento extranjero es el hecho de que Barcelona se haya convertido en la base de un potente ecosistema tecnológico, así como que diversas multinacionales hayan instalado aquí sus hubs digitales.

La oferta de vivienda de Barcelona, sin embargo, no estaba preparada para la irrupción de tantos ciudadanos de rentas medias y elevadas. Esto ha influido –desde hace algunos años– en que se haya disparado enormemente el precio de los pisos existentes, tanto de compra como de alquiler, sobre todo en algunas zonas. Con ello se ha agravado el proceso de gentrificación que el turismo ya había empezado a ocasionar en algunos de los barrios más emblemáticos.

La excesiva subida de los precios de la vivienda, al haber mucha demanda y poca oferta, empieza a perjudicar seriamente a sus habitantes y rebaja el atractivo de Barcelona para atraer profesionales de talento, especialmente jóvenes. La ciudad, en este aspecto, puede correr el riesgo de morir de éxito. Una reciente encuesta de Barcelona Global señala, al respecto, que los profesionales cualificados extranjeros que viven en la ciudad comparten una visión de los problemas muy semejante a la del conjunto de los ciudadanos, como es el citado precio de la vivienda, el aumento de la inseguridad, la excesiva fiscalidad y la creciente contaminación.

Hay profesionales digitales que han empezado ya a irse a teletrabajar desde otros lugares de la geografía española, como Valencia o Málaga, más baratas y con buenos servicios. Esta es una luz roja de advertencia. Si Barcelona quiere crecer sin tensiones causadas por el alto precio de la vivienda, tanto entre los autóctonos como entre los foráneos, debe plantearse seriamente el área metropolitana como todo. Eso exige fundamentalmente la mejora de los medios de transporte, en especial Rodalies. Como hemos dicho, la globalización ciudadana de Barcelona tiene un impacto importante de progreso, pero también de problemas que hay que afrontar.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *