¿Preparado para la Feria de Abril de Sevilla? Manual básico para principiantes

Equipo
By Equipo
12 Min Read

¡Muchas ganas de fiesta! Este es el reflejo del estado de ánimo de los sevillanos a las puertas de la Feria de Abril que, tras dos años de ausencia, esperan con impaciencia pisar de nuevo el albero. Durante una semana, desde esta noche y hasta el 7 de mayo, el palpitar de la capital hispalense se trasladará al barrio de los Remedios, junto al Guadalquivir. Volantes, farolillos, sevillanas y carruajes llenarán el Real de la Feria en la edición más deseada.

Los caballos, protagonistas de la feria, nos recuerdan su origen eminentemente rural, que se remonta a 1847, en tiempos del reinado de Isabel II. Y es que en su momento, la cita, que tenía lugar en Prado de San Sebastián, era una gran ocasión comercial para los ganaderos de la zona. Hoy, 175 años después, se ha convertido en el evento festivo más importante de la ciudad andaluza; un acontecimiento que en su última edición -la de 2019- reunió a cerca de un millón de visitantes. 

¿Te estás planteando viajar a la ciudad para vivir unos días de auténtica diversión? ¿Te estrenas este año en la Feria de Sevilla?  Si este es el caso, te recomendamos que tengas en cuenta algunas cuestiones básicas.

1. La Feria de Abril… en mayo

La última edición de la Feria de Abril fue en 2019

El Real de la Feria volverá a llenarse de sevillanos y turistas este año

Shutterstock

¿Sabías que este año la Feria de Abril se celebra en mayo? No es la primera vez que esto ocurre, y el motivo es que el evento siempre tiene lugar dos semanas después de Semana Santa. Por lo tanto, en esta ocasión, arrancará el domingo 1 de mayo a las cero horas con el alumbrado de la fachada en el Real de la Feria, y se despedirá con un espectáculo pirotécnico el sábado 7, a las 12 de la noche. 

Durante estos días, el epicentro de la ciudad será el barrio de Los Remedios, aledaño al de Triana, y, como cada año, el Real de la feria se llenará de sevillanos y de turistas dispuestos a pasarlo bien. ¿Qué es el Real? Es el paseo central por el que circulan carruajes y caballos y en el que se encuentran las casetas. Ocupa una superficie de 275.000m2, 25 manzanas y 15 calles de adoquines y aceras cubiertas de albero y decorada por miles de farolillos. A este recinto se le suman la calle del Infierno y la zona de aparcamientos. 

Puedes acceder al recinto en coche particular, pero, para evitar atascos, lo más recomendable es acercarse a la zona a pie, en taxi, bus, metro, bicicleta… ¡o en patinete!

2. La previa: cena del ‘pescaíto’

'Pescaíto frito' uno de los platos más típicos de Cádiz

‘Pescaíto frito’ uno de los platos más típicos de Cádiz

Propias

Aunque la inauguración oficial es el domingo, el pistoletazo de salida se dará la noche del sábado, con «la cena del pescaíto«, uno de los momentos más emblemáticos de toda la semana. Los socios se reúnen en las casetas disfrutando del ágape a la espera del alumbrao con un menú compuesto, mayoritariamente, por pescado frito: calamares o chocos, boquerones, puntillitas, y el clásico adobo sevillano (cazón aliñado), todo ello acompañado de embutidos y quesos regados, naturalmente, con manzanilla, fino o cerveza. 

3. La portada, una puerta efímera

Horizontal

La portada de la feria de Sevilla de 2022 simula la fachada del hotel Alfonso XII

José Manuel Vidal / EFE

La portada es la puerta de entrada a la feria; una espectacular estructura situada en el Real bajo la cual pasarán miles de visitantes y que, este 2022, simula la fachada del hotel Alfonso XII, uno de los establecimientos más antiguos de la capital hispalense. El diseño del arquitecto Navarro de Pablos, que recupera el proyecto de 2020, rinde homenaje a los viajeros, conmemorando el quinto centenario de la primera vuelta al mundo.

Durante toda la feria la podrás contemplar a lo lejos, especialmente de noche, iluminada por 25.000 bombillas. ¡Y es que mide 38 metros de altura y 46 metros de anchura! 

4. Empieza el espectáculo: el ‘alumbrao’

Horizontal

Alumbrado de la Feria de Abril de Sevilla 2019,

Eduardo Briones / EP

En medio de gran expectación, cuando suenen las 12 de la noche, tendrá lugar la iluminación del recinto ferial. Conocida popularmente como el alumbrao -observarás que la feria tiene su particular diccionario-, supone la inauguración oficial de la Feria de Abril. Prepárate para contemplar cómo, desde la portada y como por arte de magia, se van encendiendo, tramo a tramo, las 200.000 bombillas que darán luz a las calles del Real. Los responsables de pulsar el botón del alumbrado de este año serán representantes de los servicios municipales y de las empresas que trabajan en la organización de la feria.

El espectáculo tendrá a las sevillanas como protagonistas absolutas y con María del Monte como maestra de ceremonias. El público podrá disfrutar en la calle de la actuación de primeras figuras de este género, cantantes y bailarines. Se abre la puerta al baile y la diversión.

5. Las casetas, el corazón de la feria

Las casetas se instalan en todo el Real de la Feria

Las casetas se instalan en todo el Real de la Feria

Getty Images/iStockphoto

Los hispalenses suelen referirse a la feria como la Ciudad Efímera, ya que durante unos días, el recinto, formado en esta edición por 1.053 casetas, se convierte en el centro de la capital. Cada una de ellas luce la decoración típica y en su mayoría son privadas, es decir, son pequeños clubs integrados por socios que pagan una cuota anual. Esto significa que solo podrás acceder a su interior si eres socio o por invitación. 

Si eres foráneo y no conoces a nadie que pueda introducirte en el ambiente, tendrás que conformarte con escuchar las sevillanas desde el exterior y pasear por el recinto, o bien acercarte a las casetas públicas. Son instalaciones montadas por el Ayuntamiento, partidos políticos o restaurantes, situadas en la zona sur de las atracciones, en la calle del Infierno. 

6. El traje de flamenca, festival del color

Horizontal

Del 1 al 7 de mayo Sevilla se viste de gala para celebrar la Feria de Abril

Getty

Los coloridos trajes de flamenca dan un toque folklórico. Durante estos días, las mujeres sevillanas se toman muy en serio el look y lo más habitual que se enfunden vistosos modelos, no solo en el Real, sino por las calles de la ciudad. De todas formas, lucir estos vestidos no es obligatorio; si eres mujer, puedes vestir como quieras; y nadie te mirará mal. No está de más, sin embargo, hacerte con algún detalle flamenco, como un mantón o un clavel en el pelo. 

Por la noche, cambia el atuendo. Se imponen los modelos más elegantes, vestidos de fiesta y tacón. En el caso de los hombres, que durante el día habrán usado pantalón y chaqueta claros, deben decantarse por los tonos oscuros. Si es tu caso, en lugar de corbata, si lo deseas, puedes decantarte por una flor en el ojal.

7. Un toque pintoresco: caballos y carruajes

Un coche de caballos durante la Feria de Sevilla

Un coche de caballos durante la Feria de Sevilla

Shutterstock

Las mañanas de la feria son para los caballos, todo un recuerdo del origen ganadero del evento. Ten en cuenta que Sevilla está rodeada de grandes extensiones agrícolas salpicadas de cortijos con equinos. Durante estos días, son trasladados a la ciudad, junto con lujosos carruajes que pasean por el recinto emulando otros tiempos. 

Si quieres vivir la feria con más intensidad, alquila un coche de caballos. Te advertimos que deberás abonar una suma nada despreciable, pero la experiencia será, sin duda, insuperable. 

8. El rebujito, el sabor más típico

Horizontal

Caballistas beben rebujito en el Real de la Feria de Abril. EFE/Pepo Herrera

EFE

No tendrás problema para comer ni beber. Suelen servirse especialidades típicas como la tortilla de patatas, el pescaíto frito, el jamón, o el marisco, todo ello regado con vinos locales o las bebida más típica de la feria: el rebujito. Si todavía no lo conoces, te gustará. Se trata de un combinado de vino manzanilla, refresco de lima limón -habitualmente 7 Up o Sprite-, hierbabuena y hielo muy refrescante y, a la vez, algo peligroso. Y es que se bebe muy bien…

9. La calle del Infierno (y de la diversión)

La noria es una de las atracciones de la calle del Infierno de la Feria de Abril

La noria es una de las atracciones de la calle del Infierno de la Feria de Abril

Getty Images/iStockphoto

La feria tiene atractivos adicionales y uno de ellos es la calle del Infierno o, en otras palabras, el parque de atracciones contiguo al Real. Ocupa 87.000 m2 y alberga alrededor de 400 cacharritos, denominación que reciben las distintas atracciones dirigidas a todo tipo de público. No te pierdas la noria, es realmente espectacular.

¿Te preguntas por qué se le denomina la calle del Infierno? Si te acercas al recinto descubrirás el motivo, que no es otro que el alto nivel de decibelios que alcanza la música.

10. El broche de oro: los fuegos artificiales

Horizontal

Los fuegos artificiales ponen el punto y final a la Feria de Abril de Sevilla

Getty

Tras siete días de intensa actividad y cuando se cumple exactamente una semana desde el encendido, la feria llegará a su fin. A las 12 de la noche del sábado 7 de mayo, los sevillanos la despiden con un espectáculo pirotécnico. Si quieres tener una buena panorámica de los fuegos artificiales, te recomendamos que te decantes por el muelle de las Delicias o los puentes de Triana o de los Remedios, tres emplazamientos ideales para no perderte detalle. Un broche de oro para una feria que ha permitido recuperar la ilusión de los sevillanos.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *