un laboratorio para pensar la visión

Equipo
By Equipo
7 Min Read

En la Barcelona de finales de los años 70 se dieron múltiples espacios efímeros cuyas historias de comunidad, resistencia y reinvención configuraron la contracultura de ese momento. El colectivo Film Vídeo Informació (FVI), formado por jóvenes críticos, cineastas, artistas, poetas y fotógrafos apasionados por el cine y el vídeo, fue uno de esos espacios. El conjunto de acciones que este grupo emprendió dejó huellas imborrables tanto en la vida cultural de la ciudad como en la obra de sus integrantes. La exposición Visual Origen , que se puede ver en el Macba hasta finales de mayo, intenta seguir la pista de algunas de ellas e intuir la red de intercambios e interrelaciones que se generaron, acercándonos así a la microhistoria de esta agrupación donde las ideas y la amistad iban de la mano.

Fueron muchas las circunstancias que llevaron a Eugènia Balcells, Eugeni Bonet, Juan Bufill, Carles Hac Mor, Manuel Huerga, Ignasi Julià y Luis Serra a concebir esta plataforma dedicada a la creación, difusión y pensamiento de la imagen fílmica, entendida en un sentido amplio, tanto como medio para pensar la visión, como en interrelación con otras disciplinas. Eran años en los que los Encuentros de Pamplona (1972), que pusieron de manifiesto los vínculos entre prácticas artísticas locales y los movimientos internacionales de vanguardia, seguían marcando la vida cultural del país. 

En Barcelona se asistía a la etapa final del Grup de Treball, un colectivo de artistas que desarrolló un arte conceptual fuertemente ligado a la lucha antifranquista, y que dio paso a la coexistencia de diversos grupos. Entre ellos se encontraba el FVI, que perseguía una línea más formalista, alejada de las preocupaciones sociales y documentales de otro colectivo coetáneo y heredero del trabajo de televisión local y vídeo comunitario de Antoni Muntadas, el Vídeo Nou.

⁄ El conjunto de acciones que el FVI emprendió dejó huellas imborrables en la vida cultural de la ciudad

Además de asistir a las últimas reuniones del Grup de Treball, muchos de los integrantes de Film Vídeo Informació coincidían en las proyecciones que se hacían en la Filmoteca, en el Instituto de Estudios Norteamericanos y en el Instituto Alemán, y en inauguraciones de exposiciones en galerías de la ciudad, compartiendo inquietudes hacia el cine experimental y el vídeo emergente. De estos encuentros nació el FVI, que, a pesar de durar poco más de dos años, conformó un laboratorio activo que, en palabras de Balcells, fue un destello de luz en la oscuridad, una llama intensa y breve de una cerilla con la fuerza de activar la visión. 

Robert Wyatt con Juan Bufill, Pedro Burruezo y María José Peña en el bar Las Palomas, Castelldefels, tras el rodaje de ‘Arsenal. El viatge de Robert Wyatt, 1987, de Juan Bufill y Manuel Huerga

Robert Wyatt con Juan Bufill, Pedro Burruezo y María José Peña en el bar Las Palomas, Castelldefels, tras el rodaje de ‘Arsenal. El viatge de Robert Wyatt, 1987, de Juan Bufill y Manuel Huerga

Foto: M. Pilar Tirbió

Esta imagen de ese punto de luz alude al espacio de proyección cinematográfica y a algunas de las actividades que este colectivo llevó a cabo, como la presentación de Line Describing a Cone (1973) de Anthony McCall en julio de 1977, y la proyección de Le Bleu des Origines (1978) de Philippe Garrel, con música de Nico en directo, en el verano de 1978, película en la que encontramos una y otra vez este mismo motivo lumínico.

Mucha de la documentación de estas y otras actividades la podemos encontrar en la muestra Visual Origen comisariada por Juan Bufill. Entre los documentos expuestos– fotos, cartas, programas de sala y carteles de películas – está también la revista Visual , una publicación autoeditada, como muchos fanzines de la época, que contó apenas con dos números en los que trató autores como Antoni Padrós, McCall, Chantal Akerman o Michael Snow, y temáticas como el cine experimental, el vídeo o el formalismo y la política. Una parte importante de la exposición está dedicada también a la obra fílmica de los distintos integrantes del FVI, que, además de pensar el cine, hicieron un conjunto de películas que indagan la experiencia perceptiva.

⁄ Entre los materiales expuestos en la muestra está la revista ‘Visual’, una publicación autoeditada

Del conjunto de obras proyectadas cabe mencionar el trabajo colectivo En la ciudad (1976-1977) en el que participaron Bonet (iniciador de este proyecto), Balcells, Bufill y Huerga, junto a otros cineastas y artistas conceptuales como Iván Zulueta, Muntadas, Valcárcel Medina, Eulàlia Grau, Francesc Torres, Benet Rossell, entre otros, que comenzaron a experimentar con la imagen el movimiento y el vídeo a partir del súper 8. El complejo trasfondo político de ese momento de la transición se encuentra reflejado en la epidermis de sus imágenes urbanas. También vale la pena referir Fuga (1979) de Balcells, que podría configurar un retrato fílmico de este grupo. En esta película podemos ver además de la artista, a Bonet y Hac Mor, y asistir en silencio a algunas de sus acciones cotidianas, fumar un cigarrillo, leer el periódico o escribir.

Visual Origen alude asimismo a otros proyectos posteriores en los que podremos encontrar huellas de este grupo, como la edición del libro En torno al vídeo (1980), en el que participó Eugeni Bonet, la serie de programas Arsenal, dirigida por Manuel Huerga y emitida por TV3 entre 1985 y 1987, y la sala Metrònom, que nació en el mismo espacio que había ocupado antes FVI. Por el camino han quedado películas que se perdieron, utopías y sueños que no llegaron a realizarse. No obstante, es esencial no olvidar cada una de estas pérdidas y fracasos para poder seguir tejiendo, a la manera de Carles Hac Mor, otras historias sublevadas.

Visual Origen . Film / Vídeo / Informació. Comisario: Juan Bufill. Macba. Barcelona. www.macba.cat. Hasta el 26 de mayo

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *