Un Viñales histórico es el nuevo sheriff de Austin

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Tenía una cita con la historia, y no falló. Maverick Viñales, tantas veces irregular, inconstante o errático, se convirtió en el sheriff de Austin con una victoria soberbia en el Circuito de las Américas, remontando desde la 11.ª posición de la primera vuelta. 

Un triunfo extraordinario, pero también histórico, ya que el piloto de Roses se convirtió en el primero que consigue ganar con tres fábricas diferentes en la era de MotoGP: con Aprilia, Yamaha y Suzuki.

Salida fulgurante

Viñales tiró a la basura de la ‘pole’ y Acosta dio el golpe saltando al liderato

Tensión en la salida de Austin, con Maverick Viñales en la pole, Pedro Acosta, el más joven piloto en una primera línea a sus 19 años y 324 días, y Marc Márquez, el sheriff del COTA.

Se apagaron los semáforos y fue Acosta el más veloz arrancando, liderando por primera vez en MotoGP. Desastroso Viñales con el cambio de neumático de última hora (el medio trasero), que caía a la 11.ª posición después de tocarse con Bagnaia. El privilegio de la pole a la basura. Y Márquez, regular, de tercero a quinto, detrás de Miller.

Pronto se fraguó el pulso por la victoria entre Acosta y Martín, que siguió la rueda del murciano. El madrileño le metió la rueda, pero el novato aguantaba bien, con la lección aprendida del sábado. Decía que se lo había “apuntado”. Bagnaia se sumó a la persecución, con Márquez cuarto tras superar a Miller. Viñales escalaba al 8.º puesto.

Tensión

Austin asistió a un primer asomo de pelea a cuatro entre Martín, Acosta, Márquez y Bagnaia… pero duró poco

La tensión subió en el Circuito de las Américas en la cuarta vuelta. Martín pegó el hachazo a Acosta para arrebatarle el liderato de la carrera, el Tiburón no se pudo defender ni devolverle la jugada y claudicó, y a la vez, Márquez aprovechó el golpe para adelantar al murciano y engancharse a Martín. También Bagnaia imponía sus galones para adelantar a Acosta y ponerse tercero.

Pero lejos de venirse abajo el novato Acosta, se abría un duelo a cuatro por la victoria entre las tres Ducati y la KTM del murciano, que volvió a la carga. Tiraba Martín, Bagnaia a su rueda tras superar a Márquez, y el novato tercero tras dejar atrás también al de Cervera. Un festival que se calentaba por momentos.

Se desataron entonces las hostilidades, a partir de la vuelta 6-7. Acosta se atrevía con el campeón para situarse segundo (v. 7), y Márquez lo imitaba para auparse al tercer puesto. Bagnaia tenía que contentarse con el cuarto, con Viñales ya de vuelta a las posiciones nobles, quinto y amenazando. El de Roses y el de Turín abrieron un baile intenso por el 4.º puesto.

Acosta ataca

Acosta arrancó el liderato a Martín, Márquez se lo quitó al murciano, pero se fue al suelo cuando abría pista

En la vuelta 10, el ecuador de la carrera, Acosta se lió la manta a la cabeza y lanzó su ataque a corazón abierto por la victoria. Con descaro y agresividad se comió a Martín para ponerse primero. Pero le duró poco, porque Márquez, que veía su gran oportunidad, superó al madrileño y a Acosta para asaltar el liderato (v. 11). 

Sin embargo, cuando el de Cervera tiraba con fuerza para abrir hueco sobre Acosta y consolidar el liderato se fue al suelo. Perdió la rueda trasera de su Ducati y deslizó por el asfalto. Acosta volvía a liderar… aunque ahora tenía a otra amenaza.

Por detrás llegaba con fuerza Viñales, que se quitó del medio a Martín para ponerse segundo. Metió la rueda al murciano sin complejos, con un ritmo superior se hizo con el liderato en la vuelta 13. Pero Acosta no se descolgaba, pegado, a la espera.

Viñales vuela

El de Roses llegaba con un ritmo demoledor para consolidar su liderato y alejar a Acosta a más de un segundo

Sin embargo, el ritmo de Maverick era demoledor. En pocas vueltas metió más de 1 segundo a Acosta (1,3 en la vuelta 16), que a su vez distanciaba a Martín a 8 décimas, separados los tres en las posiciones de podio. El murciano repetía podio, el más joven de la historia en lograrlo (desbanca a Marc Márquez).

Tampoco se podían fiar porque detrás andaban cerca las dos Ducatis rojas de Bastianini y Bagnaia. Enea se atrevió a meter la rueda y a adelantar por unos instantes al madrileño. 

Martín, sin podio

El madrileño se quedó sin el tercer puesto, adelantado pro Bastianini a falta de dos vueltas

En los últimos giros, Viñales mantuvo y amplió su renta sobre Acosta (llegó a alejarlo a 1,4 segundos), mientras que el murciano no se vio inquietado por Martín, que sufrió el ataque furibundo de Bastianini. El español se quedó sin respuesta y tuv que claudicar, perder su cajón del podio -la primera carrera que no se sube este año- a falta de dos vueltas. Pero Martín mantiene el liderato del Mundial. 

Bagnaia minimizó los daños con el quinto puesto. Aleix Espargaró firmó el séptimo.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *