El I Concurso Internacional de Lawn Tennis de Barcelona

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Desde su creación en 1899, Ernest Witty, primer presidente del entonces Barcelona Lawn Tennis Club, tenía en mente la idea de organizar un torneo internacional de tenis, el primero que se disputaría en España. Para conseguir su objetivo, Witty diseñó un plan de trabajo.

En primer lugar, Ernesto Witty mantuvo contactos con la Lawn Tennis Association de Londres (LTA), en la actualidad Federación Internacional de Tenis (ITF), para que oficializara la prueba y designara un juez árbitro, que no fue otro que Ph. Heineken, quien dictaminó que el reglamento de la competición se desarrollaría bajo las normas de la LTA.

Conseguida la oficialidad de la competición, un segundo paso fue incorporar a la organización a la sociedad civil barcelonesa. Las gestiones fueron todo un éxito, configurando la Comisión de Honor del torneo, Guillermo de Boladeres, Alcalde de Barcelona, Manuel Delgado, Capitán General de Catalunya, Carlos González, Gobernador Civil de Barcelona, los Cónsules de Alemania, Inglaterra y los Estados Unidos, y los presidentes del Círculo del Liceo y del Círculo Ecuestre.

Por último, Ernesto Witty aglutinó a las instituciones ciudadanas que ya habían incorporado el deporte del tenis en su actividad, para unirlas en las tareas de organización de la competición. Estas fueron el Salud Sport Club, el Polo Club de Barcelona, y el Sport-Verein Barcelona, la entidad que la colonia alemana había formado y cuyas pistas se encontraba en la calle Mallorca, junto al Palacio Macaya del Paseo de San Juan.

Enest Witty, con gorra, y Arthur Leask en la final del dobles I Concurso INT de BCN 1903

Enest Witty, con gorra, y Arthur Leask en la final del dobles I Concurso INT de BCN 1903

Pedro Hernández

El ingeniero alemán Udo Steinberg, socio del Barcelona LTC y del Sport-Verein Barcelona, jugador del Fútbol Club Barcelona, y redactor de tenis en El Mundo Deportivo, fue nombrado responsable del Comité Ejecutivo, formando equipo con Ernesto Witty, Guillermo de Oliveras, Alfonso Macaya, Arthurs Leask y Herman Plass.

Entre las primeras decisiones adoptadas por el Comité, fueron que, entre el 18 y el 25 de octubre, los encuentros se disputarían al mejor de tres sets. También se dispuso que la primera ronda se jugaría en las pistas del Sport-Verein, y que las sucesivas lo harían en las instalaciones del Barcelona Lawn Tennis Club de la calle Claris esquina con Mallorca. Se decidió que pelotas utilizadas serían las de la casa F.H. Ayres de Londres, las mismas que se utilizaban en el torneo de Wimbledon.

1903 Final Concurso Bracelona sede RCTB Pau Claris Mallorca

1903 Final Concurso Bracelona sede RCTB Pau Claris Mallorca

Pedro Hernández

Asimismo, el Comité Ejecutivo estableció que el Concurso tendría un total de cinco pruebas: Individuales de Caballeros, Parejas de Caballeros, Parejas Mixtas Señoras y Caballeros, Individuales de Caballeros con ventajas y Parejas de Caballeros con ventajas. Las dos primeras distinguirían a los vencedores con el título de Campeones de Barcelona.

Se enviaron hojas de inscripción a clubs de toda España y a la LTA, en las que se especificaba que el precio de la misma oscilaría entre las 3 y las 5 pesetas, según el número de pruebas en las que se deseara participar, y que los formularios rellenados

debían enviarse al domicilio de Ernesto Witty en el número 60 del Paseo de Gracia. Se inscribieron tenistas británicos, estadounidenses, suizos, alemanes, austriacos y españoles.

El 25 de octubre de 1903, día en el que La Vanguardia trasladaba su sede al edificio modernista de la calle Pelayo, las tribunas del Barcelona LTC de la calle Claris presentaban un aspecto formidable. Lo más distinguido de la burguesía catalana se dio cita para ver los encuentros finales, y destacaban los elegantes vestidos y peinados que lucían las señoras y señoritas que rodeaban un palco repleto de autoridades. Los premios y trofeos a los vencedores estuvieron expuestos durante toda la semana en el escaparate de la Camisería Comas, en la esquina del Paseo de Gracia con la Gran Vía.

Quizás como un ‘acto de justicia’ por el terrible empeño que puso en la puesta en marcha del torneo, Ernest Witty fue la gran figura del día, imponiéndose en cuatro de las cinco pruebas. Ernest ganó el individual masculino y dobles absoluto formando pareja con Arthur Leask, así como las dos pruebas con ventajas. Todo quedó en familia, porque los dobles mixtos fueron ganados por el presidente del FC Barcelona, su hermano Arthur Witty, y su mujer.

Ernest Witty, que derrotó en la final individual al alemán Herman Plass, recibió el fantástico trofeo que donó Guillermo de Boladeres, alcalde de Barcelona, y que figura en las vitrinas del Real Club de Tenis Barcelona-1899 como donación a la entidad tras su marcha a Gran Bretaña en 1957. Herman Plass recibió su premio de finalista de manos del barón de Güell.

Al término de la ‘gran fiesta atlética’ como se reportó en distintos medios de la ciudad, el torneo terminó con palabras de Federico Roberts, cónsul de Gran Bretaña, y Guillermo de Oliveras. En los corrillos entre autoridades y jugadores, sólo se hablaba de ponerse a trabajar en la segunda edición de la prueba, y en la conveniencia de crear una asociación de clubs. El 24 marzo de 1904, impulsada, cómo no, por Ernest Witty, nació la Asociación de Lawn Tennis de Barcelona, actual Federació Catalana. Guillermo Oliveras fue elegido como su primer presidente.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *