Puedo jugar, esa es mi verdad de cara a este torneo

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Otra vez, como en otros tiempos, nos arremolinamos en el vientre del RCTB, esperamos a Rafael Nadal.

-Parece una sala de spinning -me cuenta Àngels Fàbregues, que escribe en Sport y lleva casi tantos años como yo aquí metida, persiguiendo al mito-. Me refiero a esta sala, con estos pósters en la pared.

Cierto, de las paredes cuelgan imágenes de ciclistas enjaulados en un gimnasio, como en uno de esos gimnasios que tanto abundan.

Rafael Nadal (37) llega tarde, como siempre también, pues la rueda de prensa debía haberse celebrado a las dos y son las dos y veinte y no hay manera, no aparece.

Nos advierten, al fin, las voces en el exterior. 

Los críos que aguardan a las puertas del edificio vocean:

-¡Rafa, Rafa!

Y Rafa emerge.

La escenografía es la misma, cuántos recuerdos, aunque este Nadal es otro: luce relajado, no se maneja en modo torneo, ese gesto arisco, ese arquear de cejas que ofrecía en otros tiempos, en otros torneos, cuando solo pensaba en ganar y ganar y volver a ganar.

Este Nadal relajado, que a media mañana ha peloteado con Hugo Dellien, ahora serpentea entre las cámaras y los fotógrafos, da las buenas tardes al entrar y ocupa el centro del escenario:

-A estas alturas estoy en otra situación -confiesa-. Y más que lamentarme de donde he podido estar o no, o de qué torneo me he perdido o no, es un regalo estar en Barcelona. Me lo tomo como mi último año y quiero intentar disfrutar de cada momento. Voy justo de preparación, pero soy realista. Estar aquí es una gran ilusión.

(Pues, al fin y al cabo, este es su segundo torneo de este año, tras haber aparecido en Brisbane en enero, y en el 2023 apenas había salido a escena, lastrado por un problema abdominal que acabaría costándole una cirugía y un abanico de meses sin tocar una raqueta).

Rafael Nadal conversa con Carlos Moyá, su entrenador, este lunes

Rafael Nadal conversa con Carlos Moyá, su entrenador, este lunes 

Pau Barrena / AFP

-Pero, ¿le ilusiona menos el estar aquí, teniendo en cuenta que sus opciones son menores a las de otros momentos? -se le pregunta.

(Y no lo olvidemos, en el RCTB se ha impuesto en doce ocasiones).

-No es más ilusionante esta ocasión que otras, lo admito. Bueno, en realidad, todas han sido importantes para mí. Pero en esta vida es lo que hay. Hay un principio y un final. No sé qué puede ocurrir en el futuro, pero ahora me lo tomo como mi última participación en el Godó. Eso sí, no renuncio a ser competitivo. No saldré aquí a darme un homenaje.

No renuncio a ser competitivo. No saldré aquí a darme un homenaje»


Rafael NadalTenista

-¿Y no siente dudas, después de tantas lesiones y contratiempos? ¿No se pregunta si puede reaparecer alguna lesión, como en el abdominal, o sufrir una nueva?

-¿El problema abdominal? Lo llevo como se puede. Sabemos lo que hay, los problemas que he ido teniendo. No me apetece hablar del abdominal, ya hace tiempo que es así. Me canso de ir contando mis penurias. En mi vida han ocurrido muchas cosas muy buenas, mucho mejores que las negativas. Es cierto que, si no puedes trabajar como querrías, esto te puede afectar mentalmente. ¿Sé que puede pasar, que puedo volver a lesionarme? Sí, pero seguiremos adelante hasta que tenga la sensación de que ya no vale la pena. No me pongo una fecha límite, pero la vida te va marcando tu camino.

Rafael Nadal, este lunes en las entrañas del RCTB

Rafael Nadal, este lunes en las entrañas del RCTB 

Pau Barrena / AFP

¿Y cómo ve la lesión de Alcaraz? Ustedes dos podrían haberse enfrentado en semifinales…

-Lo veo negativo para él, que ha ganado dos veces aquí. Le deseo que se recupere bien y rápido. Era el número 1 del cuadro y perderle es una mala noticia. En cuanto a mí, yo no estoy para pensar en semifinales.

Luego confiesa que está algo verde en algunas circunstancias del juego, por ejemplo en el saque, elemento que apenas ha podido trabajar en los últimos meses. Dice que está obligado a vivir en la incertidumbre.

Y cuando se levanta y desaparece de escena, algunos caemos en la cuenta de que no le hemos preguntado por Flavio Cobolli, su rival de este martes…

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *