Dortmund 4 – Atlético 2: Debacle del Atlético en Dortmund

Equipo
By Equipo
6 Min Read

El Atlético de Madrid confirmó los peores presagios imaginables y cayó con estrépito en Dortmund para decir adiós a la Champions League, antes de lo esperado. Una primera parte para el olvido brindó dos goles de ventaja a los alemanes, pero los de Simeone consiguieron remontar hasta el empate, que le hubiese clasificado. Sin embargo, tres minutos pésimos en defensa con un Sabitzer estelar terminaron por hundir a la flota rojiblanca.

  • Borussia Dortmund:
    Kobel; Ryerson, Hummels, Schlotterbeck, Maatsen; Sabitzer, Can; Adeyemi (Bynoe-Gittens, min.66), Brandt (Reus, min.90), Sancho (Özcan, min.86); y Füllkrug.
  • Atlético de Madrid:
    Oblak; Molina (Barrios, min.46), Giménez, Witsel, Hermoso, Azpilicueta (Riquelme, min.46); Llorente, Koke, De Paul (Saúl, min.84); Griezmann y Morata (Correa, min.46).
  • Goles:
    1-0, min.34: Brandt. 2-0, min.39: Maatsen. 2-1, min.49: Hummels (pp). 2-2, min.64: Correa. 3-2, min.71: Füllkrug. 4-2: min.74: Sabitzer.
  • Árbitro:
    Slavko Vincic (ESV). Amonestó con tarjeta amarilla a Ryerson (min.43) por parte del Borussia Dortmund, y a Azpilicueta (min.30) y Hermoso (min.45+1) en el Atlético de Madrid.

El imponente Muro Amarillo. Los inagotables 4.000 desplazados rojiblancos. La resolución de los cuartos de final. No hay duda de que Dortmund acoge «una noche de Champions de las buenas», tal y como predijo en la previa Simeone. Para afrontarla, el argentino recurre a los mismos que consiguieron una mínima ventaja en la ida, con la entrada de Hermoso por el sancionado Lino, lo que desplaza a Azpilicueta al carril. Una de las principales consignas que se había marcado el Atlético, controlar el empuje inicial de los de Terzic, a puntó está de venirse abajo a los tres minutos de encuentro. Sabitzer se encuentra casi sin esperarlo una pelota muerta en el área pequeña, pero su disparo toca en Azpilicueta para fortuna del conjunto madrileño.

La respuesta al primer susto es inmediata. El Atlético salva la presión alemana y una peinada excelente de Griezmann habilita a Morata para que encare a Kobel con todo el tiempo del mundo. Demasiado, incluso. De las mil y una opciones que se le ocurren al ariete en los pocos segundos que dura su galopada, con el guardameta casi vencido, elige la peor, una picada que ni siquiera encuentra puerta. Una ocasión que le persigue el resto de los 45 minutos que disputa y le mantienen completamente fuera del partido.

Los de Simeone, tras contener el ímpetu inicial del Dortmund, piensan que lo más difícil está hecho. Ceden la posesión, se muestran incapaces de generar alguna amenaza ofensiva y las pérdidas en salida de balón se suceden. Lo que permite a los teutones crecer, adueñarse por completo del encuentro, volcarse sobre la meta de Oblak y, en cinco minutos, darle la vuelta a la eliminatoria. Hummels, para celebrar su partido número 500 con la camiseta amarilla, se inventa una asistencia deliciosa con el exterior a Brandt. El mediapunta alemán, indetectable en cada posesión de los suyos, se acomoda hacia su pierna izquierda para sorpresa de Witsel y bate a Oblak, que palmea el disparo pero no logra repelerlo. Mientras el Atlético asimila el golpe, Sabitzer recibe un balón interior en el área y la cede para Maatsen, que ante la pasividad de la zaga rojiblanca, avanza sin oposición y define a la perfección.

El técnico argentino revoluciona a su equipo tras el descanso, dando entrada a Barrios, Riquelme y Correa, que tardan segundos en darle otro aire. El cuadro colchonero es otro, más clarividente y suelto en ataque. Un remate a la salida de un saque de esquina de Hermoso es despejado por Hummels hacia su portería. Eliminatoria igualada de nuevo. Correa perdona un mano a mano, segundo desperdiciado del partido, pero se rehace con disparo inapelable que clasifica momentáneamente a los suyos. De nuevo, lo más complicado estaba hecho.

Pero con la incapacidad defensiva del Atlético es imposible competir por grandes aspiraciones. Sabitzer se viste de Brandt y de modo estelar consigue dar la vuelta al partido. En apenas tres minutos, el centrocampista austriaco asiste al cabezazo inmaculado de Fullkrug a la escuadra y recibe un chut rechazado que aloja con suma precisión en la cepa del poste derecho, haciendo inútil la estirada de Oblak. El conjunto rojiblanco, después de recibir el cuarto golpe, se cae por completo. Incapaz de dar respuesta a la electricidad del Dortmund ni de mantener el buen nivel ofensivo con el que había conseguido dar la vuelta al encuentro. Durante los últimos minutos, los de Simeone se arrastran y terminan de confirmar los peores temores que acechan sobre este equipo cuando abandona el Metropolitano. Todo ello, para una nueva temporada en la que el Atlético no levantará un título ni estará cerca de ello. Debacle en Alemania.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *