“Si tengo a Ferrero a mi lado es porque no me ríe las gracias”

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Para Carlos Alcaraz (20), el lunes es un trabalenguas.

Dolorido y apesadumbrado, con el antebrazo en modo molesto, amanece en Murcia y se sube a un tren hacia Barcelona, 570 kilómetros contemplando el Mediterráneo junto a Carlos, su padre, y buena parte de su equipo.

Invierte casi seis horas en alcanzar el RCTB, en Pedralbes.

El número 3 mundial comparece a media tarde ante los medios de comunicación.

En un mensaje de cuatro minutos, sin preguntas, expresa sus condolencias, su pesar por culpa de ese codo sobrecargado, un galimatías que le había impedido competir en Montecarlo, la semana pasada, y que también le ha invalidado para el Trofeo Godó, donde debía estrenarse mañana.

Luego, se desplaza quinientos metros hacia el este de la ciudad, hasta el hotel Grand Hyatt, para un acto de Isdin, firma especializada en protección solar (es embajador de la marca). Al cierre del acto, en una sala habilitada para la ocasión, se sienta a conversar con La Vanguardia.

(A las diez de la noche vuela de vuelta a Murcia. Cuando se acuesta, ya ha pasado la medianoche).

¿Cómo llega la lesión?

Apareció el viernes, antes de empezar Montecarlo.

¿Se iba y no se iba?

Fue consecuencia de un cambio de bolas y superficie. Al inicio del entrenamiento empecé a notar que se me cargaba un poco el brazo. No le di importancia porque este feeling ya lo había sentido antes, se te carga el brazo pero puedes seguir perfectamente. Hubo cambio de bolas, y en la primera derecha que pegué ya noté que pasaba algo. Probé otra, por si era solo el momento, y ahí ya vi que no, que no podía. Llamé al fisio, paré el entrenamiento, hicimos pruebas y ya salió lo que tenía.

¿Y qué es?

Sinceramente no lo sé exactamente. Lo lleva el médico, no quiero darle demasiada importancia. Si le digo que es una sobrecarga, igual no lo es.

Lloré al renunciar a Barcelona. Mis amigos tienen pocas ocasiones de verme jugar en vivo”


Carlos AlcarazTenista

¿Cómo ha estado gestionándolo desde entonces?

Me he estado entrenando casi normal, con el revés, haciendo cortados, dejadas, tratando de minimizar las molestias y cuidándome también fuera de la pista para intentar llegar a Barcelona, pero no ha podido ser.

¿Cómo lo gestiona hoy?

Da problemas. Me hice la prueba, salió perfecta, todo bien. Hay una molestia, algo normal. Los tenistas tenemos estas molestias siempre. Lo que pasa es que las imágenes son distintas a mis sensaciones. Creo que, por más pruebas que me haga, será una lesión complicada. Habrá que compaginar las imágenes con las sensaciones.

¿Cuándo pasará?

No me la quiero jugar a decir una fecha y que no se cumpla. Ojalá llegue al Mutua Madrid Open (arranca el 22 de abril).

Leí que lloró al asumir su renuncia a Barcelona.

Sí. Fue un palo muy duro. Tenía muchas ganas de venir. Mi grupo de amigos ya había hecho las reservas para venir a verme jugar. Piense que, salvo en Barcelona y Madrid, no me ven nunca. Espero todo un año para llegar aquí. No suelo llorar por estas cosas, pero el domingo fue muy duro.

El año pasado fue número 1. Este año, jugando muy bien, es el número 3. ¡Es raro el tenis!

Lo es… Juegas un buen tenis pero a lo mejor no es suficiente para repetir el ránking del año anterior. Defiendes puntos, juegas contra ti mismo, necesitas iguales resultados que el año pasado, y también tienes que ganar a los rivales. Es complejo, desde luego.

Antes de Montecarlo, se me cargaba el brazo; en la primera derecha, ya noté algo más serio”


Carlos AlcarazTenista

Sinner apareció antes que usted. Fue Top 20 antes que usted. Luego usted le arrolló. Y ahora vuelve a estar por delante. ¿Así van a ser sus carreras?

Ojalá tengamos esa batalla, él uno y yo dos, y luego a la inversa. Eso me hará mejorar.

¿Qué practica para descolocarle? ¿Nos da ideas?

Me las guardo, pero es un jugador muy completo. Todos tienen puntos débiles, Djokovic también aunque parezca que no. Lo difícil es encontrarlos, porque son muy pequeños.

No he hablado con Nadal, pero he oído que piensa en el doble conmigo; y yo, con él”


Carlos AlcarazTenista

¿Djokovic es más vulnerable?

Nunca lo es. Ahora no tiene resultados excepcionales, aunque son muy buenos, con semifinales de Grand Slam o Montecarlo. Lo que pasa es que estamos acostumbrados a verle ganarlo todo.

A finales del año pasado, Ferrero (su entrenador) le dio un tirón de orejas. Dijo que, si hay que entrenarse, hay que entrenarse.

Bueno, esa última parte de la temporada me costó. Tras la gira americana me faltó mantener la ilusión. Ferrero venía a decirme que la temporada no termina en septiembre. Por cosas así lo tengo al lado: no me ríe las gracias, sino que me dice lo que debe decirme.

¿Ha hablado con Nadal para ser pareja en los Juegos?

No lo he hecho. Pero he escuchado que tiene ganas de hacer el doble conmigo, y sabe que yo lo haría con él.

¿Se colocaría usted a la derecha y él a la izquierda?

No lo sé. Digo: ‘Rafa, ¿tú dónde quieres?’. Y ahí me adapto.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *