Las increíbles imágenes de un bosque reveladas gracias a los rayos ultravioletas

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Hongo en una hoja, en coloración UV que muestra que el hongo es de color verde lima y la hoja es roja.

Fuente de la imagen, cortesía Shirley Lawton

Pie de foto, La luz ultravioleta revela cómo algunos animales verían este hongo que se encontraba adherido a una hoja.
  • Author, Paul Pigott
  • Role, BBC News

Un brillo espeluznante emanaba de los bosques y los charcos en las rocas de de Gales durante la semana anual de cielos oscuros que se celebró hace unas semanas en ese territorio del suroeste de Reino Unido.

El guía y naturalista David Atthowe fue invitado a iluminar con sus linternas de luz ultravioleta (UV) algunos de los mejores parajes naturales de los condados galeses de Pembrokeshire y Monmouthshire.

Sus fotografías del bosque húmedo templado revelan formas, estructuras y colores que rivalizan con los de los arrecifes de coral de los océanos.

«Está oculto a nuestros sentidos humanos, esperando ser descubierto«, dijo.

Una anémona verde

Fuente de la imagen, Cortesía David Atthowe

Pie de foto, Un naturalista inglés se dedica a recorrer los bosques en las noches con lámparas UV para captar la flourescencia de la flora y fauna.

El guía de 34 años se ha propuesto iluminar con luz ultravioleta lo que él llama un «mundo mágico» en el que las plantas y los animales emiten fluorescencia para comunicarse.

«Gales tiene mucha suerte porque tiene tantos sitios hermosos (para la biofluorescencia) con sus charcos en las rocas y su bosque húmedo”, dijo.

David Atthowe junto a un grupo de entusiastas observando flores con rayos UV

Fuente de la imagen, Cortesía David Atthowe

Pie de foto, El naturalista inglés David Atthowe encabezó excursiones nocturnas por los bosques de Gales para descubrir lo que ocultan.

Los colores de la noche

Atthowe visitó los bosques del valle de Wye y del Parque Nacional de la Costa de Pembrokeshire y realizó recorridos para la Semana de los Cielos Oscuros de Gales, evento que este año se celebró entre 9 y 18 de febrero, y que tiene por propósito advertir sobre el impacto que la contaminación lumínica tiene sobre la biodiversidad.

«Los bosques antiguos están llenos de musgo y líquenes que se iluminan con los rayos UV y también de muchas criaturas, como piojos y ciempiés, que hacen cosas interesantes», agregó.

Con más de 400 especies conocidas de líquenes, calificó a la reserva natural de Ty Canol Wood, en Pembrokeshire, como uno de los «bosques más mágicos y especiales de Reino Unido».

Un colorido liquen

Fuente de la imagen, Cortesía David Atthowe

Pie de foto, Los líquenes puede adquirir casi cualquier color bajo la luz ultravioleta.

«Mi día comienza por la noche debido a nuestra incapacidad para ver los rayos UV», dijo el naturalista.

«Una vez que oscurece, se convierte en el hábitat más colorido y vibrante. Los musgos pueden adoptar todos los colores dependiendo de dónde crezcan”, explicó.

«Los líquenes o las algas adquieren diferentes colores. Su belleza rivaliza con la de un arrecife de coral, es muy vibrante», aseguró.

Un cangrejo azul bajo los rayos UV

Fuente de la imagen, Cortesía David Atthowe

Pie de foto, No sólo las plantas exhiben llamativos colores en la oscuridad, sino también animales como los cangrejos.

Creando conciencia

Ruth Waycott ayudó a organizar una de las caminatas de biofluorescencia en Whitestone, un bosque propiedad de los Recursos Naturales de Gales.

«Fue tan fascinante que me enganché inmediatamente», dijo.

«La biofluorescencia es otro nivel de comunicación que los humanos no pueden ver”, afirmó.

«Pero si encendemos una luz ultravioleta, de repente vemos una horrenda planta verde o amarilla que dice: ‘No me comas, soy venenosa'», aseveró.

«Es algo nuevo y por eso es importante pensar en ello durante la semana de cielos oscuros», dijo.

Vista de las coloridas especies halladas en un arrojo

Fuente de la imagen, David Atthowe

Pie de foto, En los charcos y arroyos de los bosques galeses se pueden encontrar especies tan coloridas que parece que estuviéramos en un coral marino.

«Sabemos que la contaminación lumínica afecta a los animales, como es el caso de la navegación de los murciélagos o el de los peces migratorios, que se desorientan por las luces a lo largo de la orilla de un río, aunque sabemos muy poco sobre los rayos UV«, agregó.

David Atthowe espera cambiar eso.

«Debido a que no tenemos la suerte de poder ver en el espectro de luz ultravioleta nos estamos perdiendo este mundo mágico que ocurre a nuestro alrededor«, indicó.

Una de sus especies favoritas es la babosa leopardo.

«Tiene una mucosidad defensiva que libera y que es de color amarillo brillante bajo los rayos ultravioleta», dijo.

«Luego, en 30 segundos, cambia de color al azul brillante. Es realmente genial”, narró el naturalista.

Un ciempiés azul jade sobre un liquen

Fuente de la imagen, Cortesía David Atthowe

Pie de foto, Las lámparas UV muestran unas imágenes que parecen salidas de una película de ciencia ficción.

«Nunca pensé que vería flores brillando en un azul brillante, hongos verdes iluminando el suelo del bosque y flores que parecen tener electricidad corriendo a través de ellas”, señaló Atthowe.

¿Su consejo para cualquiera que esté interesado en descubrir por sí mismo ese mundo que los rayos UV pueden exponer?

«Consíguete una linterna ultravioleta y empieza a echar un vistazo a lo que puedes encontrar en el jardín«, dijo.

«Empieza con flores y una oruga, si puedes encontrar una, y te sorprenderá lo que ves», señaló.

raya gris

Y recuerda que puedes recibir nuestras notificaciones. Descarga la nueva versión de la app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *