Por qué tus manos pueden definir si te quedas con un empleo o no

Equipo
By Equipo
5 Min Read

No todo es tener el mejor currículum. Desde el día de la semana en el que se busca trabajo a cómo se venden las debilidades en una entrevista marcan la diferencia entre conseguir un empleo o el “ya le llamaremos”. Incluso todo puede estar en tus manos, literalmente.

La selección de personal va cambiando, con nuevos detalles y un verano que ya dice presente en empresas y portales de empleo. “Se espera una temporada excepcional en torno al turismo. Ya se está contratando en hostelería, grandes cadenas, restauración o aeropuertos”, señala Nekane Cendoya, directora del portal Trabajos.com. Se precisan perfiles de atención al cliente, dependientes, azafatas para promociones… “Se valoran mucho los idiomas”, asegura. También personal de limpieza o cocineros y camareros. Eso sí, en bares y restaurantes priman contar con experiencia previa. Al margen destacan otros clásicos como monitores para los campamentos de verano, los comerciales y la logística y el transporte.

Las empresas cambian la tendencia y también busca los candidatos de forma directa

En los detalles puede estar el secreto para conseguir el puesto. Si uno está buscando, hay días y días para hacerlo. “Normalmente cuando más movimiento hay es del martes al jueves, el lunes no tanto porque las empresas suelen estar arrancando la semana”, detalla. Es cuando las compañías cuelgan sus ofertas y también cuando más busca la gente. De 09.00 a 12.00 hay más trasiego y el 80% de candidatos se apuntan en la primera semana.

Hay que tener el currículum cuidado y al día, porque se ve un “cambio de tendencia” en el que publicar ofertas ya no es tan esencial. Ahora las empresas optan en ocasiones por bucear en la base de datos de los portales para dar con candidatos que cuadran más con su interés. Así se libran de recibir cientos de postulantes “que no casan”. “Es una búsqueda más costosa, pero mejor para dar con un perfil específico”, contrapone Cendoya. Incluso el currículum evoluciona y muta en videocurrículum. Una presentación que “todavía no está extendida en el mercado, ya que es más sencillo el filtrado del documento escrito”, empero. “Sí se está solicitando en procesos muy avanzados, entre mandos intermedios hacia arriba”.


Lee también

Raquel Quelart

Fran Villalba Segarra nació en Valencia en abril de 1997

Las entrevistas también esconden pormenores que pasan desapercibidos. El trabajo previo es obligatorio, porque hay preguntas que siempre surgen y hay que hacer un ejercicio de autoexploración. Como la de fortalezas y debilidades. “Las fortalezas todo el mundo las tiene pensadas. Pero hay que pensar en las debilidades y cómo las podemos mejorar. Plantearlas y luego añadir una solución. Como reconocer que nos falta escucha empática y que estamos trabajando en ello”, expone Fernando Botella, experto en recursos humanos y al frente de la consultora Think&Action. Su fórmula es la del “4×2”: pensar siempre cuatro ventajas y un par de mejoras. Además hay que preparar el “¿por qué te tengo que elegir a ti?” o preguntas atípicas, “para mostrar que sabemos argumentar bien, que es lo que importa”.

4×2: Botella aconseja ir a las entrevistas con cuatro fortalezas y dos debilidades pensadas

Lo que no se dice también cuenta. “Todo el lenguaje no verbal lo solemos pasar por alto”, advierte. Pone la atención en las manos. “Cuando el entrevistador deja de mirar a la cara normalmente mira a las manos. Hay que tenerlas cuidadas, tanto en mujeres como hombres. Al hablar, que sean una boca más, pero sin moverlas exageradamente o con el puño cerrado”, aconseja. En vestimenta, recomienda no pasarse de formal si no es lo nuestro. “Mejor no engañar, no forzar la vestimenta si no es tu estilo. Hay que ir cómodo”.

Para cerrar, no irse sin saber lo importante: ¿cuál es el salario? “Si no lo dicen, hay que preguntar por una banda salarial en el turno final… salvo que nos hayan dicho que se trata en otra entrevista”, afirma.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *