Pradales y Andueza buscan el choque con Otxandiano para inclinar la balanza de los indecisos en el País Vasco

Equipo
By Equipo
11 Min Read

El debate electoral organizado por ETB, que estuvo en duda de poder realizarse debido al ataque con espray que sufrió esta tarde el candidato del PNV, Imanol Pradales, ofreció la imagen de un choque directo entre los dos principales contendientes nacionalistas. En él afloró el contexto de una gran incertidumbre, que ha elevado la temperatura de la carrera electoral y provocado las primeras señales de alarma ante la posibilidad de que EH Bildu gane por primera vez las elecciones vascas y de que una eventual suma entre PNV y PSE no alcance la mayoría absoluta en el nuevo Parlamento Vasco.

El candidato del PNV en las autonómicas de este domingo, Imanol Pradales, aún con molestias en los ojos tras el ataque sufrido apenas dos horas antes del debate, buscó el cuerpo a cuerpo con el aspirante de EH Bildu, Pello Otxandiano, que visualizó ser el favorito en las últimas encuestas al convertirse en el objetivo de todos a batir, especialmente tras haber rehuido calificar a ETA como grupo terrorista en una entrevista radiofónica, lo que le había costado críticas por parte del resto de partidos y de asociaciones de víctimas de ETA.

Todos los candidatos tuvieron palabras de solidaridad con el candidato jeltzale: «Condenamos toda violencia en la política». Amaia Martínez, candidata de Vox, aprovechó también para hacer referencia a los incidentes que tuvieron lugar la tarde de ayer en San Sebastián: «Espero que se encuentren también bien nuestros afiliados, que hoy han tenido que abandonar un mitin por culpa de una turba de proetarras que les han lanzado piedras».

Andueza asegura que no pactará con EH Bildu

El mayor interés estuvo en el último bloque del debate, el cuarto, dedicado a la política de pactos que serán obligatorios desde el mismo lunes. El candidato socialista, Eneko Andueza, arrancó el último bloque negando que vaya a pactar con EH Bildu: «Lo he dicho por activa y por pasiva. Si está en mis manos, no voy a hacer lehendakari a ningún candidato de Bildu», aseguró el cabeza de lista de PSE-EE. «Si Bildu gana las elecciones yo lo que voy a hacer es llamar al PNV y PSE y presentarles un proyecto de país», contestó Otxandiano. Por su parte, la candidata de Podemos, Miren Gorrotxategi, mostró su contrariedad por la posición de Bildu, dado que su aspirante, Pello Otxandiano, no para de afirmar que quiere un pacto con el PNV. En esta línea, Pradales añadió: «El problema que tiene Sortu es que hasta que no apruebe la asignatura ética, no se puede hablar con ellos. El día 22 llamaré a todos las fuerzas políticas de Euskadi que presenten un ‘para qué’?».

Otxandiano respondió a las ‘líneas rojas’ marcadas por Andueza haciendo alusión a los desacuerdos que ha habido durante esta legislatura entre PNV y PSE: «Hay que dar paso a una política de cooperación. Va a haber un Parlamento con una mayoría de izquierdas y con una mayoría abrumadoramente soberanista abertzale». A lo que Pradales respondió: «No ha aprobado ningún presupuesto vasco en los últimos seis años. ¿Esa es su manera de cooperar en Euskadi?».

Por su parte, Andueza apostó con el candidato del PP, Javier De Andrés: «Si yo cumplo con mi palabra y no pacto con EH Bildu, usted dimite como parlamentario. Si no la cumplo el que dimite soy yo«. Otxandiano sobre los posibles pactos afirmó: «Al único al que dejamos fuera de la gobernabilidad es a la derecha reaccionaria. Con el resto tenemos que ser capaces de hacer un proyecto de país». A lo que Amaia Martínez, de Vox, respondió: «No se como tiene la poca vergüenza este señor de darnos una sola lección».

El primer bloque trató sobre la economía, una de las principales preocupaciones de la sociedad vasca. Imanol Pradales, candidato por el PNV, aseguró estar orgulloso de vivir en la comunidad que tiene las tasas de paro y pobreza más bajas del estado. Tenemos un buen modelo económico y no lo podemos poner en riesgo«, aseguró. Por su parte, los candidatos de EH Bildu y PSE, Otxandiano y Andueza, abogaron por un cambio: «Por una economía fuerte basada en las mejores condiciones laborales de los trabajadores».

El resto de los candidatos centraron su turno para hacer referencia a la situación de la vivienda, y el difícil acceso a la misma en el País Vasco. Alba García, candidata de Sumar, apostó por una «política de vivienda valiente, para que las familias no destinen la mitad de su sueldo a ella».

Pello Otxandiano, por su parte, insistió en que la economía vasca tiene elementos de mejora. Cuando veo los programas de PNV y EH Bildu veo «puntos de encuentro», recalcó. Algo sobre lo que Pradales discrepó: «Siento discrepar con el señor Otxandiano pero no estoy de acuerdo con un programa de Bildu que dice que hay que aumentar 5.000 millones los impuestos a la ciudadanía vasca», y añadió, «de hecho, su política económica me parece un despropósito».

Las críticas a Osakidetza centran el bloque de los servicios públicos

Pello Otxandiano arrancó el segundo bloque: «Observamos un cierto deterioro de los servicios públicos, en especial de Osakidetza. Nadie pone en cuestión que tenemos un grave problema en Osakidetza», aseguró. Algo con lo que coincidieron el resto de candidatos, a excepción de Imanol Pradales. «El modelo del PNV es desmantelar la Sanidad Pública y no podemos permitir que haya una salud para ricos y otra para pobres», aseguró Alba García, candidata de Sumar. Pradales por su parte, aprovechó su turno para agradecer a los oftalmólogos, Endika y Sofía, que le habían atendido tras la agresión sufrida esa misma tarde: «Yo con la salud no juego».

«Es claro el deterioro de Osakidetza en los últimos años. Los profesionales llevan tiempo inmersos explicándolo. No es una buena política la que niega un problema. Lo que no se puede hacer es hacer promesas que no se han cumplido cuando se ha podido», añadió Pello Otxandiano haciendo alusión a la gestión del PNV. «Señor Otxandiano, la Sanidad no se arregla con radiografías se arregla a través de propuestas», interpeló Andueza al candidato de la formación soberanista, después de la intervención de este centrada en denunciar la situación actual de Osakidetza.

Imanol Pradales se defendió diciendo: «Esto es un seis contra uno. Es cierto que hay cosas que mejorar pero me molesta especialmente que se hable del deterioro de Osakidetza porque realmente tenemos un gran sistema de Salud», dijo el candidato jeltzale. A lo que Otxandiano le espetó: «Todo esto que propone ahora, ¿por qué no se ha implementado en sus ocho años de Gobierno?». Pradales hizo referencia a la pandemia y sus consecuencia, tras lo que Otxandiano remarcó: «Todo esto que se propone ahora se debería haber puesto en marcha hace años», y concluyó volviendo a interpelar a Pradales: «Ustedes vienen hoy a hacer promesas que no se han cumplido». Los candidatos del Gobierno Vasco, PNV y PSE, reclamaron al aspirante de Bildu que concretase sus propuestas para arreglar la sanidad vasca. Otxandiano se defendió afirmando que ya se presentó una «propuesta integral», pero no concretó nada más.

Los candidatos se abren a una reforma del autogobierno que blinde los derechos sociales

El tercer bloque lo arrancó el candidato del PNV, Imanol Pradales: «El Estatuto de Guernica debe lograrse de una vez y como lehendakari intentaré conseguirlo para dar ese salto cualitativo», afirmó. Eneko Andueza por su parte aseguró que: «El partido socialista no va a participar en ninguna aventura que venga de la mano de Bildu ni tampoco de la del PNV, que parece que en este caso van de la mano. Señor Otxandiano, ¿quiere usted lo mismo que Cataluña?», interpeló al candidato de Bildu, pero una vez más, Otxandiano no contestó. Ante su ausencia de respuesta, Andueza continuó interpelando con vehemencia: «¿Señor Otxandiano, quiere usted la independencia?», pero el candidato de Bildu volvió a guardar silencio.

Pello Otxandiano respondió más tarde de forma indirecta: «Necesitamos un nuevo estatus político, una nueva relación con el Estado. Tenemos que articular un estatus político para poder defenderlo juntos porque se ha abierto una nueva oportunidad. Por primera vez en la historia de este país un presidente del Gobierno ha abierto esa posibilidad». A lo que Andueza insistió: «¿Pero va a abrir usted un proceso soberanista?». El candidato de Bildu apuntó: «Yo soy independentista legítimamente pero lo que hoy estoy planteando es llegar a un acuerdo con el Estado español, y para eso primero hay que llegar a un acuerdo en el ‘país’ (en relación a Euskadi). Lo que está claro es que el próximo Parlamento va a ser abrumadoramente independentista», se escudó.

Por su parte, la única candidata que se mostró abiertamente contraria al concierto político vasco fue Amaia Martínez (Vox) quien propuso eliminarlo: «No beneficia a la ciudadanía, solo a las clases política nacionalista. Nosotros queremos la igualdad de todos los españoles antes la ley».

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *