Cinco beneficios fiscales para pagar menos en la declaración de la renta 2023

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Más de veinte millones de ciudadanos están obligados a pasar cuentas con la Agencia Tributaria en la campaña de la renta 2023-2024. La previsión de este organismo es ingresar 18.908 millones de euros procedentes de los siete millones de contribuyentes a los que les tocará pagar este año. Desde el Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) recomiendan tener en cuenta y aplicar todos los beneficios fiscales a los que se tiene derecho para reducir la factura de Hacienda. 

Entre las rebajas fiscales más destacadas para aminorar la cuantía a ingresar, destacan las cinco siguientes: 

Hasta 8.500 euros 

Reducción por aportación a planes de pensiones o de empleo

Las aportaciones a los sistemas de previsión social continúan dando derecho a reducir la base imponible -la suma de ingresos y rentas de un contribuyente durante un año-. Así, cualquier ciudadano puede reducirse hasta 1.500 euros de las aportaciones a un plan de pensiones. Cuantía que, no obstante, no puede superar el 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo. 

Este límite se incrementa hasta los 8.500 euros si el aporte es para planes de pensiones de empleo, que promueven empresas e instituciones para sus empleados. Reducción que en el caso de trabajadores autónomos se limita a 4.250 euros, aparte de los  1.500 euros destinados a planes individuales.

Imagen de archivo de una delegación de Hacienda en Madrid

Imagen de archivo de una delegación de Hacienda en Madrid

Emilia Gutiérrez

La reducción por aportaciones a sistemas de previsión social es una manera de «diferir» el pago de impuestos, reconoce Rubén Gimeno, secretario técnico del REAF Asesores Fiscales, puesto que una vez se retira dinero del plan, se deberá tributar por ello, pero con un matiz: si las aportaciones se realizaron antes del 2006, «si se rescata en forma de capital todo de golpe, se puede reducir hasta un 40%» del importe. 

Hasta 1.000 euros

Deducciones por mejora de la eficiencia energética en la vivienda habitual

Asimismo, se pueden beneficiar de tres deducciones -no de manera simultánea- los contribuyentes que hayan realizado obras de mejora de la eficiencia energética en una vivienda habitual, aunque esta esté alquilada. La primera permite una deducción de hasta un 20% de las cantidades satisfechas por obras que ayuden a reducir al menos un 7% en la demanda de calefacción y refrigeración. También es posible deducirse el 40% de las cantidades satisfechas por obras realizadas para reducir al menos un 30% del consumo de energía primaria no renovable o que mejoren la eficiencia energética de la vivienda para obtener una clasificación A o B.

Solarprofit instalación placas fotovoltaicas

Instalación de placas fotovoltaicas en un tejado 

Archivo

Por último, se establece una tercera deducción por obras de rehabilitación que mejoren la eficiencia energética en edificios de uso predominante residencial. Para aplicar estas deducciones «hay que tener dos certificados de eficiencia energética –expedidos por un profesional–, uno con fecha anterior a la obra y otro con fecha posterior a la misma», recuerdan desde REAF.

Hasta 3.000 euros

Deducción por compra de vehículo eléctrico

Por otro lado, los contribuyentes que hayan adquirido un coche eléctrico nuevo también cuentan con incentivo en la campaña de la renta de este año, ya que se introduce una deducción del 15% del valor de compra de un vehículo eléctrico, con el límite de 20.000 euros. Para poder beneficiarse de esta rebaja fiscal es imprescindible que la adquisición se hubiera realizado entre el 30 de junio del 2023 y el 31 de diciembre de aquel año. También se contempla la aplicación de la deducción en caso de entregas a cuenta dentro de dicho plazo y en ciertas condiciones. A través de esta deducción, el contribuyente puede reducirse hasta 3.000 euros. Otro requisito es que el coche adquirido tiene que ser nuevo «y no de KM 0», aclara Gimeno. 

Hasta 600 euros

Instalación de un sistema de recarga de baterías para coche eléctrico

Además, puede aplicarse una deducción del 15%, con una base máxima de 4.000 euros, del coste satisfecho por la instalación, dentro del mismo período anterior, de sistemas de recargas de baterías para vehículos eléctricos. Para beneficiarse de esta deducción, el contribuyente debe instalarse el sistema de recarga en su vivienda o parking de propiedad -de una comunidad de vecinos, por ejemplo-. «La norma limita esta deducción a un inmueble no afecto a una actividad económica. Si tengo una empresa o tienda no valdría», matiza Gimeno. La deducción puede llegar hasta los 600 euros, pero advierte que el importe de la factura «no puede pagarse en efectivo».

Hasta 2.200 euros 

La deducción por maternidad se amplía 

Las madres con hijos menores de tres años que en el momento del nacimiento estuvieran cobrando una prestación por desempleo también tendrán derecho a la deducción fiscal por maternidad de 1.200 euros anuales, de la que solo se beneficiaban hasta la anterior campaña de la renta aquellas mujeres que trabajaban. Otro supuesto que da derecho a la deducción por maternidad es haber cotizado 30 días o más con posterioridad al nacimiento. Además, las mujeres que cobran esta deducción podrán deducirse hasta 1.000 euros adicionales por gastos de custodia del hijo menor de tres años en guarderías o centros de educación infantil. 

Por último y antes de confirmar el borrador es preciso prestar atención al listado de deducciones que se aplican de manera específica en cada comunidad autónoma. Otros beneficios fiscales con los que el contribuyente puede ahorrar cientos de euros en la renta. 

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *