El Banco de España no permitirá suavizar las condiciones de crédito a la vivienda

Equipo
By Equipo
6 Min Read

El Banco de España lanza un aviso a los bancos y al Gobierno: no permitirá un relajamiento en las condiciones de concesión de hipotecas, por muy baja que sea la deuda crediticia de las familias y muy elevada la necesidad de mejorar el acceso a la vivienda. Su mensaje coincide con una contracción en los créditos hipotecarios, nuevos planes de construcción de viviendas auspiciados por el Gobierno y el lanzamiento de medidas como la de conceder avales del ICO a jóvenes por el 20% del préstamo.

«El riesgo de crédito seguirá siendo durante muchos años una prioridad supervisora y en ningún caso vamos a permitir que haya una suavización de los criterios de concesión de crédito a la vivienda», ha afirmado la directora general de Supervisión del Banco de España, Mercedes Olano. El modelo bancario se centra en la concesión de crédito, y la vivienda concentra la mayor parte del mismo, explica.

Olano ha realizado esta advertencia durante la presentación del informe anual de supervisión del Banco de España. La institución se encuentra «relativamente tranquila» con el actual riesgo promotor e hipotecario y ve «díficil» un contagio desde otros países donde el mercado hipotecario sí genera tensiones. Sin embargo, insiste en que no bajará la guardia.

Tres bancos españoles en la gran inspección inmobiliaria europea

Durante el año pasado, el Banco de España inspeccionó tres bancos españoles como parte de una campaña europea para detectar riesgos en el sector inmobiliario. La campaña se dirigió a casi una veintena de bancos europeos y detectó varias debilidades en la zona euro relacionadas con la forma de concesión de créditos, provisiones y valoración de colaterales. «En general, las entidades españolas han tenido buen comportamiento», ha indicado Olano.

Al margen de estas campañas europeas, el Banco de España realizó el año pasado 19 inspecciones in situ a bancos españoles. Seis de ellas se orientaron a los riesgos en la concesión de crédito, tres a los modelos de negocio y dos a los riesgos tecnológicos. Se enviaron 93 escritos con 508 requerimientos, en un ejercicio en el que se prestó atención a la resiliencia de los bancos frente eventos macrofinancieros y geopolíticos.

Análisis de proveedores para calibrar la exposición a Israel

Los supervisores del Banco de España están observando con mucha atención la situación geopolítica tras el ataque del pasado fin de semana de Irán a Israel, que podría afectar a la concesión de créditos. También analizan la cadena de proveedores tecnológicos de los bancos españoles, en busca de empresas israelíes cuyos servicios puedan fallar por un conflicto más amplio en su país. Olano ha asegurado que, tras analizar una cadena de subcontrataciones de diez eslabones, no se han detectado riesgos.

Otro elemento que observan con atención los supervisores son los depósitos de los bancos. De las 153 actuaciones supervisoras del año pasado, 43 tienen relación con cuentas y depósitos. «La crisis del año pasado en Estados Unidos ha puesto encima de la mesa un riesgo de liquidez y de salida de depósitos», lo que ha hecho que el Banco de España lance «una revisión de la estructura de depósitos.

Oleada de reclamaciones por fraudes online

También preocupan las «muchísimas reclamaciones de los consumidores» relacionadas con los ciberataques y los fraudes. Para fijar un criterio, el Banco de España está prestando atención a si los consumidores afectados llegaron a realizar o no una doble autenticación, lo que puede servir de indicio para determinar la existencia de estafa. «Es lo que tenemos para distinguir entre un fraude claro y una cuestión de mal uso de las claves de autenticación», ha indicado Olano.

Hay otros asuntos de interés, incluida alguna suspicacia acerca de la futura autoridad de defensa del cliente financiero. La directora de Supervisión advierte de que el nuevo organismo impedirá al Banco de España tener acceso directo a las quejas de los consumidores, a partir de las cuales realiza sus análisis y recomendaciones. «Vamos a necesitar una buena colaboración», ha indicado.

De Cos insiste en reclamar prudencia a los bancos

El informe anual de supervisión incluye una carta del gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en la que se reclama «prudencia» a los bancos tras el fuerte incremento de beneficios del año pasado. El aumento de rentabilidad, avisa, «solo se ha traducido de manera modesta en un incremento de la solvencia».

«Las entidades deben estar preparadas para un eventual deterioro de las carteras crediticias derivado del aumento del coste del servicio de la deuda para los acreditados», afirma.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *