«ETA fue una banda terrorista»

Equipo
By Equipo
4 Min Read

Pedro Sánchez, cuyo liderazgo al frente del PSOE y, especialmente, del Gobierno depende de su cercanía con EH Bildu, ha elegido este jueves lanzar un dardo al Partido Popular para criticar las palabras de Pello Otxandiano, candidato ‘abertzale’ en las elecciones vascas, que tanto el lunes como hoy evitó calificar a ETA como una banda terrorista. «No fue una banda armada, ni un movimiento de liberación nacional, como decía Aznar», afirmó Sánchez desde Bruselas, donde asistió a una reunión de primeros ministros para tratar la situación en Oriente Próximo. Hacía así referencia a unas palabras del expresidente popular en 1998, tras autorizar contactos con el entorno de la organización, antes de apostillar: «Fue una banda terrorista derrotada por la democracia española gracias a la unidad de todas las fuerzas políticas».

Días antes de estas declaraciones, la conversación acerca de la extinta organización terrorista entró de lleno en la recta final de la campaña vasca después de que el lunes pasado, Otxandiano, entrevistado en la Ser, calificara a la banda como un «grupo armado». Esto provocó los reproches de la mayoría de partidos políticos y de las asociaciones de víctimas de ETA, pero no ha tenido rectificación por el candidato de Bildu este jueves, cuando, de nuevo entrevistado en Radio Euskadi, desaprovechó la oportunidad para despejar la polémica y, aunque rebajó el tono pidiendo «perdón» si pudo «herir la sensibilidad de las víctimas», incluso comparó a la banda terrorista con la Guardia Civil.

«No se trata de condenar, se trata de asumir las responsabilidades que hubiera», dijo Otxandiano. Y añadió que entre ellas estaría la de «reconocer a todas las víctimas», incluidas las «torturas» ejercidas por miembros del Instituto Armado, en referencia a los GAL. Después de querer expresar su «cercanía al dolor de todas las víctimas y en especial a las víctimas de ETA«, sin rectificar sus palabras ni hablar de terrorismo, en un intento de justificación, el candidato designado por Arnaldo Otegi expuso que «una de las tradiciones políticas que hoy pertenece a EH Bildu fue agente del dolor en el pasado», pero que después se convirtió en «parte de la solución».

La banda, «fuera del foco»

A partir de ahí, Otxandiano quiso defender a su formación, que llevó en sus listas de las últimas municipales a miembros de ETA condenados por delitos de sangre, como «un agente de la reconciliación». Insistiendo en que ahora «pertenecen a otra generación», se comprometió a que, si es nombrado lendakari, asumirá la labor de «llevar este proceso hasta el final». Para ello, pidió que todo lo relacionado con ETA quede fuera del foco mediático.

Un deseo que parece difícil de cumplir a dos días vista de la jornada de votación, pues, tras estas declaraciones, este jueves por la tarde Sánchez se pronunció sobre la cuestión atacando al PP. También el propio Alberto Núñez Feijóo, en ruta por el País Vasco junto a Javier de Andrés, candidato popular, descreído con el perdón de Otxandiano. «Bildu todavía no está al lado de las víctimas», afirmó durante el penúltimo día de campaña en Guipúzcoa. Una línea parecida a la expresada por el PNV, empatado virtualmente con Bildu a la cabeza de las encuestas. Su nuevo candidato, Imanol Pradales, afirmó que el País Vasco se merece un lendakari «que condene todo tipo de violencia», también la de ETA.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *