Goodman confía en las sinergias con Chery y Ebro para dinamizar la logística

Equipo
By Equipo
4 Min Read

El acuerdo entre EV Motors, mediante la marca Ebro, y la china Chery Automobile para la reindustrialización de la antigua planta de Nissan en la Zona Franca de Barcelona abre una nueva etapa para la industria del motor en Catalunya. Ambas compañías tienen previsto iniciar el ensamblaje de los primeros vehículos este mismo año. Goodman, el gigante de la logística encargado de poner a punto y gestionar las instalaciones, contempla que su llegada sea un dinamizador del suelo logístico que gestiona directamente.

La compañía cuenta con 144.000 metros cuadrados repartidos en tres edificios multinivel en el recinto. “Podemos crear sinergias con los nuevos inquilinos al resolver sus necesidades logísticas o a través de sus proveedores”, comenta el director de Goodman en España, Ignacio Cuenca, quien añade que todavía no hay negociaciones en este aspecto.

La inmobiliaria se ha encargado de acondicionar el nuevo espacio del D-Hub

La empresa ha recibido el interés de potenciales clientes para ocupar este espacio, pero ha preferido esperar a que las negociaciones del apartado industrial se resuelvan. “Nunca planteamos este proyecto como únicamente logístico. Somos una promotora multiproducto y vimos claro que la reindustrialización era posible”, añade. La compañía fue la única que se presentó al concurso del Consorci de la Zona Franca.

La multinacional australiana, que tiene un contrato de explotación para los próximos 50 años, tiene un compromiso inversor de 100 millones de euros en la transformación de todo el recinto de 500.000 metros cuadrados. El D-Hub de Chery y EV Motors ocupará una parcela de unos 300.000 metros cuadrados, mientras que Silence, la marca de vehículos eléctricos de Acciona, cuenta con otra parcela de 70.000 metros cuadrados y Nissan mantiene 40.000 metros cuadrados. Los 100.000 cuadrados restantes están dedicados a logística.


Lee también

Gabriel Trindade

Horizontal

En los últimos meses, Goodman se ha encargado de acondicionar el espacio del D-Hub. Estas instalaciones estaban pensadas para un solo usuario en origen, y ahora han tenido que transformarse para acoger una estrategia con varias empresas. De esta forma, se han levantado nuevos espacios adaptados a las necesidades actuales de Chery y Ebro.

Todos los trabajos se han realizado aplicando una perspectiva de economía circular. La compañía se ha asegurado de que los materiales extraídos durante el proceso de demolición y desarrollo del terreno sean recuperados (reciclados y reutilizados localmente). La compañía también ha realizado una importante inversión para mejorar la accesibilidad de la zona y la integración del proyecto en su entorno desde el punto de vista urbanístico y arquitectónico.

En cuanto a los espacios logísticos, la principal nave tiene una superficie útil de 81.613 metros cuadrados, mientras que las otras dos son más pequeñas, con 42.348 metros cuadrados y 20.619. Todas las plataformas cuentan con elevados estándares de eficiencia energética, cubiertas solares y cargadores para vehículos eléctricos. También se han creado zonas verdes y de descanso para humanizar la zona.

Con activos bajo gestión por un valor total de 38.600 millones de euros, Goodman es el mayor grupo de propiedad inmobiliaria industrial que cotiza en la Bolsa de Australia, y uno de los mayores gestores de fondos especializados cotizados a nivel mundial. Cuenta con más de un millar de trabajadores en plantilla y 26 oficinas en 14 países.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *