La diferencia entre Taqa y la saudí STC

Equipo
By Equipo
7 Min Read

Primera reacción comprensiva del Gobierno al conocer la intención de Taqa de lanzar una oferta pública de adquisición de acciones (opa), conjuntamente con Criteria, por el 100% de Naturgy, Contraste claro con el desembarco del fondo soberano saudí STC en Telefónica, que encendió todas las alarmas en el Gobierno español.

“Los emiratíes, que ya son mayoritarios en Cepsa, participan en Enagás, vienen de la mano de un inversor como Criteria, que ofrece todas las garantías de compromiso inversor a largo plazo que parece que quieren colaborar en un plan industrial a largo plazo, que pueden asegurar el suministro de gas y un pacto de gestión con el socio español. Los saudíes, en cambio, se colaron en Telefónica sin avisar, buscando alcanzar una participación muy superior a la de cualquier otro accionista en la compañía de telecomunicaciones, un 10%, sin que se supiera cuál era su objetivo”, señalan fuentes del ejecutivo español consultadas por este diario.

En términos políticos ambos estados tiene características similares, regímenes autoritarios, sin libertades y opresivos para las mujeres, pero el enfoque de sus inversiones económica es diferente.

El gobierno de Arabia Saudí ha definido una trayectoria que intranquiliza a los gobiernos occidentales. En el ámbito de las telecomunicaciones, la afición al espionaje del príncipe heredero que lleva las riendas del Reino está sobradamente documentada. Desde los pinchazos de teléfonos, el control ilegal de decenas de miles de cuentas de twitter, ahora X, para controlar a opositores políticos y clanes familiares rivales o el fracaso de una inversión de Amazon en el país por el empeño del heredero en acceder a los datos guardados en los sistemas informáticos de la empresa.


Lee también

Manel Pérez

FOTO:ROSER VILALLONGA - UNA DE LAS TORRES DE LA SEDE CENTRAL DE LA CAIXA EN BARCELONA LUCE EL ROTULO DE CRITERIA, LA NUEVA SOCIEDAD.

“Naturgy necesitaba una definición de su estrategia que su actual composición accionarial hacía imposible”, destaca un conocido experto en el sector de la energía para contextualizar el movimiento de Criteria que está agitando la coctelera y que previsiblemente desembocará en la nueva alianza entre el holding catalán y Taqa, la empresa de Abu Dabi, para controlar la empresa.

El objetivo de Criteria, el brazo inversor de La Caixa, en esta operación es poner fin a la incertidumbre sobre la continuidad de los accionistas de Naturgy, sustituyendo los fondos de capital, que tienen en sus manos el 55% de sus acciones.

Los negociadores han informado a Albares de sus movimientos para no colisionar con la política exterior

Estos fondos de capital, por su propia naturaleza, plazos cortos de permanencia y búsqueda de una rápida rentabilidad financiera, están interesados en el cobro de dividendos y especialmente en la subida del precio de las acciones para obtener abundantes plusvalías en el momento de su segura salida de la empresa. Mucho menos en las políticas industriales a largo plazo.

Una filosofía radicalmente diferente a la de un inversor estable y de perspectiva indefinida como Criteria, que está presente en el capital de Naturgy – y de sus antecesoras: Gas Natural y Catalana de Gas- desde hace más de cuarenta años.

Y en el momento de buscar socios de relevo para la gasista, en las actuales circunstancias económicas y geopolíticas ha parecido casi imposible encontrar un socio español, tampoco europeo y que al mismo tiempo aporte conocimiento industrial y acceso directo a las fuentes de energía. La agenda verde de descarbonización y la decadencia relativa del negocio del gas (en los mercados más desarrollados parte de su consumo tiende a sustituirse parcialmente por energía renovables), están alejando a los inversores a largo plazo.

Desde la perspectiva geoestratégica, el tradicional paraguas de EE.UU., que aseguraba suministro regular de materias primas energéticas a cambio de la contribución económica europea al sostenimiento de su maquinaria de guerra global, se está agrietando y Europa busca acuerdos directos de suministro.

“Los emiratíes han venido de la mano de Criteria, con un plan industrial y con acceso a reservas de energía”

En ese mismo ámbito de acuerdos con los estados propietarios de los recursos, Naturgy ha dejado de ser el primer cliente de Argelia, primer vendedor de gas natural a España, superado por Italia y pronto por Alemania, y socio minoritario de Naturgy.

Pese a las especulaciones sobre la posible reacción contraria del gobierno argelino a un acuerdo de Naturgy con una empresa de Abu Dabi, fuentes del sector destacan que el emirato ha tenido siempre buenas relaciones con el país del norte de África y recuerdan que incluso fueron socios en el gasoducto Medgaz. Asimismo, fuentes de las negociaciones han asegurado que durante las negociaciones se ha consultado con el ministro de Asuntos exteriores, José Manuel Albares, a fin de asegurar que la operación no colisionaba con los intereses exteriores españoles.

Esto explica la aproximación de Criteria a Taqa, gestora de negocios energéticos vinculados al agua y la electricidad y con el músculo financiero indirecto de los recursos del emirato de Abu Dabi, que lo controla mayoritariamente a través de la Abu Dhabi Developmental Holding Company (ADQ) y que tiene ingentes reservas de gas que desea colocar en el mercado mundial.

Lee también


Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *