El PSOE se conforma con seguir siendo la muleta del nacionalismo

Equipo
By Equipo
5 Min Read

En un ejercicio de recato electoral, los socialistas vascos eligieron de eslogan de campaña para el 21-A ‘Vota al que decide’. La tendencia a elegir opciones locales en el País Vasco, de la misma forma que ocurrió hace dos meses en las gallegas con el BNG, sitúa al PSE por detrás de Bildu y PNV. En Ferraz lo asumen, aunque confían en que el hartazgo a la hegemonía del nacionalismo y la pésima fama de gestores de los independentistas les ayuden a recoger más apoyos de las urnas en unas elecciones que se prevén con más de un 20% de abstención.

En las manos de Eneko Andueza, candidato del PSE, estará la llave de la gobernabilidad del próximo ejecutivo regional, según todos los sondeos. A pesar de que el PSOE ganó en el País Vasco las elecciones generales del 23-J, la sociedad vasca tiende a la opción identitaria y le relega a un tercer puesto, eso sí, determinante.

Andueza ha estado las últimas semanas presentándose como esa «alternativa» al nacionalismo del PNV y al «soberanismo» de Bildu que podrá decantar la balanza e incluso podría ser garantía de formar parte del nuevo ejecutivo. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, intervino este viernes en Bilbao en el cierre de campaña y apeló precisamente al votante del 23-J que les dio la victoria en la región el pasado verano. Dijo que Andueza es un aval de «convivencia, progreso y estabilidad» para el País Vasco. «Un buen resultado del PSOE decidirá si avanzamos o retrocedemos, si progresamos o nos estancamos, no se puede progresar con la resignación de unos y la incertidumbre que aportan otros», advirtió Sánchez.

En esta ocasión, el presidente no lanzó críticas al PP y Vox, a los que suele confinar en una misma familia política, como hizo en el acto del pasado sábado. Y presumió de gestión reivindicando sus políticas en vivienda -que prometió «multiplicar por ocho»-, la reforma laboral -que negoció la vicepresidenta Yolanda Díaz- y sus iniciativas para pensiones y empleo.

Sánchez volvió a evitar menciones críticas a PNV y Bildu y le dejó ese papel a Andueza, que ha sido toda la campaña especialmente crítico con ambos, pero esta semana, sobre todo, con los abertzales, después de que Pello Otxandiano, candidato de Arnaldo Otegi, se negase a tildar a ETA de banda terrorista. Ambos partidos vascos son socios de investidura de Sánchez, pero el aliado prioritario del PSOE es el PNV por necesidad estratégica en Madrid y por pura aritmética. En el Congreso de los Diputados, Sánchez está pelado de apoyos y los mima como a ERC, Podemos y Junts.

El PSOE ya le dio a Bildu un ayuntamiento tan importante como el de Pamplona tras su acuerdo en diciembre, por lo que pueden poner sobre la mesa que en ese peaje del apoyo, la investidura de Sánchez ya estaría pagada. Y, no obstante, y antes incluso de que Otxandiano volviera a demostrar que Bildu es preso del pasado de Sortu, partido heredero de lo que fue Batasuna -brazo armado de la extinta ETA-, el discurso de Andueza y del socialismo vasco ya era de por sí mucho más duro con ellos.

Un tercer puesto clave

El Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) estima que el PSE logrará entre un 13,3% y 14,1% de los votos. El barómetro de GAD3 para ABC dice que un 12,6%. Todos los sondeos coinciden en que serán el tercer partido y que decidirán si gobierna Bildu o el PNV, que no aspiran a una mayoría absoluta. La sorpresa en las encuestas es que los independentistas se han puesto por delante del nacionalismo vasco por primera vez desde que el País Vasco celebró en 1980 sus primeras elecciones autonómicas en democracia.

Andueza le pidió el voto a los «decepcionados» con el PNV y a los que «no quieren ninguna deriva independentista», también a los votantes de Podemos y Sumar «hartos de ver como se pasan el día peleándose». Al dudoso que elija la papeleta de la «convivencia», que es la que lleva su nombre. Y al socialista le pidió que no se quede en casa este domingo.Al acto en Bilbao este viernes acudieron más de 1.000 simpatizantes socialistas, según la organización.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *