La Cámara Baja de EE.UU. pone fin al bloqueo trumpista y aprueba la ayuda a Ucrania e Israel

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Tras meses de bloqueo y negociaciones fallidas, finalmente la Cámara de Representantes de Estados Unidos ha aprobado este sábado cuatro propuestas legislativas, valoradas en 95.000 millones de dólares, para la asistencia a los dos grandes aliados en guerra, Ucrania e Israel, así como a Taiwán y otros países del Indopacífico, y una cuarta que incluye una serie de medidas de «seguridad nacional», como la prohibición de TikTok en caso de que siga siendo propiedad china o la autorización para que Joe Biden imponga sanciones a Irán. Para convertirse en leyes, las cuatro iniciativas deben pasar ahora por el Senado, donde se espera que sean aprobadas por la mayoría demócrata, y luego debe firmarlas Biden, que también se ha mostrado dispuesto a hacerlo.

El paquete incluye 60.800 millones para Ucrania, 26.400 millones para Israel y 8.100 millones para el Indopacífico

El acuerdo entre republicanos moderados y demócratas, propiciado en parte por la creciente tensión en Oriente Medio, ha posibilitado el avance de un paquete de ayuda similar al solicitado por la Casa Blanca hace seis meses, tras los ataques de Hamás a Israel el 7 de octubre. «Las medidas que tomamos hoy serán recordadas en el futuro como necesarias para nuestra seguridad nacional. Vladimir Putin está observando, Xi Jinping está observando, y los líderes de Irán y otros enemigos de EE.UU. están observando», ha dicho el republicano moderado Tom Cole, en defensa de la asistencia exterior en sesión parlamentaria.

El paquete de ayuda, llevado a votación por el presidente de la Cámara Baja, el republicano Mike Johnson, contempla 60.800 millones de dólares para Ucrania, 26.400 millones para Israel y 8.100 millones para los países del Indopacífico, principalmente Taiwán. A diferencia de un paquete similar aprobado hace dos meses en el Senado, en esta ocasión la ayuda se ha aprobado en cuatro votaciones distintas.

Lee también

Mientras la ayuda a Ucrania ha recibido los esperados votos en contra del sector ultraconservador de los republicanos y la aprobación unánime de los demócratas (311 votos a favor y 112 en contra), a la ayuda a Israel se han opuesto los demócratas progresistas (366 a 58), que llevan meses pidiendo que se condicione la ayuda al cese de bombardeos sobre población civil. Entre ellos, el congresista Mark Pocan, que ha remarcado la incapacidad de Washington de influir en los recientes ataques de Israel en Rafah: «Si (Netanyahu) no nos escucha en materia de seguridad nacional, ¿qué sentido tiene  confiarle más armas? Ya hemos tenido suficiente».

Entre el grupo de republicanos que se han opuesto a la asistencia a Ucrania, se encuentra una de las mayores aliadas de Donald Trump en el Congreso, Marjorie Taylor Greene, quien ha asegurado durante la sesión que la ayuda exterior distrae de los problemas domésticos de los estadounidenses. Según ella, representa el modelo «America last«, en contraposición con el lema trumpista «America first» (Estados Unidos primero).

El sector ultraconservador amenaza con destituir al presidente Mike Johnson

El cambio de postura de Johnson, que hasta ahora se había opuesto a llevar a votación la ayuda a Ucrania, no ha gustado entre el grupo ultraconservador republicano, agrupado en el Freedom Caucus, que esta semana ha amenazado con iniciar una moción de censura contra el speaker. Si este grupo del Congreso forma mayoría con suficientes demócratas, será la segunda vez esta legislatura en que se expulsa al presidente de la Cámara Baja, tras la destitución del anterior, Kevin McCarthy, el pasado octubre. Y será una muestra más de la fuerte división en el seno del Partido Republicano, que ha convertido a este Congreso en el más ingobernable en décadas.

La asistencia de 60.800 millones para Ucrania será agua bendita para un país en una situación crítica tras dos años de invasión rusa y con el conflicto estancado. El fin de la ayuda estadounidense ha hecho que en los últimos meses su armamento y municiones estén al mínimo, afectando a la moral del ejército mientras los rusos han ido ganando territorio progresivamente.

En el caso de Israel, el país ya recibe una ayuda anual aprobada hace más de una década en el Congreso estadounidense, de 3.800 millones de dólares, además del envío de miles de bombas, aviones de combate y demás armamento autorizado en las últimas semanas por la administración de Biden. Pero los 26.400 millones de dólares servirán para aumentar sus defensas antiaéreas después del ataque masivo de Irán el fin de semana pasado, y de la respuesta de Israel durante esta semana.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *