Al menos 58 muertos en un naufragio en la capital de República Centroafricana

Equipo
By Equipo
4 Min Read

Al menos 58 personas murieron y otras desaparecieron el viernes cuando una barcaza sobrecargada se hundió en el río Mpoko, en Bangui, capital de República Centroafricana, cuando  se dirigían a un funeral, según informaron las autoridades. 

«Pudimos recuperar 58 cadáveres, sin vida. No sabemos el número total de personas que se encuentran bajo el agua», declaró a Radio Güira el director general de Protección Civil, Thomas Djimasse, cuyos equipos llegaron al lugar 40 minutos después de la tragedia. 

Tras informar el gobierno el viernes, de un «un balance provisional de al menos 30 personas muertas, desaparecidas y varias heridas», no dio más detalles el sábado tras conocerse el aumento de las víctimas. «El Gobierno envía su más sentido pésame a las familias afligidas», prosiguió el portavoz del gobierno, Maxime Balalou, en un un discurso grabado el viernes y transmitido el sábado por la radio pública. También anunció la apertura de una investigación «para determinar las causas de esta tragedia así como las responsabilidades» y el establecimiento de un «sistema de apoyo excepcional a las familias de los víctimas», sin mayores detalles.

El barco de madera, llamado ballenero, transportaba a más de 300 personas, muy por encima de su capacidad, y se dirigía a Makolo, un pueblo a 45 kilómetros de Bangui, para asistir al funeral de un jefe de la aldea, afirmaron los testigos. En imágenes difundidas en las redes sociales, se puede ver como la embarcación se parte por la mitad apenas unos segundos después de abandonar el muelle y decenas de personas se tiran al agua. 

Ausencia del servicio de emergencias

Las familias siguen buscando a los desaparecidos por sus propios medios

Así lo confirma Maurice Kapenya, un testigo que iba detrás del barco «en una pequeña canoa», por falta de espacio a bordo y sacó a las primeras víctimas, entre ellas su propia hermana, con la ayuda de pescadores y residentes locales, antes de que llegara la ayuda. Algunos heridos fueron evacuados en mototaxis, como el de Francis Maka, que declaró a France Presse haber «llevado a más de diez personas al hospital comunitario».

Las familias seguían cerca del río el sábado, pagando los servicios de piragüistas para buscar a sus seres queridos aún desaparecidos, ya que los servicios de emergencias ya no se encontraban en el lugar, informó un periodista de France Presse.

Varios partidos de la oposición, como el Movimiento de Liberación del Pueblo Centroafricano, también expresaron su «solidaridad con las familias» y el Partido de Unidad Republicana (UNIR), convocaron al «luto nacional».

República Centroafricana es el segundo país menos desarrollado del mundo, indicó la ONU el año pasado, y escenario desde 2013 de una guerra civil mortal cuya intensidad ha disminuido desde 2018.

A finales de 2020, el más poderoso de los numerosos grupos armados que entonces se repartían dos tercios del territorio se alió en el seno del PCC y lanzó una ofensiva en Bangui para intentar derrocar al jefe de Estado, Faustin Archange Touadéra, que había pedido Moscú al rescate de su ejército indigente.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *