La Cámara de EE.UU. aprueba un proyecto de ley para prohibir TikTok, que ahora pasa al Senado

Equipo
By Equipo
5 Min Read

El Capitolio de Estados Unidos ha comenzado este fin de semana los trámites para prohibir la popular red social TikTok, al considerarla un instrumento de China que pone en riesgo la seguridad nacional. A última hora, esa prohibición se añadió en un paquete de leyes de ayuda a Ucrania, Israel y Taiwán, y ha sido aprobada este mismo sábado en una votación especial y mayoritaria: 360 votos contra 58.

La prohibición no es inmediata. Queda ahora que el Senado ratifique la ley y tras la firma del presidente Joe Biden, TikTok tendrá un año para vender su filial en EE.UU., ByteDance, a una empresa norteamericana o, de lo contrario, será vetada. Con eso, el legislativo estadounidense, con apoyo de la Casa Blanca, espera que TikTok deje de amasar datos de usuarios norteamericanos.

La llamada Ley para Proteger a los Americanos de Aplicaciones Controladas por Adversarios Extranjeros crearía un proceso para que el presidente, a través del FBI y las agencias de inteligencia, designe no sólo TikTok, sino todas las aplicaciones de redes sociales bajo el control de adversarios extranjeros, como China, Rusia, Irán y Corea del Norte, como amenazas a la seguridad nacional.

Las filiales norteamericanas deberían ser vendidas a empresas de EE.UU. en un plazo de nueve meses, que puede ser prorrogado tres si así lo dictamina el presidente.

Una vez que una aplicación se considere un riesgo, sería prohibida en tiendas de aplicaciones de teléfonos y tabletas y de servicios de alojamiento web, a menos que rompa lazos con entidades bajo el control de regímenes adversarios. La legislación sí cita específicamente a TikTok como el objeto de su tramitación.

Ya hubo un intento de forzar a TikTok a vender su filial norteamericana a principio de año, y la Cámara lo aprobó por una apabullante mayoría de 352 votos frente a 65, aunque al final quedó atascado en el Senado. Este nuevo proyecto ha sido revisado y, como ha sido atado a las ayudas a socios extranjeros, se espera su pronta aprobación en el Senado. Habrá un voto en esa Cámara seguramente la semana entrante.

Ambos partidos, así como funcionarios de seguridad nacional, han advertido en incontables comparecencias en el Capitolio de que TikTok supone una amenaza para la seguridad nacional. Denuncian que el Partido Comunista Chino puede estar usando la aplicación para acceder a datos privados y espiar a sus usuarios estadounidenses.

Además, se sospecha que China pueda estar manipulando el algoritmo que rige los vídeos en la red social para promover desinformación e interferir en los ciclos electorales que tienen lugar dentro de EE.UU. Esto se debe a que en China hay un control total de las empresas por parte del régimen comunista, sin regulaciones de transparencia.

TikTok alude a la libertad de expresión

TikTok ha respondido que este proyecto de ley equivale a una prohibición que violaría los derechos de libertad de expresión de sus 170 millones de usuarios registrados en EE.UU. y dañaría a las pequeñas empresas e influencers que llegan al público a través de esa aplicación.

«Es lamentable que la Cámara de Representantes esté utilizando la ayuda de asistencia extranjera y humanitaria, tan importante, para impulsar una vez más un proyecto de ley de prohibición que pisotearía los derechos de libre expresión de 170 millones de estadounidenses, devastaría siete millones de empresas y cerraría una plataforma que contribuye con 24.000 millones de dólares a la economía de EE.UU. anualmente», dijo la empresa en un comunicado.

Se da la circunstancia de que muchos de los que han pedido esta prohibición también hacen campaña en TikTok, como es el caso del presidente Biden. De hecho, unos pocos diputados y senadores se han opuesto al veto. Es el caso de Jamal Bowman, un demócrata que tiene 240.000 seguidores en esa red social.

«Mucha gente en el Capitolio parece estar ignorando que una prohibición total de TikTok perjudicaría los medios de vida de muchas personas de clase trabajadora, muchas de las cuales son personas de color», ha dicho Bowman. «Lo que necesitamos es aprobar una legislación integral de seguridad en redes sociales que proteja a las personas en todas las plataformas del alcance excesivo de las grandes tecnologías», ha recalcado.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *