Los municpios desmienten a Mascort y replican que no propusieron abrir piscinas privadas

Equipo
By Equipo
6 Min Read

La polémica sobre la apertura de piscinas privadas en zonas en situación de emergencia continúa. La Associació Catalana de Municipis (ACM) y la Federació de Municipis de Catalunya (FMC) han desmentido y rechazado las palabras del conseller David Mascort con las que éste ha venido reiterando que el Govern había pactado con estas entidades el decreto ley sobre piscinas públicas y privadas. Este decreto, aprobado por el Govern el pasado martes, deja en manos de los ayuntamientos la decisión de abrir las piscinas privadas (hoteles, campings y comunidades de propietarios) si las declaran refugio climático y las abren al público en general. El texto aún debe ser convalidado en la comisión permanente del Parlamanet.

El conseller declaró el sábado en RAC1 que el texto del decreto había sido acordado hasta la “última coma”. Sin embargo las entidades le contradicen.

Replican que trabajaron en un documento técnico centrado en la petición para reducir las  sanciones a los ayuntamientos (por un exceso de consumos de agua), pero “la regulación de las piscinas privadas como refugio climático no es algo hayamos propuesto nosotros”.

Las entidades municipalistas precisan que su trabajo se ha dirigido a que se consideraran refugio climático (y pudieran abrir) las piscinas públicas, pero su intención no era abrir la puerta a legitimar el uso de las privadas.

Nos preocupa que a las puertas del verano el Govern no sea claro con las medidas que hay que adoptar para hacer frente a la grave situación de sequía


FMC y ACM

“Nos preocupa que a las puertas del verano el Govern no sea claro con las medidas que hay que adoptar para hacer frente a la grave situación de sequía que sufre buena parte del país mientras nos traslada a nosotros la responsabilidad. Pedimos al Govern que no centrifugue las responsabilidades”, dicen. 

El objetivo de los ayuntamientos era, añaden, que los municipios que no dispongan de piscinas públicas, se les ayude a encontrar “soluciones viables”.

Polémica por el decreto

La polémica nace en la búsqueda de la solución para que los municipios en las zonas en situación de emergencia por sequía pudieran abrir este verano sus piscinas locales municipales, algo que hasta ahora está vetado.

Los ayuntamientos pretendían solo que se catalogase como refugio climático las piscinas municipales, algunas piscinas de clubs privados (que acogen campamientos de verano, por ejemplo…), o que donde no hubiera piscina municipal pero si piscina comunitaria, se pudiera dar a ésta un uso público.

Las entidades municipalistas negociaron esta cuestión, pero en el redactado final del decreto ley aprobado por el Govern el martes ha generado gran confusión. El texto introducido indica que las piscinas privadas en las que se haga un uso público (por ejemplo, las hoteles de las áreas comunitarias o de urbanizaciones) deben tener “idénticas condiciones de precios que las piscinas públicas”. 

Esa expresión levantó las alarmas en las entidades municipalistas. 

Y, de la misma manera, se rechaza el relato que introducen las explicaciones dadas desde el Govern en las qe se repite que son los ayuntamientos los que puedan declarar refugio climático las piscinas privadas, algo que las entidades municipalistas han interpretado como una manera de traspasarles una patata caliente. 

La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, invocó el martes la autonomía de los municipios para definir sus refugios publicos o privados por ser ellos los que mejor conocen la situación en cada caso.

El Govern tambien informó que los ayuntamientos deberían cambiar el plan local de sequía para introducir esos refugios y modificar en su caso las ordenanzas municipales para regular todos los extremos sobre la apertura de las piscinas privadas (en materia de seguridad, salvamento, seguros, aforos, horarios y demás…).

Lee también

El conseller dice que el decreto se ha redactado pensando en los municipios del interior

Tras la polemica desatada, el conseller David Mascort ha precisado que el decreto sobre refugios climatico no ha sido redactado con el ánimo o con la intención de que los establecimientos turísticos (hoteles, campings) o, incluso, comunidades de propietarios, puedan abrir sus puertas con permiso municipal. Y ha reiterado que la intención era simplemente dar “la oportunidad a que aquel municipio que no tiene piscina municipal pero dispone de un equipamiento privado pueda emplearlo como refugio climático”.

“Me parecería extraño; dudo que haya un ayuntamiento que haga una cosa como ésta”, ha afirmado Mascort.

Sin embargo, la Federació de Municipis se sostiene que desde el Govern se ha alimentado un relato que apunta a que sean los ayuntamientos los que definan qué piscinas privadas pueden abrir y cuáles no. 

Eduard Rivas, su presidente, ha venido reiterando que la Generalitat debería en todo caso establecer un régimen diferenciado y claro para las piscinas relacionadas con actividades económicas propiamente dichas, como son los hoteles o campings; y no ceder esa función a los ayuntamientos por entender que no les corresponde a ellos hacerlo.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *