Real Madrid-Barça: Final en el Bernabéu

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Final o final en el Bernabéu (21.00 horas) El clásico de este domingo supone esto para un Barça que aterriza tocado en el partido por su desilusión en la Champions. Si gana esta final se colocará a cinco puntos del Madrid con 18 por jugar. Lo seguirá teniendo difícil pero cobrará vida y podrá mantener vivo el sueño. Pero, si pierde, su temporada habrá terminado un 21 de abril. Mala cosa cuando no se llega ni a mayo con aspiraciones a levantar algún título. Una derrota le distanciaría a once puntos del líder y la Liga ya quedaría vista para sentencia. El Barcelona, normalmente la casa de las dagas voladoras, restaría de rodillas, en la lona y firmando una semana para ponerse a llorar.

Pero primero hay que jugar y no rendirse. Eso es lo que intentará un Barça al que le salió todo mal en la Champions el martes ante el PSG. Todo lo contrario que al inmortal Real Madrid, que se mantuvo en pie tras aguantar un acoso espectacular contra el City. Si el fútbol es un estado de ánimo, el conjunto blanco llega con mucha ventaja moral, con su entrenador haciendo bromas, con risas continuas en la sala de prensa y con la posibilidad no solo de encarrilar definitivamente el campeonato sino de propinar otro mandoble a su principal rival.

Al Barça le salió todo mal en Europa y al Madrid todo bien: el estado de ánimo es claramente blanco

Porque el Madrid ya le ha colocado dos directos a la mandíbula al Barça esta campaña. El primero en Montjuïc (1-2). El segundo, un tremebundo 4-1 en la final de la Supercopa de España y con la clara sensación de que el equipo de Ancelotti no quiso hacer más daño. Del partido de Montjuïc emergió un Gündogan criticando a sus compañeros por no mostrarse más rabiosos ante la derrota. Un Gündogan que también soliviantó al vestuario censurando a Araújo por su expulsión frente al PSG. El incendio en la cocina ya se ha apagado, según los futbolistas y Xavi. Habrá que demostrarlo sobre el campo este domingo.

Transformar la rabia y la frustración en acierto, competitividad y criterio. Tanto de los jugadores como del técnico, que regresa al banquillo en la Liga tras dos partidos de sanción. Después de ser expulsado también en la Champions, el clásico representa para Xavi una ocasión de enseñar si va aprendiendo o no a tener un poco de autocontrol. Con las pulsaciones bajas el de Terrassa reconoce sus errores pero a posteriori eso no ayuda a su equipo. Que el colegiado sea Soto Grado, que le birló un penalti al Barça en Getafe y le expulsó a él y a Raphinha no ayuda a priori pero el equipo blaugrana debería abstraerse de salida del aspecto arbitral. No entrar en cuestiones que no sean futbolísticas y mantener la cabeza fría.

El equipo blaugrana aspira a reivindicarse ante un rival que le ha pintado la cara dos veces esta temporada

Para el clásico Xavi recupera a Christensen y Sergi Roberto, sancionados en Europa. El danés tiene muchos números de entrar en la medular, ya sea por Pedri o por Frenkie de Jong. El resto es posible que sean los mismos que el martes, salvo que el técnico sacrificara a Raphinha y jugarán el canario y el neerlandés. En cuanto al Madrid Ancelotti puede contar con Tchouaméni, que no pudo estar en Manchester por tarjetas. Mendy, que no se entrenó este sábado, y Carvajal han estado entre algodones desde el miércoles pero se encuentran a disposición de su entrenador. Sí se esperan algunos cambios en el Madrid teniendo en cuenta el cansancio acumulado. Jugó un día más tarde que el Barça y tuvo que afrontar una prórroga.

El partido cruza dos rachas sensacionales. El Madrid no ha perdido ningún partido en el Bernabéu (solo ha mordido el polvo en una ocasión y fue en el Metropolitano). Apenas ha cedido dos empates en casa, ante el Rayo y el Atlético. Mientras, el Barça, con dificultades en Montjuïc, no conoce la derrota a domicilio en el campeonato. Unas tablas este domingo salvarían las dos rachas, pero el principal beneficiado sería el Madrid. Todo quedaría igual pero con un partido menos y con el average para los blancos. Al Barça solo le queda esta final. La del Bernabéu.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *