Una exploradora en la farmacia

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Hay una situación en mi carrera que periódicamente se repite. Cuando llevo a mi hija al parque, en una nueva ciudad, las madres de otros niños me preguntan donde trabaja mi marido. Y he de decirles que soy soltera y que soy yo quien he venido a trabajar a este país”. Sandra Orta (Terrassa, 1976), es desde hace un año directora general de la farmacéutica Bristol Myers Squibb (BMS) para España y Portugal, después de una carrera internacional que durante los últimos 15 años le ha llevado a vivir en 11 países de tres continentes, como directiva de multinacionales como Novartis, Pfizer o Roche. Licenciada en Farmacia por la UB “pronto vi las posibilidades que da la industria para tener un impacto grande y transformar el mundo”.

En 2022 volvió a España, primero como directora de marketing y estrategia de Almirall, y luego pasó a dirigir BMS. “Había pasado los dos años de la pandemia en Sudáfrica, desde donde dirigía las ventas de Roche en 21 países, sin ver a mi familia. A mí me crió mi abuela, mientras mi madre trabajaba para sacarme adelante, y su salud había empeorado mucho, así que sentí que había de volver”.

“Me gustan las personas. Me gustaría que aquí mi legado fuera haber dejado a la gente más feliz”

En BMS, Orta asume el reto de pilotar el giro estratégico de la compañía, que ha bajado ingresos con la pérdida de la patente de Revlimid y está recomponiendo su cartera de fármacos con la compra de empresas: Mirati Therapeutics –fármacos contra el cáncer, RayzeBio (radiofármacos) y Karuna (enfermedades neurodegenerativas)-. “Ahora nos focalizamos en lanzar fármacos para dolencias muy específicas, que afectan a pocos pacientes, pero que no tienen tratamiento y donde el impacto de nuestros medicamentos es inmenso”, principalmente en oncología, hematología y cardiovascular. “En 2024 lanzaremos 4 nuevos productos y 7 indicaciones nuevas en España”. Pese a ello, reconoce, recuperar las ventas llevará su tiempo.

BMS es la séptima empresa farmacéutica de España, con unas ventas que el año pasado alcanzaron los 530 millones de euros, y una plantilla de 400 personas. La firma invierte aquí 50 millones de euros al año en I+D. Una buena parte en ensayos clínicos (“tenemos 136 en marcha, con 3.400 pacientes”). El activo estrella del grupo en España es el Centro de Investigación Traslacional (Citre) de Sevilla, que utiliza análisis de datos e inteligencia artificial para investigar fármacos en su fase inicial.

GUSI

GUSI

CamScanner / Colaboradores

Más allá de la renovación de la cartera de productos, Orta está focalizada en transformar la cultura corporativa de BMS. “Hemos de cambiar el liderazgo. Las empresas están demasiado jerarquizadas, pero el látigo no funciona. La gente se pone una máscara, esconde sus emociones, y mata la creatividad”. En cambio, asegura, como directiva trata de “ser una más del equipo, darles la voz y pensar en cómo les puedo ayudar”. Esta estrategia, asegura “me ha funcionado en todas partes: la gente se siente más apoyada, trabaja más y con más ganas”.

Otro de los retos de las empresas, asegura, es cambiar la manera de trabajar para poder incorporar más diversidad. “Yo, por ejemplo, como madre soltera, no encajaba. Afortunadamente tuve el apoyo de mis jefes para pequeños cambios. Por ejemplo: poder viajar con mi hija y en lugar de ir a hoteles alojarme en Airbnbs. Así, en cualquier parte del mundo, al menos estaba con ella por la noche, para meterla en la cama. Yo lo digo con orgullo: soy una madre soltera en posición de liderazgo. Ahora yo misma puedo introducir esos cambios en BMS. Me gustaría que aquí mi legado fuera haber dejado a la gente más feliz”.

El trabajo –“me apasiona, me gustan las personas y me encanta lo que hago”- y la familia absorben su tiempo y relegan un tanto a sus aficiones: viajar, montar a caballo y esquiar. Su último reto es la bicicleta: se está preparando para participar en el “Country 2 Country 4 Cancer” una marcha ciclista solidaria de los empleados de BMS . “Son 300 km, entre Girona y Toulouse, así que haré lo que pueda. Y he instalado una bici estática en la oficina para entrenar cada día”. A su juicio, “el mundo no es de los más listos ni de los más ricos, como a veces nos dicen. Sino de los valientes”..

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *