“Esta obra asombra al mundo, es más grande que todos nosotros”

Equipo
By Equipo
6 Min Read

La obra viva más longeva

No hay en el mundo obra alguna como la Sagrada Família, ni civil ni religiosa. Emerge en el corazón de Barcelona. Generaciones de arquitectos, artesanos y artistas han puesto manos y talento en piedras que levitan. Nació hace casi un siglo como templo expiatorio (lo sufragamos personas que expiamos pecados con óbolos): “Es la obra viva más longeva del mundo”, dictamina Faulí. Las pautas de Gaudí –planos, maquetas, cripta, portada del Nacimiento– son poderosas: gaudinizan toda aportación de todo artista (Subirachs incluido). Gaudí lo sabía, divino inspirado: ordenó que en cada época los mejores artistas colaborasen, y Jordi Faulí custodia el genial guion. La Sagrada Família es la espiral cromosómica de Barcelona. No hay en el mundo obra como nuestra Sagrada Família.

Dónde estamos?

En el coro de la Sagrada Família, sobre la entrada de la nave.

¿En qué debo fijarme?

Vea qué hermosa luz, coloreada por las vidrieras, y las columnas ramificarse al ascender: ¡es un bosque!

¿La naturaleza inspiraba a Gaudí?

La naturaleza fue maestra de Gaudí.

¿Cuántos cantores caben aquí?

Seiscientos a la vez. Lo hemos probado. Y vea sus barandillas de hierro forjado.

Parecen pentagramas.

¡De himnos litúrgicos! Puede cantarlos, si sabe leerlos.

¿Gaudí lo diseñó así?

Aquí todo es como Gaudí quería.

Pero Gaudí murió hace…

El 10 de junio de 1926, arrollado por un tranvía.

¡Casi un siglo! ¿Cómo sabe lo que Gaudí quería?

Acompáñeme a mi despacho.

¿Ve esta maqueta de la Sagrada Familia?

De yeso, preciosa.

¿Ve este cuaderno de notas?

Apretado texto.

¿Ve este croquis de la planta del templo?

Detallado dibujo.

¡Todo de Gaudí! Pautas para sus discípulos, más lo que él construyó, patrón para todo el templo.

¿Y qué toca hacer ahora?

La capilla de la Asunción, 2024. La torre de Jesús, 2025. Y la coronaremos en el 2026: la cruz de cuatro brazos.

Veo aquí la maqueta de esa cruz…

Me reúno hoy con artistas candidatos a representar el Cordero Pascual que irá en el interior, en su parte alta.

¿Podré un día entrar en la cruz?

Hasta doce personas. La cruz medirá 17 metros de alto por 13,5 metros de lado, con paredes acristaladas: ¡las vistas más elevadas de Barcelona, a 162 metros de altura!

Me pido tanda, señor Faulí.

Y luego la entrada principal, ¡la portada de la Gloria!

Espectacular, veo en esta maqueta.

Sostenido por catorce finas columnas, sobre tu cabeza se alzará a 55 metros de altura un cielo de bóvedas ¡glorioso!

Parecen tubos de órgano…

Un nártex de linternas, veinte lucernarios: ¡mayestático!

¿Y esa amplia escalinata en la entrada?

Pasará por encima de la calle Mallorca: Gaudí la diseñó cuando delante había dos solares sin casas hasta la Diagonal.

¿Y cuándo se edificaron las manzanas de casas actuales?

A principios de 1975 Núñez i Navarro movió contactos y obtuvo permiso de la comisión de patrimonio de Barcelona, bendecido por Bellas Artes de Madrid.

Habrá que expropiar la manzana de Mallorca para cumplir con Gaudí…

No es momento aún de hablar de eso, ya hablaremos con el Ayuntamiento y encontraremos una solución justa para todos.

Usted se debe al plan de Gaudí, claro.

¡Hasta el final de mis días! La Sagrada Família será enteramente construida como el genio de Gaudí soñó y proyectó.

No duda usted ni un ápice.

Porque esto es más grande que todos nosotros. Nunca antes se habían visto estas formas en arquitectura.

¿No?

Es una arquitectura desconocida que hoy asombra al mundo: por eso Barcelona será sede mundial de la arquitectura en el 2026.

¿Cuál es su singularidad principal?

El uso de hiperboloides, paraboloides, conoides y helicoides.

¿Y en qué se traduce eso en esta obra?

En que no necesita contrafuertes. Y genera lucernarios. Y las columnas de base cuadrada, elevándose en su doble giro, devienen columnas circulares por arriba…

¿Qué más admira usted de Gaudí?

Dialogaba con picapedreros, yeseros, carpinteros, ceramistas, forjadores, albañiles, escultores… y captaba lo que cada uno podía aportar. Y se interesaba por todos.

¿Se hizo Gaudí retratar aquí?

Se negó. Pero al morir, un discípulo modeló su rostro en la figura subida en la barca de san José, portal de la Esperanza.

¿Desde cuándo ve la Sagrada Família?

Desde que nací, a tres calles de aquí.

¿Cómo entró en esta obra?

Jordi Bonet, mi antecesor, me examinó: le dibujé una columna de doble giro.

Para visitar el templo, ¿algún consejo?

¡Contemple! El templo habla a todo el que lo mira, a cada uno le dice algo.

¿Qué diría Gaudí si hoy lo visitase?

Que es la viva expresión del pueblo que lo hace, que eso es lo que él proyectó.

¡Gracias! Y vigile usted con el tranvía…

Ja, ja… Me gusta cómo está quedando en este tramo de la Diagonal, aquí abajo.

Lee también

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *