La UE se resiste a donar sus Patriots

Equipo
By Equipo
6 Min Read

Europa se resiste a ceder a Ucrania sus preciados Patriots. A pesar de las buenas palabras de los últimos días y el renovado “sentido de urgencia” que se transmite desde la Unión Europea y la OTAN, los Veintisiete se mostraron ayer dubitativos e incluso reacios a ceder estos sistemas avanzados de defensa antimisiles a Kyiv. Salvo por Alemania, ningún país ha anunciado el envío de nuevos equipos a Ucrania desde que Rusia recrudeció su campaña de ataques aéreos.

De fabricación estadounidense, los sistemas de defensa antimisiles Patriots, valorados en mil millones de euros por equipo, se consideran una parte integral de la defensa nacional de cada país, de ahí las reticencias a deshacerse de ellos a pesar de que la OTAN ha animado a los aliados a dar el paso. El Gobierno neerlandés admitió que es una decisión “difícil”. En la misma línea se expresó el ministro sueco de Defensa, Pål Jonson, cuyo Gobierno se plantea más bien contribuir económicamente a la compra de nuevos equipos para Ucrania y enviar, entretanto, el sistema portátil de corto alcance RBS-70. “Ahora que estáis todos alrededor de la mesa, es el momento de actuar, no de discutir”, dijo a los ministros de Exteriores y de Defensa europeos el jefe de la diplomacia ucraniana, Dmitró Kuleba, cuyo Gobierno reclama seis nuevas baterías Patriots.

Albares califica de “error” dar publicidad a la ayuda militar que se envía a Ucrania y no aclara qué hará España

La presión aumenta y el foco, cada vez más, se pone en España y Grecia, dos países alejados del frente de guerra que disponen de estos sistemas. Fuentes diplomáticas ucranianas han confirmado a este diario que el Gobierno de Volodímir Zelenski se ha vuelto a dirigir a España –que dispone de cuatro baterías Patriot, una de ellas, en Turquía– para pedirle que contribuya. La cuestión se abordó ya hace un año y entonces el ejecutivo de Pedro Sánchez se resistió, aunque sí envió misiles antiaéreos Nasams y entrena a militares ucranianos para su uso.

“España va a seguir apoyando a Ucrania, como lo ha hecho hasta ahora, en todo lo que necesite y esté en nuestra mano”, aseguró en declaraciones a la prensa en Luxemburgo el ministro de Exteriores, José Manuel Albares, que dijo no haberse sentido señalado durante el debate. El jefe de la diplomacia española evitó concretar si el nuevo paquete de ayuda militar que prepara el Ministerio de Defensa incluirá bien alguna batería de Patriots –o alguno de sus componentes– y calificó de “error” dar publicidad al tipo de equipamientos que se les envía. “Entrar en detalles no ayuda en nada a lo que queremos”, que es contribuir a la defensa de Ucrania y la protección de la población civil.

También Rumanía y Polonia disponen de Patriots pero su situación geográfica desaconseja que se desprendan de ellos y sus Gobiernos han dicho que sería preferible que se pidiera entregarlos a “países occidentales” más que a los que están cerca de la línea de guerra. “Hay algunos (Patriots) en Europa occidental que quizás serían más útiles desplegados en Ucrania”, dijo el ministro polaco, Radoslaw Sikorski

“Yo no tengo Patriots en Bruselas. Los Patriots los tienen las capitales y les corresponde a ellas tomar decisiones”, aseguró al término de la reunión, visiblemente frustrado por la falta de avances el alto representante de Política Exterior de la UE, Josep Borrell, que cree no obstante que hay un “entendimiento genuino” sobre la gravedad del momento y la urgencia por dar a Kyiv la ayuda que pide y que incluye, además, el envío de munición de calibre 155 mm. Todas las miradas está puestas en la reunión que los aliados de Ucrania celebraran, en el llamado f ormato Ramstein , este viernes en la ciudad alemana del mismo nombre. “El tema está maduro, ya está dicho todo. Ahora toca actuar”, zanjó Borrell.

La UE impone sanciones a los misiles de Irán

La Unión Europea ampliará su actual régimen de sanciones contra Irán para, en el terreno militar, incluir no solo la fabricación de drones sino también la producción de misiles así como los envíos de este material a sus aliados en Oriente Medio, incluidos los actores no estatales, además de Rusia. Así lo acordaron ayer en Luxemburgo los ministros de Exteriores y Defensa de los Veintisiete en respuesta al inédito ataque aéreo perpetrado hace diez días por Teherán contra Israel. El régimen de los ayatolás ha calificado de “acto vergonzoso” la respuesta europea. La UE también quiere incrementar la presión sobre Israel y ha empezado a examinar cómo ampliar el recién aprobado marco de sanciones contra los colonos violentos en Cisjordania. La ministra belga de Exteriores, Hadja Lahbib, propuso actuar no solo contra las personas responsables de los ataques sino a quienes les arman y les defienden. “Debemos ser equilibrados y asegurarnos de que no se nos acusa de aplicar un doble rasero”, recalcó.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *