por qué no consigo disfrutar con nada y cómo resolverlo

Equipo
By Equipo
5 Min Read

«No estoy bien, no sé lo que me pasa pero no me gusta», esta sensación abstracta sobre la insatisfacción es muy común. Seguro que escuchaste a alguien comentarla o incluso te has descubierto tu mismo en ella. Puede resultar paradójico, pero existen muchas realidades que nos demuestran cómo el ser humano, aun buscando la felicidad, se estanca en una insatisfacción continua. Repetimos diálogos internos, historias que nos narramos una y otra vez que perpetúan una construcción de la realidad insatisfactoria. Sin embargo, perdemos de vista que nuestro futuro está por construir, y que quizá estás deseando hacer algo nuevo. Y esto no significa esperar a que tus circunstancias cambien, sino ser el agente del cambio.

La satisfacción personal no es una meta que alcanzar y pasar a la siguiente, sino un buen acompañante para llegar al lugar que desees.

¿Por dónde empezar? ¿Qué hago para salir de la insatisfacción?

Generalmente, buscamos la respuesta fuera de nosotros y con el tiempo nos damos cuenta que esta proyección es contraproducente. Para la satisfacción personal necesitamos empezar desde dentro, desde la raíz de nuestro sufrimiento. Conocernos lo suficiente para aprender de nuestros patrones, nuestros viejos hábitos, y así poder ejecutar algún cambio necesario en ellos. No podemos esperar cambios haciendo siempre lo mismo, ni podemos aprender sin detenernos a observar y reflexionar sobre lo que hicimos. Esperar a que la vida cambie, esperar a que mejoren nuestras circunstancias o que se presente aquello que anhelamos, es dejar que la vida pase sin ser actores de ella. Nos convertimos en espectadores vacíos de sentido.

Necesitamos construir metas y objetivos que nos hagan sentir esa chispa de entusiasmo, de crecimiento personal, pero no podemos depositar en ellos todo el peso de nuestra satisfacción. Si lo hacemos, dejamos en las circunstancias y el azar nuestra felicidad: «Si lo consigo seré feliz, y si no me sentiré muy frustrado».

La satisfacción verdadera queda libre de dependencias. Libre de sentirte arrastrado por el resultado. Esta libertad la conseguimos si nos envolvemos de un sentido mayor, un propósito que le de un sentido al camino. De esta manera, los errores pueden ser vistos como correcciones para una siguiente acción y el objetivo toma una nueva forma en un nuevo eslabón del camino.

Cuando nuestro camino está conectado a una intención mayor, los objetivos son eslabones que pueden ser redefinidos. La vida cambia y sus circunstancias también, esto no depende de nosotros. Pero sí podemos estar conectados a ella, sin reproches, para encontrar el nuevo ajuste que seguirá guiando hacia donde deseo.

Porque no se trata de frenarnos ante los obstáculos sino aprender de ellos para seguir de nuevo. Aprender a construir tu «yo futuro» bajo el paraguas de un propósito mayor. Y aquí, en el camino, descubrir cómo en cada paso se genera un sentido para el siguiente, una satisfacción por descubrir cuál es el siguiente eslabón.

Y para empezar, te propongo que explores tu propósito, ese sentido mayor que engloba a los diferentes objetivos que tengas marcados. Una intención bondadosa que te acompañe a caminar de forma satisfactoria. Recuerda que una de las claves de la vida, es saberte acompañar en ella. Ser un buen guía para ti mismo cambiando la frustración por la construcción de un propósito mayor que te permita alcanzar tus objetivos. Trascender y relativizar aquello que te sucede en beneficio de un aprendizaje que te conduzca a ser mejor persona. Te invito a explorarlo en la siguiente meditación guiada, 7 minutos para que puedas indagar en tu propósito:

Video.

Cómo conectar con tu propósito de vida y alinear metas y valores. Haz clic en la imagen.


belén colomina

Y si quieres aprender más sobre meditación, cada domingo te espero en esta sección donde te acompaño con nuevas meditaciones guiadas y pequeñas reflexiones para mejorar tu bienestar diario. Espero puedan serte de utilidad y puedas acompañarte en el camino como un buen amigo lo haría.

Puedes saber más sobre mi trabajo en torno a los beneficios de la meditación en su libro ‘El poder sanador del silencio‘ (Grijalbo) y en la cuenta de instagram: @belencolomina.

Share This Article
Leave a comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *